El Consejo de Seguridad de la ONU apoyó la propuesta de Estados Unidos para una tregua en Gaza

La iniciativa presentada por Joe Biden establece un plan de tres fases para poner fin a la guerra en territorio palestino.

FOTO DE ARCHIVO: Votación de los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (REUTERS/Eduardo Munoz)FOTO DE ARCHIVO: Votación de los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (REUTERS/Eduardo Munoz)

Fuente: Infobae



 

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hoy una resolución presentada por Estados Unidos de apoyo a la propuesta de tregua que presentó el presidente Joe Biden el 31 de mayo, en la que se establece un plan de tres fases para poner fin a la guerra en Gaza.

La resolución insta a Israel y Hamas “a aplicar plenamente sus términos sin demora y sin condiciones” y a “aplicar plenamente sus términos sin demora y sin condiciones”.

La resolución fue aprobada por 14 votos a favor y la única abstención de Rusia, y supone ya la cuarta aprobada en el Consejo de Seguridad relativa a la guerra en Gaza, aunque las tras anteriores han quedado en papel mojado al negarse Israel a detener la guerra en el territorio palestino, una guerra que se ha cobrado ya más de 37.000 muertos.

Fotografía de archivo del presidente de EEUU Joe Biden (EFE/EPA/MICHEL EULER)Fotografía de archivo del presidente de EEUU Joe Biden (EFE/EPA/MICHEL EULER)

La resolución aprobada el lunes subraya “la importancia de los esfuerzos diplomáticos en curso de Egipto, Qatar y Estados Unidos encaminados a alcanzar un acuerdo global de alto el fuego, que conste de tres fases”. El Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, se encuentra en su octavo viaje a Oriente Próximo desde el 7 de octubre persiguiendo ese objetivo.

En el anuncio que hizo Biden el 31 de mayo de la nueva propuesta de alto el fuego se decía que comenzaría con un alto el fuego inicial de seis meses con la liberación de rehenes a cambio de prisioneros palestinos, la retirada de las fuerzas israelíes de las zonas pobladas de Gaza y el regreso de los civiles palestinos a todas las zonas del territorio.

La primera fase exige también la distribución segura de ayuda humanitaria “a escala en toda la Franja de Gaza”, lo que, según Biden, supondría la entrada diaria en Gaza de 600 camiones con ayuda.

En la segunda fase, la resolución dice que, con el acuerdo de Israel y Hamás, se producirá “un cese permanente de las hostilidades, a cambio de la liberación de todos los demás rehenes que aún permanecen en Gaza, y una retirada total de las fuerzas israelíes de Gaza”.

La tercera fase pondría en marcha “un gran plan plurianual de reconstrucción de Gaza y la devolución a sus familias de los restos de los rehenes fallecidos que aún permanezcan en Gaza”.

El borrador final de la resolución “subraya” que la propuesta dice que si las negociaciones duran más de seis semanas para la primera fase, “el alto el fuego seguirá mientras continúen las negociaciones”. Acoge con satisfacción “la disposición de Estados Unidos, Egipto y Qatar a trabajar para garantizar que las negociaciones sigan adelante hasta que se alcancen todos los acuerdos y pueda comenzar la segunda fase”.

La resolución rechaza cualquier intento de cambiar el territorio o la demografía de Gaza, o de reducir su tamaño, pero suprime la redacción que mencionaba específicamente la reducción mediante el establecimiento oficial o extraoficial de “las llamadas zonas tampón”.

Reitera el “compromiso inquebrantable del Consejo de Seguridad de hacer realidad la visión de una solución negociada de dos Estados en la que dos Estados democráticos, Israel y Palestina, convivan en paz dentro de fronteras seguras y reconocidas”.

Y subraya “la importancia de unificar la Franja de Gaza con Cisjordania bajo la Autoridad Palestina”. Esto es algo que el gobierno derechista del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu no ha aceptado.

(Con información de EFE y AP)