Sujeto que asesinó y enterró a un hombre en San Borja fue sentenciado a 30 años de cárcel

El Fiscal Departamental de Beni, Gerardo Balderas, informó hoy que, en audiencia de medida cautelar y procedimiento abreviado, se demostró que José Durbano de 35 años de edad, es autor del Asesinato de Joaquín Coata Mayer de 40 años, quien perdió la vida a consecuencia de varios golpes que recibió en la cabeza con un martillo y luego fue enterrado en una estancia del municipio de San Borja el 01 de enero de 2024, ante ello, el Juzgado de Instrucción 1° determinó la pena máxima de 30 años de prisión a cumplir en el penal de Mocoví.

Fuente: FGE



“En este caso, en primera instancia se recibió una denuncia sobre la desaparición de la víctima del cual los familiares presumían que fue asesinado, ante los comentarios de comunarios iniciada la investigación el 14 de mayo de 2024 se pudo descubrir que fue asesinado y enterrado cerca de su domicilio ubicado en una estancia donde se encontraron los restos óseos, las pruebas colectadas como el registro del lugar del hecho donde se encontró el martillo, el muestrario fotográfico y declaraciones testificales fueron suficientes para que el autor sea sentenciado”, explicó Balderas.

La Fiscal del caso, Maritza Quispe Kuno, dijo que según los antecedentes la familia de Joaquín Cuata Mayer salió de la estancia Paraná el 30 de diciembre de 2023, para celebrar el fin de año, dejándolo solo en el lugar, pero al regresar no lo encontraron por lo que presumieron que se fue a trabajar empero al haber transcurrido un mes de su desaparición y ante los comentarios de algunos comunarios, que señalaron que el hombre había sido visto con otros dos sujetos, José Durbano Pache y Nicasio Oro Cari, con quienes había consumido bebidas alcohólicas, se presentó un denuncia a instancias policiales.

Tras una investigación, el cuerpo sin vida de Joaquín fue encontrado el 14 de mayo de 2024, a 700 metros en la estancia Paraná y se descubrió que fue asesinado con un martillo de metal, advirtiéndose en la cabeza cuatro orificios en forma circular, por ello se procedió a procesar a José Durbano, que ahora fue sentenciado, mientras el otro sujeto está prófugo de la justicia.