Despilfarro. UPEA dice que está en quiebra y paga becas más bonos a universitarios

Estudiantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) denunciaron que los dirigentes de los centros de estudiantes son los que se quedan con la mayoría de los cupos de las becas y los  bonos. Un docente dijo que “todos saben que la dictadura estudiantil” crea y eleva dichos beneficios.

La UPEA paga 10 becas y bonos a sus estudiantes

El incentivo más elevado anualmente es de Bs 7.000, que se entrega para proyectos de investigación macro, y el más bajo es de 3.800, para estudiantes que no tienen casa propia.

Página Siete / José Antonio Vásquez  / El Alto / La Paz

Más de 6.000   estudiantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA)  se benefician  con 10  becas y bonos.     El monto     que paga  la  beca más elevada anualmente es de    7.000 bolivianos    y es entregado a  proyectos de investigación macro, y el más  bajo  es de 3.800 bolivianos,   destinado a estudiantes que no tienen casa propia.

Según  datos  proporcionados por el departamento de  Interacción Social Bienestar Estudiantil y Deporte (DISBED) de la UPEA, cinco  becas son financiadas con recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y  del Tesoro General de la Nación (TGN). Cuatro se pagan de forma anual y  son   comedor y vivienda institucional (Bs 6.000), excelencia académica (Bs 6.000), proyecto de investigación (Bs 7.000) y  extensión (Bs 6.000). La quinta es trabajo (Bs 1.000) y  que se paga de forma mensual. Las asignaciones se cancelan durante 10 meses de  una gestión académica.

Otros cuatro bonos son pagados con recursos    de coparticipación tributaria (fondo único por recaudación de impuestos internos y aduaneros), dijo  el ejecutivo de la Federación Universitaria Local (FUL) de la UPEA, Franz Contreras.

“Con los fondos de coparticipación tributaria se pagan becas comedor, beca trabajo, auxiliaturas de materias e investigación  en los que se elige a los ganadores por mérito”,  explicó  Contreras a Página Siete, pero no dio los montos de esos beneficios.

Integrantes de los centros de estudiantes de las carreras de Derecho y Ciencias Políticas, que prefirieron guardar su identidad, detallaron los mismos beneficios para los universitarios  y explicaron que se financian con recursos del IDH, TGN y coparticipación tributaria, a excepción de una asignación más que es el proyecto de vivienda. Ellos no supieron explicar con qué fondo  se paga este bono.

  “El proyecto de vivienda es para estudiantes que no tienen casa propia. El pago anual de este bono es alrededor de 3.800 bolivianos”, dijo un miembro del centro de estudiantes de Ciencias Políticas.

Además, para acceder a este beneficio  el estudiante debe demostrar que vive en alquiler o vive en la casa de un familiar o amigo,   agregó el  máximo representante de la FUL.

Consultado sobre el monto total que se pagan en estas asignaciones, el rector de la UPEA, Ricardo Nogales,   dijo ayer   a este medio que pediría un informe a la Dirección de Administración Financiera (DAF) para  explicar  su postura sobre este tema  en horas de la tarde. Sin embargo,  más tarde, Nogales apagó su  celular.

En cambio, el director de la DAF, Edwin Cuba, dijo que todavía no tienen los datos de los beneficiados de todas las carreras y no pueden dar las cifras exactas de los montos económicos que se gastan para pagar  a los estudiantes.

  Docentes no cobran, alumnos sí

Dos docentes, que pidieron guardar su identidad, denunciaron que pese a que la UPEA se declaró  en quiebra, los universitarios continúan “cobrando sus becas sin problemas”.   “Los estudiantes en este mes cobraron sus bonos estudiantiles y la FUL exige que nosotros pasemos clases   ad honorem.

Eso no es  justo ¡la lluvia moja a todos!”, dijo uno de los docentes.

El rector de la UPEA confirmó esta versión y dijo que docentes y administrativos no cobran salarios desde octubre hasta la fecha.

“Los estudiantes que cobran sus becas, que están financiadas con recursos del IDH, no están siendo afectados y cobran normalmente sus beneficios”, sostuvo Nogales y agregó que parte de las becas es subvencionada con la coparticipación y la mayoría es con (recursos) del IDH.

A finales de noviembre, la UPEA se declaró en quiebra y Nogales expresó que se necesitan  86 millones de bolivianos para terminar la  gestión 2017.

A la fecha, la UPEA analiza la propuesta enviada por el Ministerio de Economía que consiste en la  asignación de  20 millones de bolivianos. En una asamblea que se realizará entre hoy y mañana, la FUL y el plantel docente administrativo determinarán si aceptan la propuesta o salen otra vez  a bloquear las calles.

¿Una “dictadura estudiantil”?

Estudiantes de la UPEA denunciaron que los dirigentes de los centros de estudiantes son los que se quedan con la mayoría de los cupos de las becas y los  bonos. Un docente dijo que “todos saben que la dictadura estudiantil” crea y eleva dichos beneficios.

“Los dirigentes de los estudiantes son los que acaparan y se reparten los bonos. Nadie los controla y hacen lo que quieren”, dijo F. M. “Hay muchos que no  sacan su licenciatura  para seguir cobrando sus beneficios”, reclamó su compañero.

Contreras rechazó estas denuncias y dijo que las decisiones administrativas que se toman en la UPEA se las hacen “en respeto  del cogobierno”.

Según  DISBED, de las 35 carreras que tiene la UPEA, las que tienen más cupos para beca comedor son de Ciencias Políticas y Derecho con 995 y 879, respectivamente. En las listas de las carreras hay algunas que por tener pocos estudiantes inscritos sólo tienen  10 o 20 cupos. Sólo para esta asignación se han beneficiado 5.362 estudiantes el 2017.