El Gobierno eleva el monto de viáticos para sus funcionarios

- Economía

Recategorización: El Decreto Supremo 400 autoriza al Vicepresidente, ministros y viceministros a realizar viajes aéreos en clase ejecutiva hacia destinos nacionales e internacionales para tareas oficiales

image

Viaje: el vicepresidente Álvaro García en un vuelo de BoA

La Prensa

El Gobierno eleva el monto de viáticos para el sector público

El Gobierno aprobó una nueva escala de viáticos para los viajes de los funcionarios públicos, que aumenta los montos en 13 por ciento para destinos en el exterior y en 30 por ciento dentro del país. Además se establece otra categorización de funcionarios que permite que una secretaria o un técnico reciba el mismo monto para sus gastos que un director general.

Los nuevos parámetros están aprobados en el Decreto Supremo 400, del 13 de enero, que introduce modificaciones al Decreto 27450 del 14 de abril de 2004, aprobado en el Gobierno de Carlos Mesa, que también estableció una política de reducción de gastos.

El nuevo decreto establece en el artículo octavo que el incremento se financiará con los gastos que las entidades tienen definidos en su presupuesto y no debe significar una erogación adicional para el Tesoro General de la Nación (TGN).

Según el reglamento que estuvo vigente en 2009 en el Ministerio de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, por viáticos se reconocían gastos de hospedaje, alimentación y otros cuando un servidor público debía cumplir una tarea en representación de su entidad en otro distrito, labor por la que se le declaraba en comisión.

La nueva escala de viáticos en comparación con la que regía en el Decreto 27450 para el grupo de países de Europa, Asia, África y Norteamérica estipula para la primera categoría, que incluye a Vicepresidente y ministros de Estado, una elevación de 300 a 339 dólares.

La segunda, que incluye a viceministros, directores generales de entidades públicas descentralizadas y gerentes de empresas públicas, tendrá un alza de 250 a 283 dólares.

La tercera , que se extiende a directores generales de ministerios, instituciones públicas desconcentradas, asesores y demás funcionarios de otras entidades, se beneficiará de un ajuste de 200 a 226 dólares.

Para los viajes a Centro, Sudamérica y el Caribe, los emolumentos subirán en el primer nivel de 250 a 283 dólares; el segundo de 200 a 226 dólares, y el tercero, de 150 a 170 dólares.

Con el Decreto 400 se elimina un cuarto y quinto nivel (secretarias y técnicos) que recibían 100 dólares. Ahora fueron absorbidos por el tercer nivel.

Para los viajes dentro del país se establecieron dos grupos: primero a zonas urbanas, en el que el incremento va de 400 a 522 bolivianos para la primera categoría; de 336 a 439 bolivianos para la segunda, y de 268 a 350 bolivianos en la última escala.

Para destinos en el área rural, el viático crecerá de 313 a 340 bolivianos; de 200 a 261 bolivianos, y de 160 a 209 bolivianos para los tres niveles, respectivamente, según dispone la norma. En ambos casos existía una cuarta y quinta categorización que recibían montos menores de 216 y 188 bolivianos para viajes a ciudades, y de 128 y 112 bolivianos en el caso de zonas rurales. Estos funcionarios públicos ascienden al tercer grupo.

El ex presidente del Banco Central (BCB) Armando Méndez calificó la nueva propuesta como una medida más realista porque remedia una decisión populista que adoptó el Gobierno del MAS cuando asumió la administración del Estado en 2006, por la que se bajaron estos beneficios para los empleados del Estado con el argumento de la política de austeridad.

Sin embargo, comentó que la nueva escala no mejora de manera significativa el presupuesto para los viajes, tomando en cuenta que en otros países el costo de vida es superior.

La norma, además, puntualiza que el Vicepresidente, ministros y viceministros podrán hacer viajes aéreos en clase ejecutiva hacia destinos nacionales e internacionales cuando cumplan tareas oficiales que demanden un transporte por más de seis horas. En el segundo y tercer caso, cuando acompañen a los mandatarios.

Se justifica el ajuste porque “es necesario viabilizar la gestión administrativa de las entidades públicas” y, además, actualizar y adecuar la norma vigente “de acuerdo con las exigencias, dinamismo y economía, en correspondencia al Estado Plurinacional”.

Las líneas aéreas ofertan boletos para dos categorías de pasajeros, la clase ejecutiva y la económica o turística, la diferencia entre ambas es el costo, más o menos de un 20 por ciento. En vuelos internacionales a un grupo se le entrega un almuerzo completo y al segundo sólo un aperitivo.

Se elimina la quinta categoría, de secretarias, mensajeros y auxiliares.

Más datos

El Decreto 400 establece que sólo se pagará un 70 por ciento de viáticos cuando el funcionario público cuente con hospedaje pagado.

Sólo se destinará el 25 por ciento del emolumento cuando el alojamiento y la alimentación diaria estén plenamente cubiertos.

Las instituciones instaladas en áreas rurales fijarán otra escala de gastos menores para viajes al interior o exterior al de la escala vigente.