Trastornos del movimiento autoinmune: Pruebas para garantizar los mejores resultados para cada paciente

El Estrés, causante de las Enfermedades Autoinmunes|Aesthesis Psicologos Madrid

Ronald Palacios Castrillo

Con diferentes causas y una variedad de síntomas, los trastornos y fenómenos del movimiento autoinmune, que pueden ser atáxicos, hipocinéticos o hipercinéticos, a menudo se asocian con biomarcadores de anticuerpos.



La detección de estas pistas proporciona información que dirige los protocolos de tratamiento individualizados alineados con la gravedad de los síntomas, el tipo de anticuerpo descubierto y la presencia y ausencia de cáncer.

Trastornos del movimiento

El panel integral de trastornos del movimiento autoinmune se actualiza continuamente para incluir biomarcadores recientemente descubiertos y utiliza enfoques de prueba avanzados para detectar anticuerpos procesables.

Los resultados de las pruebas pueden ayudar a guiar el tratamiento adecuado, que puede incluir terapia oncológica, inmunoterapia y terapia sintomática.

Pruebas clave

Se actualiza continuamente para incluir los anticuerpos clínicamente procesables más relevantes para los pacientes con sospecha de sufrir trastornos del movimiento autoinmunes.

Incluye varios anticuerpos que se encuentran únicamente en los laboratorios de Mayo Clinic: Septin 5, Septin 7 y KLHL11.

La metodología avanzada proporciona sensibilidad y especificidad optimizadas.

Puede guiar la búsqueda de cáncer y/o la selección de tratamientos.

La Clinica Mayo hace la evaluación  de trastornos del movimiento autoinmunes  como  parte de un enfoque en evolución para las pruebas de trastornos neurológicos autoinmunes mediante evaluaciones de fenotipo específico que incluyen múltiples anticuerpos conocidos por sus asociaciones con enfermedades.

La prueba detecta trastornos neurológicos autoinmunes relacionados con el cáncer:  la nueva prueba Ma2 de Mayo Clinic Laboratories ayuda al diagnóstico de trastornos neurológicos autoinmunes que a menudo son causados ​​por un cáncer subyacente. El diagnóstico rápido es clave para prevenir discapacidades y enfermedades importantes.

El panel ampliado de trastornos del movimiento de los Laboratorios de Mayo Clinic identifica mejor las enfermedades autoinmunes. Se agregaron al panel cuatro biomarcadores identificados recientemente (septina-5, septina-7, neurocondrina y proteína adaptadora-3B2) y se ha demostrado que los cuatro responden a la inmunoterapia.

Autoanticuerpos de la proteína 11 similar a Kelch: un nuevo biomarcador de autoinmunidad neurológica asociada al cáncer testicular.  Recientemente, se descubrió a la proteína IgG similar a Kelch 11 (KLHL11) como un biomarcador específico del tumor de células germinales testiculares asociado a la autoinmunidad neurológica.

Un trastorno del movimiento puede ser causado por el sistema inmunológico del cuerpo, que está destinado a combatir infecciones, y ataca repentinamente al cerebro. Afortunadamente, un “trastorno autoinmune del movimiento” a menudo puede tratarse una vez que se descubre su causa.

Trastornos del espectro de la persona rígida

Si bien su presentación varía, la característica clínica y electrofisiológica unificadora de los trastornos del espectro de la persona rígida, que incluye el síndrome clásico de la persona rígida, las formas focales de la persona rígida (miembros rígidos y tronco rígido) y una forma encefalomielítica grave conocida como encefalomielitis progresiva con rigidez y mioclono (PERM): es la hiperexcitabilidad del sistema nervioso central.

El biomarcador IgG más común detectado en el espectro de la persona rígida es el anticuerpo GAD65; sin embargo, también se encuentran anticuerpos contra el receptor de glicina (GlyRα1), DPPX y anfifisina.

Dado que cada biomarcador está asociado con un pronóstico y un plan de tratamiento únicos, la detección de anticuerpos es fundamental para permitir la mejor respuesta terapéutica.

Disponible exclusivamente en los Laboratorios de Mayo Clinic.Evalúa la presencia de anticuerpos GAD65, GlyRα1, DPPX y anfifisina, que son los cuatro anticuerpos conocidos asociados con el trastorno.

Las pruebas especializadas ayudan a revertir los efectos del síndrome de la persona rígida: James Kypuros

Una mañana de verano, James Kypuros se despertó y encontró los dedos de sus pies rígidos como garras. Luego comenzó a sufrir caídas, que culminaron con la pérdida de su capacidad para caminar o incluso sentarse sin ayuda.

James, diagnosticado con el síndrome de la persona rígida, no encontró esperanza ni alivio hasta que Mayo Clinic lo tratara por el síndrome de anticuerpos receptores de glicina, luego de pruebas especializadas.

Recuperando su alegría: Joy Carol

Joy Carol, una luchadora tenaz, nunca perdió la esperanza de que se identificara una condición misteriosa que la había despojado de su capacidad de moverse. La esperanza se hizo realidad cuando una prueba de los Laboratorios de Mayo Clinic identificó la causa de su enfermedad  Ma2 y abrió la puerta a un tratamiento exitoso.

Enfermedad dirigida por autoanticuerpos contra Ma2

Los Laboratorios de Mayo Clinic han optimizado la detección de anticuerpos Ma2 mediante el desarrollo de un innovador ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas (ELISA).

Desarrollada por un equipo integrado de neurólogos de Mayo Clinic y expertos en pruebas de neurología autoinmune, su evaluación Ma2 ELISA proporciona una mayor sensibilidad para mejorar la detección de anticuerpos.

Las pruebas de Ma2 utilizadas junto con las evaluaciones del panel de trastornos del movimiento y encefalopatía autoinmune/paraneoplásica brindan la cobertura más completa y actualizada de anticuerpos autoinmunes/paraneoplásicos disponibles, brindando a los médicos la seguridad de que no se pasó nada por alto.

Las pruebas de Ma2 utilizadas junto con las evaluaciones del panel de trastornos del movimiento y encefalopatía autoinmune/paraneoplásica brindan la cobertura más completa y actualizada de anticuerpos autoinmunes/paraneoplásicos disponibles, brindando a los médicos tratantes la seguridad de que no se pasó nada por alto.

Debido a que el 32% de los pacientes con Ma2 presentan somnolencia diurna excesiva, la evaluación del neuropéptido orexina puede ayudar a confirmar el diagnóstico.