Una niña de tres años quedó con el rostro desfigurado luego de ser atacada por su mascota. El hecho ocurrió en la ciudad de Oruro.

El responsable del Programa de Enfermedades Zoonóticas del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Oruro, Ernesto Vásquez, informó que, según las declaraciones de los padres de familia, la furia del animal se desató cuando vio a la niña dentro de su casa. El funcionario atribuyó el hecho a la irresponsabilidad.

“Este caso ha sido por el descuido de los padres que no se percataron que la niña entró a la casa del perro y el can al verla adentro la atacó”, dijo Vásquez.

La niña perdió parte del labio superior, tiene además desprendimiento de tejido del rostro y el pómulo. Ella recibe el tratamiento que corresponde en estos casos, es decir, las vacunas antirrábicas. Al momento su salud es estable.

Sin embargo, Vásquez dijo que la menor de edad requiere de cirugías reconstructivas.

El funcionario expresó su preocupación por el incremento de mordeduras de perros e informó que entre enero y el 15 de mayo se registraron en el departamento 1.314 casos, de ellos 1.089 en la ciudad de Oruro.

Del total de casos, se estima que en un 10% las víctimas son niños y un 80% las personas de entre 20 y 40 años de edad.