Segundo día de protestas en la Uagrm impide que estudiantes pasen clases presenciales

Estudiantes que tomaron los módulos universitarios piden la renuncia del decano de la facultad de Humanidades, denunciado por discriminación y corrupción.

 

Fuente: Unitel

Se cumple el segundo día de protestas en los módulos de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) encabezada por estudiantes que piden la renuncia del decano de la facultad de Humanidades, al que denuncian por presunta discriminación y hechos de corrupción. Por la medida de presión las clases no se llevan a cabo con normalidad.



“Esta es una toma pacífica, no buscamos el conflicto. Esto no tiene nada político, queremos que nuestros derechos estudiantiles se respeten”, sostuvo una de las protestantes.

Sobre la imposibilidad de que los estudiantes logren pasar clases normales en los módulos universitarios, la protestante señaló que son conscientes de la medida que asumieron.

“Somos conscientes que esto perjudica nuestro proceso de enseñanza, ya que también formamos hacia una profesión. Tenemos que tener presente dónde están nuestros principios, valores, ética profesional. Si nos regimos en base a esos principios cómo se presentan nuestras autoridades ante nuestra sociedad”, aseveró.

$output.data

[UNITEL] / Ingreso a los módulos universitarios.

La toma de los módulos universitarios se debe a la denuncia contra el decano de la facultad de Humanidades, Alejandro Velarde, a quien acusan de presuntos actos de discriminación y hechos irregulares, incluso circula un audio por el cual está siendo denunciado. Los protestantes señalan que su renuncia hará que todo se normalice.

Defensoría del Pueblo

Sheila Gómez, la representante de la Defensoría del Pueblo, estuvo la mañana de este martes reunida con los estudiantes protestantes, e indicó que se deben analizar las consecuencias de las medidas de presión, que imposibilita a los estudiantes poder pasar clases.

“Hicimos constar que en cualquier movilización se debe analizar las consecuencias, hay estudiantes que no están pasando clases, queremos que reconsideren la situación, eso contribuye a que los estudiantes se vayan de la universidad y que nuestra casa superior de estudios sea cuestionada, vista como no efectiva”, sostuvo Gómez.

A decir de Gómez, en la reunión sostenida los movilizados le expresaron que están a la espera de que todo el proceso avance de manera rápida para levantar sus medidas de presión.