El Ejército de Corea del Sur acusó a soldados del régimen de Kim Jong-un de violar la línea fronteriza intercoreana

Los funcionarios de Seúl lanzaron disparos de advertencia tras la incursión. El incidente ocurrió en medio de crecientes tensiones por los recientes lanzamientos por parte de Pyongyang de globos que llevaban basura

 

El Ejército surcoreano acusó a soldados del régimen de Corea del Norte de violar la línea fronteriza (AFP/ARCHIVO)



El Ejército surcoreano acusó a soldados del régimen de Corea del Norte de violar la línea fronteriza (AFP/ARCHIVO)

 

(Con información de EFE)

Fuente: infobae.com

El ejército surcoreano informó este martes de que realizó recientemente varios disparos de advertencia después de que un grupo de soldados norcoreanos cruzó brevemente la frontera intercoreana en medio del recrudecimiento de la tensión entre los países vecinos.

“Alrededor de las 12.30 del 9 de junio (domingo) algunas tropas norcoreanas que trabajan dentro de la DMZ (Zona Desmilitarizada) invadieron la MDL (Línea de Demarcación Militar) y se desplazaron hacia el Norte después de que el ejército surcoreano hiciera transmisiones de advertencia y disparos de aviso”, detalló este martes el Estado Mayor Conjunto surcoreano (JCS) en un comunicado.

El JCS añadió que no se detectaron movimientos inusuales de las tropas de Pyongyang, que se desplazaron al lado norte de la línea inmediatamente después de los disparos, pero dijo que está vigilando de cerca los movimientos del ejército norcoreano y tomando las medidas necesarias de acuerdo a los procedimientos operativos.

El ambiente en la península coreana ha empeorado especialmente desde enero, cuando el Norte, que lleva casi cinco años rechazando invitaciones al diálogo, declaró al Sur como principal enemigo del país y eliminó la meta de la reunificación de la Constitución.

El dictador norcoreano, Kim Jong-un (REUTERS/ARCHIVO)

El dictador norcoreano, Kim Jong-un (REUTERS/ARCHIVO)

El ejército surcoreano revela este último episodio en las fricciones intercoreanas tras un repunte significativo de la tensión este pasado fin de semana con la reanudación del envío de centenares de globos llenos de deshechos por parte del Norte en respuesta al envío de propaganda antirégimen del Sur, y la reinstalación de altavoces propagandísticos surcoreanos en la frontera.

El envío de los globos por parte de Pyongyang llevó a Seúl a suspender el acuerdo militar intercoreano adoptado en 2018 para rebajar la tensión principalmente en la frontera -que el Norte ya había abandonado unilateralmente con anterioridad- y a anunciar que retomará los ejercicios de artillería en zonas fronterizas que pausó entonces como parte de las medidas conciliadoras.

El régimen de Corea del Norte envió cientos de globos repletos de desperdicios hacia Corea del Sur (REUTERS/ARCHIVO)

El régimen de Corea del Norte envió cientos de globos repletos de desperdicios hacia Corea del Sur (REUTERS/ARCHIVO)

Las autoridades dijeron que la suspensión entró en vigor casi en forma inmediata. Según una ley surcoreana relacionada, la suspensión del acuerdo requiere una notificación a Corea del Norte. Pero los funcionarios de defensa dijeron que dado que todos los canales de comunicación entre las dos Coreas siguen cortados, el anuncio de la suspensión serviría como una notificación a Corea del Norte.

Repleta de minas, la frontera terrestre entre los dos países es la más fuertemente armada del mundo, con cientos de miles de tropas de combate enfrentadas entre sí. Es un legado de la Guerra de Corea que se libró entre 1950 y 1953, la cual terminó con un armisticio y no con un tratado de paz.