El gobernador electo de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, advirtió que el Gobierno está “urgido de dólares” y que en el afán de conseguirlos “le metió mano” a los ahorros de los trabajadores a través de las inversiones de la Gestora Pública.

“Urgido de dólares, el gobierno de Luis Arce tomó $us 500 millones de la Gestora de Pensiones. Es decir, el gobierno ‘le metió mano’ al ahorro de los bolivianos”, escribió en su cuenta de X.

Asimismo, el otrora líder cívico se preguntó: “¿En qué gastó el Gobierno el dinero de los trabajadores jubilados?”.

Luis Fernando Camacho

El cuestionamiento de Camacho tiene que ver con las inversiones que realizó la Gestora en el último tiempo.

El viernes, el gerente general de esa institución, Jaime Durán, informó que se invirtieron $us 250 millones en bonos cuyo rendimiento alcanzarán el 7% a tres años e irán en beneficio de los asegurados.

De ese total, según los datos que brindó, $us 200 millones fueron invertidos en bonos del Banco Central de Bolivia (BCB), a una tasa de interés de 6,5% a tres años plazo, y $us 50 millones en bonos del Tesoro de los Estados Unidos, a una tasa del 4,6%.

“El dinero del aporte de los bolivianos se debe invertir para generar rentabilidad. Y con esa rentabilidad, garantizar el pago de la jubilación. Sin ese dinero y sin la rentabilidad que genera, muy pronto NO habrá con qué pagar las jubilaciones”, agregó Camacho en su publicación.

Criticó al presidente Luis Arce y le pidió “una explicación” al país.

Gestora

“Sea responsable. Reconozca la crisis y trabaje en un plan serio para recuperar la economía boliviana”, reclamó.

Camacho está recluido en el penal de Chonchocoro, acusado en el caso Golpe de Estado I. Ese proceso busca esclarecer los hechos precedentes al derrocamiento del expresidente Evo Morales, en 2019.

En los hechos, Camacho lideró la protesta sobre un supuesto “fraude electoral” en las elecciones generales del 20 de octubre de ese año. Las movilizaciones cobraron fuerza con un motín policial y la sugerencia militar para que Morales dimita a su cargo.

En medio de esa fuerte crisis social y política, Morales dejó el cargo la tarde del 10 de noviembre.