Creció el rechazo al MAS en las ciudades de Sucre y Potosí respecto a 2014