Gobernador de Beni dice que la ABC era responsable del mantenimiento del puente Rapulo

La Felcc comenzó las investigaciones y pericias por el presunto delito de homicidio culposo por el puente que se desplomó dejando ocho muertos.

[Foto: GM Santa Ana del Yacuma] / El puente colapsado era la única vía de conexión entre Santa Ana y Trinidad.
Fuente: Unitel

 



Tras el trágico desplome del puente Rapulo, que dejó ocho personas muertas y varios heridos, el gobernador de Beni, Alejandro Unzueta, señaló a la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) por la falta de mantenimiento de la estructura.

 

“Si usted paga peajes en trancas, todos esos peajes no llegan a la Gobernación, van a la ABC, la ABC es la que tiene que encargarse del mantenimiento de las carreteras, de los puentes. Ahora, que ellos quieran aislarse de la responsabilidad, ya es otro tema”, indicó el gobernador de Beni, Alejandro Unzueta.

“Ahora si no hubiera un peaje de la ABC, y hubiera un peaje de la Gobernación, la Gobernación tendría que hacer el mantenimiento”, agregó la autoridad departamental.

En tanto, la Fuerza de Lucha Contra el Crimen (Felcc) desplazó investigadores para determinar la responsabilidad del caso, que se investiga por el presunto delito de homicidio culposo.

“La Felcc de Trinidad se ha constituido con un equipo disciplinario hasta el municipio de Santa Ana, donde va a realizar algunos actuados investigativos referente por presunta comisión de homicidio culposo con múltiples víctimas”, indicó el director nacional de la Felcc, Jhonny Chávez.

El jefe policial indicó que se encuentran en la etapa de toma de declaraciones y se realizan los peritajes que solicita el Ministerio Público.

Se tiene previstas entrevistas al chofer del camión, que pasaba por el puente en momento del desplome, y del motociclista, que también quedó herido.

Según autoridades del Concejo Municipal de Santa Ana del Yacuma, la Alcaldía nunca ha presupuestado para el mantenimiento del puente entregado en el año 2011, como parte del programa ‘Evo cumple’.

El pasado miércoles 5 de junio, el puente colapsó y aplastó a una familia de la comunidad indígena Turindi, que pasaba la noche en lugar tras llegar a comercializar yuca y plátano.