El límite para la tenencia de tierras es de 5 mil has.

- Economía

Los límites se aplicarán para nuevas propiedades.

Campo y ciudad votaron contra el latifundio.

En el referéndum dirimidor, 78,4% de los electores escogió que la extensión máxima de una propiedad sea de 5 mil has., figura que se aplicará a futuro. Sin embargo, el saneamiento continuará y se revertirán las tierras que no se usan.

image

La Razón

Ocho de cada 10 bolivianos que acudieron ayer a las urnas votaron porque la extensión máxima de una propiedad sea de 5 mil hectáreas (has.) de tierra, medida que no es retroactiva y que se aplicará con posterioridad a la vigencia de la nueva Constitución Política del Estado (CPE).

Pobladores del campo y la ciudad escogieron mayoritariamente esta opción al momento de sufragar. Sin embargo, el elevado porcentaje de votos en blanco que se registró con respecto a esta pregunta representó un excepción nunca antes vista.

De acuerdo con el conteo rápido de votos elaborado por Ipsos Apoyo Opinión y Mercado para La Razón y ATB, 78,4% de los electores votó para que “en ningún caso la superficie máxima (de una propiedad) podra exceder de cinco mil hectáreas”, según la redacción del artículo 398 de la nueva CPE.

Sólo el 21,6% de los electores se inclinó porque la extensión de la tierra llegase a 10 mil has.

No obstante una diferencia de 12 puntos entre las áreas urbanas y rurales, la inclinación por reducir al mínimo la propiedad de la tierra fue similar en ambos casos. Así, en las ciudades 75,4% de las personas votó por esta opción y 42,6% por las 10 mil has. Mientras que en el campo, la relación llegó a ser del 87,5% y 12,5%, respectivamente.

De esta manera, el artículo 398 de la nueva CPE que fue sometido a votación quedó redactado como sigue a continuación.

“Se prohíbe el latifundio y la doble titulación por ser contrarios al interés colectivo y al desarrollo del país. Se entiende por latifundio la tenencia improductiva de la tierra; la tierra que no cumpla la función económica y social; la explotación de la tierra que aplica un sistema de servidumbre, semiesclavitud o esclavitud en la relación laboral o la propiedad que sobrepasa la superficie máxima zonificada establecida en la ley. En ningún caso la superficie máxima podrá exceder de cinco mil hectáreas”.

El artículo 399 aclara que “los nuevos límites de la propiedad agraria zonificada se aplicarán a predios que se hayan adquirido con posterioridad a la vigencia de esta Constitución. A los efectos de la irretroactividad de la ley, se reconocen y respetan los derechos de posesión y propiedad agraria de acuerdo a la ley”.

El departamento donde la opción de las 5 mil has. recibió más apoyo es Potosí (84,2%), seguido por La Paz (83,6%), Oruro (80,8%) y Cochabamba (80,1%).

Luego aparecen las regiones donde, a pesar del rechazo al proyecto de CPE, esta opción obtuvo una votación contundente: Chuquisaca (77,4%), Beni (69,8%), Pando (66,7%), Santa Cruz (66%) y Tarija (64,1%).

Gonzalo Colque, director de la Fundación Tierra, explica que el resultado obtenido “significa que con la nueva Constitución, ningún ciudadano boliviano podrá tener tierras en una extensión superior a las 5 mil hectáreas, pero este límite máximo tiene un carácter preventivo, a futuro, y no es aplicable a las propiedades actualmente existentes, debido a que éstas estarían reconocidas por el artículo 399 del proyecto que se votó”.

Aunque la redacción del artículo 398 no es explícita, agregó, “se entiende (que la irretroactividad) es para toda tierra poseída y que está siendo trabajada en este momento”, en tanto que el límite de propiedad se aplicará “para futuras adquisiciones y no para la que existe como poseedores y titulares”.

Precisó que la norma regirá en todos los casos en que el futuro propietario decida emplear esas tierras para uso pecuario.

“Las 50 mil hectáreas vigentes son de la Reforma Agraria de 1953 y son válidas para la propiedad ganadera del oriente. La misma ley dispone que en caso de tierras agrícolas se puede poseer hasta dos mil hectáreas; las cinco mil hectáreas son aplicables para propiedad ganadera”.

Colque alerta de una omisión cometida en la redacción del artículo 398, ya que al decir que ninguna superficie podrá exceder las 5 mil has., se vulnera la propiedad comunitaria.

“Hay un vacío, no se ha cuidado este detalle y puede dar lugar a controversias a futuro. Según las normas vigentes, en el caso de la propiedad colectiva no corresponde aplicar un límite máximo porque depende del tamaño y de las necesidades de la población indígena que reclama un territorio”.

El voto en blanco alcanzó cifras excepcionales

Como no sucedió en el pasado, el voto en blanco alcanzó porcentajes excepcionales en todo el territorio con respecto a la pregunta del referéndum dirimidor sobre la extensión de una propiedad de tierra (art. 398).

25,8% de los electores optó por votar en blanco en la parte superior de la papeleta, donde se debía escoger entre 5 mil o 10 mil hectáreas (has.) como extensión máxima de una propiedad. Según una ex autoridad electoral, el porcentaje de votos en blanco contabilizado de manera histórica “siempre fue muy bajo, en el orden del tres o cuatro por ciento. (Los obtenidos en el referéndum) son porcentajes totalmente excepcionales”.

En las regiones, el porcentaje más elevado de votos en blanco corresponde a Beni (53,9%), seguido por Santa Cruz (40,7%), Tarija (35,7%), Chuquisaca (35,6%), Pando (35,2%), Oruro (22,3%), Potosí (21,3%), Cochabamba (19,2%) y La Paz (15,6%). En la percepción de la ex autoridad, tanto la oposición como el Gobierno se ocuparon muy poco, o casi nada, sobre el tema y no informaron a la población sobre el tema. “La oposición sólo hizo campaña por el No a la Constitución y no dijo nada sobre las hectáreas, ni de qué se trataba la pregunta. El Gobierno hizo algo aunque no explícitamente; en la propaganda por el Sí sólo aparecía marcado el recuadro de 5 mil”.

Los límites se aplicarán para nuevas propiedades

SANEAMIENTO • El Viceministro de Tierras aclaró que en los predios que aún no fueron saneados se verificará si se cumple una función social.

El artículo 398 de la nueva Constitución Política del Estado (CPE) —aprobado ayer por amplia mayoría y referido a que ninguna propiedad podrá ser mayor a las 5 mil hectáreas (has.)— regirá a futuro, sin retroactividad.

Sin embargo, el Gobierno afirmó que el proceso de saneamiento continuará y allí donde se compruebe que la tierra no cumple una Función Económico Social (FES) ésta será revertida.

“La disposición (aprobada ayer en el referéndum dirimidor) no es retroactiva. Lo que se hace (con las antiguas propiedades) es sanear esas hectáreas; si en el saneamiento resulta que hay una parte que no cumple la FES esa tierra retorna a dominios del Estado, sin pago”, explicó ayer a La Razón el viceministro de Tierras, Alejandro Almaraz.

La opción que obtuvo 78,4% de los votos (artículo 398 de la nueva CPE) fue: “Se prohíbe el latifundio y la doble titulación por ser contrarios al interés colectivo y al desarrollo del país. se entiende por latifundio la tenencia improductiva de la tierra; la tierra que no cumpla la función económica y social; la explotación de la tierra que aplica un sistema de servidumbre, semiesclavitud o esclavitud en la relación laboral o la propiedad que sobrepasa la superficie máxima zonificada establecida en la ley. En ningún caso la superficie máxima podra exceder de cinco mil hectáreas”.

En el numeral uno del artículo 399 de la nueva CPE se lee: “Los nuevos límites de la propiedad agraria zonificada se aplicarán a predios que se hayan adquirido con posterioridad a la vigencia de esta Constitución. A los efectos de la irretroactividad de la ley, se reconocen y respetan los derechos de posesión y propiedad agraria de acuerdo a la ley”.

Almaraz explicó con ejemplos la manera en que se aplicará la nueva CPE. Citó que si una persona posee 10 mil has. de tierra, y sólo 7 mil cumplen con la FES, el saldo, es decir 3 mil has., serán revertidas y se convertirán en tierras fiscales, tal como establece la Ley 3545 de Reconducción Comunitaria de la Ley 1715 de Reforma Agraria.

En cambio, dijo, si una persona tiene una extensión de tierra superior a las 5 mil has, y esta propiedad ya fue saneada en el pasado, no sufrirá ninguna modificación. Agregó que si otra persona quiere adquirir un predio a futuro, sólo podrá hacerlo respetando el límite aprobado ayer.

Gonzalo Colque, director de la Fundación Tierra, precisó que, en efecto, la nueva disposición se aplica a futuro. “Eso significa que la ejecución de un proceso de saneamiento o verificación de la FES, de aquí a un año, en una propiedad que tiene 10 mil has. de tierra sólo va a verificar si ésta cumple o no con el trabajo (la FES), ya sea para revertir la tierra al Estado o para mantener el derecho propietario, ya no verificaría las 5 mil has. porque esta propiedad es antigua”, aclaró.

La autoridad del Ejecutivo aclaró que de todas maneras, los predios que ya fueron saneados volverán a ser evaluados cada dos años para saber si continúan cumpliendo con la FES, de lo contrario, las tierras que no hicieren serán revertidas al Estado boliviano y redistribuidas.

Según Almaraz, desde que el presidente Evo Morales asumió la presidencia del país, se sanearon más de 20 millones de has. de tierra en todo el país. Y aclaró que en las gestiones gubernamentales anteriores a la de Morales apenas se llegó a las nueve millones de has. saneadas.

Según la autoridad, al momento, más de 20 millones de has. están en proceso de saneamiento y que aún faltan por sanear más de 50 millones de has.

En lo que respecta a los nuevos predios, precisó que en cuanto se tengan aprobados los resultados del referéndum se pondrá en vigencia la norma. “No se necesita una ley reglamentaria. La actual Ley INRA seguirá vigente, y en algún momento le tendremos que hacer ajustes”.

Apuntes acerca del proceso

Saneamiento • Es el procedimiento técnico-jurídico transitorio destinado a regularizar y perfeccionar el derecho de propiedad agraria y se ejecuta de oficio o a pedido de parte.

Reversión • Serán revertidas al dominio originario de la Nación (el Estado) sin indemnización alguna, las tierras cuyo uso perjudique el interés colectivo calificado según la normativa.

Causas para la reversión • Un predio puede ser revertido en caso de que no cumpla con la FES. El Director del INRA emite la última sentencia.

Tierras saneadas • Según el Viceministro de Tierras, en Bolivia se sanearon más de 30 millones de has. y están en proceso más de 20 millones. Faltan por sanear más de 50 millones.

Referéndum • Almaraz aclaró que a futuro ninguna persona podrá tener más de 5 mil has., aunque los predios estén en distintas regiones, por ejemplo 3 mil en Beni y 2 mil en Pando.

Producción • La autoridad aclaró que 5 mil has. son suficientes, incluso para las empresas productivas que requieren de espacio para la cría del ganado

Campo y ciudad votaron por la tenencia menor

Tierras • En el área urbana como en la rural, la gente votó por la opción de 5 mil hectáreas.

imageTanto en el área urbana como en la rural, el electorado definió que la extensión máxima de una propiedad no debe ser mayor a las cinco mil hectáreas.

Según el conteo rápido de votos elaborado por Ipsos Apoyo Opinión y Mercado para La Razón y ATB, 87,5% de los ciudadanos habilitados para sufragar en el área rural votó para que la tenencia de tierras no sea superior a las 5 mil has. y sólo 12,5% se inclinó por las 10 mil has.

En el área urbana, 75,4% de las personas que asistió a las urnas votó porque la propiedad de tierras no sea superior a las 5 mil has., mientras que 24,65 eligió que la posesión llegue a 10 mil.

La diferencia entre campo y ciudad alcanza los 12 puntos, pero el triunfo de las 5 mil has. es contundente en ambos casos.

“Es importante destacar el hecho de que, con relación al dirimidor, el voto ampliamente mayoritario a favor de la superficie máxima de cinco mil hectáreas nos está dando varios mensajes. Más allá de definir una superficie para los predios agrarios, nos dice que hay una conciencia ciudadana nacional en sentido de que la población percibe que hay problemas con la tierra. Que este tema merece soluciones estructurales, que hay una condena expresa hacia el latifundio y éste tal vez es el mayor consenso logrado en esta consulta”, consideró el ministro de Desarrollo Rural, Carlos Romero.

A su turno, el viceministro Alejandro Almaraz opinó que “en Santa Cruz y Beni, donde de ninguna manera se puede decir que la ciudadanía desconoce la realidad productiva, han dicho 5 mil has., quiere decir que quieren la desconcentración en la tenencia de la tierra”.