Los que acribillaron a Rózsa son ‘héroes’; Gobierno premia a la ex UTARC

- Seguridad

Condecorados. El capitán Wálter Andrade y a la dragoneante Marylin Vargas junto a otros integrantes de la disuelta Unidad de élite que abatió a Rózsa. De ninguno se reveló la identidad en el acto. Ministro Llorenti dijo que defendieron la unidad del país. Declaratoria de rebeldía quedó sin efecto.

image Reconocimiento. Los exintegrantes de la UTARC ayer fueron condecorados en la ANAPOL. Foto El Día

La Prensa

A dos años de la muerte de Rózsa, premian a la ex UTARC

Homenaje: Los efectivos galardonados eran miembros de la desaparecida unidad policial.

La Policía Boliviana condecoró ayer como héroes a 22 integrantes de la disuelta Unidad Táctica de Resolución de Crisis (UTARC) que el 16 de abril de 2009 desbarató en el hotel Las Américas, de Santa Cruz de la Sierra, a la célula terrorista de Rózsa Flores.

Los policías recibieron ayer la Medalla al Valor en un acto cumplido en la Academia Nacional de Policías (ANAPOL).

CONDECORACIÓN. En la ceremonia, el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, y el comandante general de la Policía, Ciro Farfán, impusieron las distinciones por los “actos de heroísmo, arrojo, valentía, celo funcional y en defensa del Estado Plurinacional”. Los efectivos asistentes lucieron el uniforme negro y el rostro camuflado.

Llorenti expresó que “los integrantes de la Policía participaron en un hecho heroico de defensa de la unidad de la patria”.

“A dos años de diversos sucesos del caso terrorista, decidimos condecorar a estos policías agradeciéndoles por su sacrifico y esfuerzo”, complementó.

Sus actos, dijo, no tienen que avergonzarlos, porque defendieron a la Patria y su unidad.

ANTECEDENTES. El 8 de septiembre de 2009, el entonces ministro de Gobierno Alfredo Rada disolvió la unidad de élite por considerar que los efectivos de la UTARC cometieron excesos y abusos que afectaron a la institución policial. También se informó que los oficiales de esa unidad serían reasignados a otras funciones en la Policía.

La UTARC desplegó operativos en La Calancha (Sucre), donde murieron dos personas; Porvenir (Pando), en la detención de los responsables de la matanza de más de 10 ciudadanos, y en el caso del presunto terrorista Eduardo Rózsa, en el que resultaron muertos tres sospechosos.

Los integrantes de ese organismo policial también participaron en el operativo del hotel Las Américas, en Santa Cruz, donde Rózsa Flores fue abatido.

En reiteradas oportunidades, la UTARC fue sindicada por asambleístas de oposición y por algunos de los acusados de haber “fabricado” pruebas en el aludido hotel cruceño.

En septiembre de 2009, los medios difundieron una versión en sentido de que el exjefe de la disuelta UTARC Wálter Andrade Sanjinés fue el oficial que disparó contra el equipo de reporteros de la red Unitel en Santa Cruz que cubría la detención de una persona imputada.

Ante esos antecedentes, los voceros del Ministerio de Gobierno aclararon que la condecoración que otorga el Gobierno es por el trabajo heroico de los policías que evitó la desunión del país y no por los casos citados.

ACTO SUSPENDIDO. Mientras se desarrollaba el acto, en el que se haría la entrega oficial del sindal al coronel Ciro Óscar Farfán, se dispuso su suspensión porque el Presidente no pudo postergar las actividades previstas en su agenda.

El vocero del Comando de la Policía, Jorge Daga, aseguró que Farfán ya fue posesionado, pero que faltaba el acto protocolar.

La unidad especial fue desarticulada

La Unidad Táctica de Resolución de Crisis (UTARC) fue desarticulada el 9 de septiembre de 2010, seis días después de que un equipo al mando del capitán Wálter Andrade Sanjinés agrediera a los periodistas cruceños Alberto Ruth y Francisco Cuéllar, de la red Unitel de Santa Cruz. Ambos fueron atacados cuando cubrían la aprehensión del ganadero y empresario maderero Nelson Vaca.

Posteriormente, el Alto Mando policial informó sobre la creación de un nuevo grupo de élite con personal valorado psicológicamente para determinar su actuación en situaciones de extrema presión.

La institución del orden cuenta en la actualidad con una Dirección Nacional de Inteligencia, la Fuerza de Operaciones Especiales (FOE), el Grupo Delta y otros organismos de fuerza.

DETENIDOS. Actualmente existen 28 acusados, de los cuales sólo 25 se hicieron presentes en la audiencia del viernes realizada en la ciudad de Cochabamba.

Hasta la fecha, Mario Tádic y Elöt Tóásó permanecen detenidos por el mismo caso.

Los que acribillaron a Rózsa son ‘Héroes’

El Día

Declaratoria de rebeldía quedó sin efecto. El Ministerio de Gobierno distinguió a los 22 efectivos de la ex UTARC que participaron del operativo en ‘Las Américas’. De ninguno se reveló la identidad en el acto.

La Corte Superior de Distrito de La Paz dejó sin efecto la orden de detención que pesaba sobre el retirado Gary Prado Salmón, al declarar procedente el recurso de acción de libertad que interpuso el general retirado.

El pasado lunes, el juez de Cochabamba, Rolando Sarmiento, que lleva la audiencia conclusiva del caso Rózsa, declaró rebelde y emitió un mandamiento de aprehensión en contra Prado Salmón.

Es una muestra de justicia. El hijo del militar, Gary Prado Araúz, explicaba una y otra vez que su padre no podía viajar por impedimento médico e inclusive lo hicieron junto a su abogado defensor, Otto Ritter, para presentar un recurso ante el juez Sarmiento, sin embargo, éste los retiró de la audiencia.

El abogado defensor explica que la acción de libertad contra la autoridad judicial de la "Llajta" se interpuso primero en la Corte Superior de Distrito de Cochabamba, pero que ésta se declaró sin competencia, por tanto la presentaron ante la Corte Superior de Distrito de La Paz, donde la Sala Penal Primera aceptó el recurso ayer por la mañana.

"Es una muestra de la justicia", dijo Ritter aclarando  que queda sin efecto el mandamiento de aprehensión de Prado Salmón.

Integrantes de la ex UTARC condecorados como héroes

La Policía boliviana condecoró ayer como héroes a 22 integrantes de la disuelta Unidad Táctica de Resolución de Crisis (UTARC), que el 16 de abril de 2009 desbarató a una supuesta milicia de mercenarios extranjeros encabezada por el boliviano-húngaro, Eduardo Rózsa, que supuestamente tramaba separar a Santa Cruz de Bolivia a través de una guerra civil.

En el acto, el ministro de Gobierno, Sacha Llorentty, junto al comandante general de la Policía, Ciro Farfán, impuso la "Medalla Al Valor" por los "actos de heroísmo, arrojo, valentía, celo funcional y en defensa del Estado Plurinacional". Los policías lucieron uniforme negro y tenían el rostro camuflado. Ninguno de los cables de noticias identificó los nombres de los "galardonados".

Pruebas sin ningún sustento. El juez Rolando Sarmiento ordenó el viernes a la Fiscalía y al Ministerio de Gobierno corregir la acusación presentada por la Fiscalía contra 39 personas, sindicadas de planear hace dos años un supuesto complot contra el presidente Evo Morales, porque "no han sabido individualizar los grados de participación, ni las responsabilidades penales" de los sindicados, explicó Gary Prado Araúz, hijo y abogado del general retirado Gary Prado Salmón.

Condecoración a ‘héroes’

Oficiales, clases y policías de la ex utarc fueron condecorados con la ‘medalla al valor’, en un acto que se cumplió en la academia nacional de policías.

22 Integrantes de la disuelta Unidad Táctica de Resolución de Crisis fueron condecorados.

39 Personas son las supuestas implicadas de una u otra manera en el caso Rózsa.

DETALLES

Los sucesos de la madrugada del 16 de abril de 2009

LA MADRUGADA DEL 16 DE ABRIL de 2009, un grupo de élite de la Policía boliviana irrumpía en el céntrico hotel cruceño Las Américas y daba muerte al boliviano-húngaro Eduardo Rózsa Flores, además de los extranjeros Árpád Magyarosi y Michael Martin Dwyer.

LA DESARTICULACIÓN DE LA PRESUNTA célula terrorista de Rózsa, derivó en la expulsión de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), a la que se acusó de financiar actividades contra la integridad de las autoridades y de injerencia en asuntos del Estado boliviano.

El Gobierno honra a la ex Utarc por el caso Rózsa

Gobierno condecora a ex grupo de élite que abatió a Rózsa

UTARC. Sacha Llorenti dijo que defendieron la unidad del país

La Razón, Ernesto Calizaya

El Gobierno condecoró ayer a policías de la ex Utarc, entre ellos al capitán Wálter Andrade y a la dragoneante Marylin Vargas, con el argumento de que realizaron un acto heroico de defensa de la unidad de la patria al desarticular el grupo de Eduardo Rózsa Flores, el 16 de abril del 2009.

image

Desfile. Ex miembros de la Utarc llevaron uniforme negro. Para Llorenti, actuaron con heroísmo. Foto: Pedro Laguna

“Hoy 16 de abril (por ayer) recordamos dos años de un suceso que queda grabado en la historia de nuestro país, un hecho que gracias a la labor de la Policía Boliviana y un puñado de valientes hombres y mujeres ha logrado desbaratar a la principal amenaza que tenía el Estado en las últimas décadas”, dijo Llorenti en alusión a la incursión de este grupo en el hotel Las Américas, donde fueron abatidos Eduardo Rózsa Flores, Árpád Magyarosi y Michael Dwyer, sospechosos de formar parte de una célula terrorista junto a Elöd Tóásó y Mario Tadic, quienes sobrevivieron.

El reconocimiento a los policías que formaban parte de la Unidad Táctica de Resolución de Crisis (Utarc) se dio pese a que ésta fue disuelta por el propio Ministerio de Gobierno a principios de septiembre del 2009, luego de que se denunció abusos por parte de sus integrantes en un operativo en la localidad de Ascensión de Guarayos.

Los miembros de la Utarc dependían de Inteligencia, era un grupo de élite de la Policía, que también intervino en las detenciones tras la matanza de Porvenir (Pando), el 2008.

Rememorando otra vez su intervención en abril del 2009, Llorenti arguyó: “Es ahí donde juega un rol fundamental el grupo, la unidad de policías que tenemos el deber de condecorar, la obligación de reconocer”.

A dos años de la incursión, la investigación aún no arroja resultados.

Honor. Entre los condecorados estuvieron el capitán Wálter Andrade y la dragoneante Marylin Vargas Villca, en su momento cuestionados por sus actuaciones como miembros de la Utarc. A finales de octubre del 2009 salió a la luz un video filmado por Vargas Villca (Karen), donde mostraba a sus camaradas presuntamente “sembrando pruebas” en la habitación de Tóásó, a minutos de haber dado muerte a Rózsa. El hecho no se esclareció. También se observó que el capitán Andrade apareciera en fotografías junto a Rózsa, y pese a que compareció ante el fiscal Marcelo Soza, asignado al caso, finalmente no se estableció si actuó como infiltrado.

“Jamás vamos a avergonzarnos por su trabajo, jamás vamos a agachar la cabeza cuando se ha defendido la unidad de la patria”, señaló el ministro Llorenti en el acto de imposición de las preseas en la Academia Nacional de Policías (Anapol).

Rostros cubiertos

Excepto el capitán Andrade, todos los efectivos de la ex Utarc llevaban los rostros pintados. En sus pechos no portaban los clásicos marbetes con sus apellidos.

Según Prado Arauz, el caso ‘vuelve a fojas cero’

Después de que el viernes el juez Rolando Sarmiento ordenó a la Fiscalía y al Ministerio de Gobierno corregir su acusación porque “no han sabido individualizar los grados de participación, ni las responsabilidades penales” de los sindicados, el abogado de uno de los acusados en el denominado caso terrorismo hizo notar que el mismo vuelve a fojas cero.

“A dos años de lo ocurrido, estamos en foja cero, porque lo que no se hizo en dos años no se va a poder hacer en cinco días, que es el plazo que ha dado el juez para presentar una acusación bien hecha”, indicó a EFE Gary Prado Arauz, que defiende a su padre, Gary Prado Salmón, a quien Sarmiento ordenó detener porque no se presentó en la audiencia.

El director funcional del caso, fiscal Marcelo Soza, afirmó que es normal que se presenten este tipo de circunstancias y que se atenderá el pedido del juez. En ese sentido, se corregirá la imputación y procederá a la individualización  en el plazo señalado.

DENUNCIAS. El mismo día que resolvió el plazo para replantear la imputación, el senador Róger Pinto (CN) denunció que el fiscal Soza y gente del Gobierno manipulan este proceso, además que presentó grabaciones que corresponderían a conversaciones que sostuvieron en fechas pasadas.

El ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, hizo alusión a esas denuncias ayer, en el acto de la Anapol. “Pueden inventarse mil cosas, lo van a hacer, pero no vamos a retroceder (…) En este proceso legal se ha tratado de tergiversar, manipular con mentiras y tratar de esconder, minimizar este hecho”, dijo.

Asimismo, señaló que continuará hasta encontrar a todos los financiadores de este grupo separatista. “Eso no se los perdonamos nunca. Y para ellos la ley, todo el rigor de la ley”.




¿Quiere seguir estos artículos en Facebook, Twitter, Google+?