Ucrania continúa sus ataques sobre Crimea: alcanzó otro buque de guerra ruso en el mar Negro

Según estimaciones de Kiev, los misiles y drones ucranianos han logrado destruir alrededor de un tercio de la flota rusa en aguas enemigas.

Foto de archivo de varios navíos militares rusos en la bahía de Sebastopol, en la península ucraniana de Crimea (EFE/Sergei Ilnitsky)

Foto de archivo de varios navíos militares rusos en la bahía de Sebastopol, en la península ucraniana de Crimea (EFE/Sergei Ilnitsky)



 

(Con información de EFE y EP)

Fuente: infobae.com

Las fuerzas ucranianas alcanzaron el pasado 19 de mayo un buque portamisiles ruso en el puerto del mar Negro de Sebastopol, en la península ucraniana que Rusia se anexionó en 2014, según informó hoy el Estado Mayor ucraniano.

“Según información confirmada, en la noche del 19 de mayo las Fuerzas Armadas de Ucrania golpearon en Sebastopol el buque portamisiles ruso Ciclón del proyecto 22800″, dice el parte del Estado Mayor de Kiev.

El canal de Telegram Krimski Veter, que cubre acontecimientos censurados en Rusia que tienen lugar en la Crimea ocupada, informó el mismo 19 de mayo de un ataque contra el Ciclón con dos misiles balísticos estadounidenses ATACMS contra el buque Ciclón en el que habrían muerto seis marinos rusos y otros 11 habrían resultado heridos.

Ucrania ya informó el pasado fin de semana de la destrucción de otro barco de guerra ruso, en ese caso un dragaminas que también se encontraba en el puerto de Sebastopol.

Las autoridades rusas de Crimea negaron las informaciones y aseguraron que el ataque no había causado daños ni víctimas. Precisamente el fin de semana, la Inteligencia militar británica estimaba que los ataques ucranianos contra posiciones rusas en la península de Crimea acabarán provocando la “dispersión” de los efectivos aéreos de Rusia desplegados allí, y que ya se encuentran bastante “degradados”.

Según estimaciones de Kiev, los misiles y drones ucranianos han logrado destruir alrededor de un tercio de la Flota Rusa del mar Negro (EFE/Sergei Ilnitsky)

Según estimaciones de Kiev, los misiles y drones ucranianos han logrado destruir alrededor de un tercio de la Flota Rusa del mar Negro (EFE/Sergei Ilnitsky)

Desde el principio de la guerra, y pese a no tener prácticamente una flota propia, Ucrania ha logrado destruir numerosos buques de guerra rusos. Según estimaciones de Kiev, los misiles y drones ucranianos han logrado destruir alrededor de un tercio de la Flota Rusa del mar Negro.

Las autoridades rusas de la península de Crimea han denunciado el viernes de madrugada pasado un “ataque masivo” de drones ucranianos que, a pesar de haber sido “repelido”, ha provocado un corte de energía en la ciudad de Sebastopol, sin víctimas notificadas.

“Doy las gracias a nuestros militares, que han repelido con éxito un ataque enemigo masivo contra Sebastopol. Decenas de vehículos aéreos no tripulados (UAV, por sus siglas en inglés) y más de cinco embarcaciones no tripuladas han sido destruidas. Según el servicio de emergencias de Sebastopol, no ha habido víctimas”, ha informado el gobernador, Mijail Razvozhaev, en su canal de Telegram.

Tras ello, ha explicado que el fallo eléctrico ha sido provocado por la caída de los restos de un dron en parte de la infraestructura de la subestación eléctrica de la ciudad.

Por ese motivo, el gobernador de Sebastopol informó en Telegram sobre la cancelación de las clases en escuelas y jardines de infancia.

El Ministerio de Defensa de Rusia informó ese viernes del derribo de más de un centenar de drones ucranianos sobre la anexionada península de Crimea y tres regiones rusas durante la noche pasada.

Según el comunicado castrense, 51 drones fueron abatidos sobre el territorio crimeo, 44 sobre la región de Krasnodar, al sureste de la península, seis sobre la región de Bélgorod y uno sobre la de Kursk, la dos últimas fronterizas con Ucrania.

Además, los militares rusos informaron de que la noche anterior aviones y lanchas patrulleras destruyeron seis drones acuáticos ucranianos en las aguas del mar Negro.

El ataque con aparatos no tripulados ha sido uno de los más masivos lanzados por Ucrania, que intenta contrarrestar los últimos avances rusos en el este y sur.