Control a dinero en efectivo incentivará uso de la banca

El empresariado cruceño expresa su preocupación.

Exportadores advierten que el decreto aprobado por el Ejecutivo es peligroso.

LA RAZÓN



MONETARIO • Arce indicó que el Decreto 29681 evitará el blanqueo de dólares o euros, operaciones ilícitas y la circulación de moneda falsa.

El control establecido por el Gobierno a la salida e ingreso de divisas (moneda extranjera) en efectivo al país, incentivará el mayor uso de la banca, como intermediario financiero.

Así opinó el vicepresidente del Banco Bisa, Tomás Barrios, luego de que se aprobara el Decreto Supremo 29681, que establece el control al transporte físico de billetes y moneda extranjera.

«Es oportuno que el Gobierno haya sacado este decreto para tener estadísticas del movimiento de divisas… y es una buena medida, porque de ese modo las operaciones se van a bancarizar, se dejará el manejo en efectivo para hacerlo a través de la banca», sostuvo el ejecutivo bancario.

«Habrá mayor seguridad, y se dejará atrás el riesgo de manejar dinero en efectivo. Si la gente maneja su dinero en efectivo, está corriendo riesgo de robo, para eso está la banca», añadió.

De acuerdo al decreto, aprobado el 21 de agosto, para sacar o internar hasta 50.000 dólares estadounidenses, o su equivalente en otras monedas, es suficiente la declaración ante la Aduana.

Si el transporte físico es de 50.000 a 500.000 dólares, es necesaria la autorización del Banco Central (BCB), y si la suma es mayor a 500.000, es imprescindible una resolución ministerial del Ministerio de Hacienda.

El ministro de Hacienda, Luis Arce, aclaró ayer que el control es sólo al dinero físico y no al que se realiza a través de la banca, que ya cuenta con un control establecido, el mismo que se mantiene sin alteración.

La autoridad indicó que con esta medida (que la tienen también otros países) se evitará el blanqueo de dólares o euros, operaciones ilícitas y la circulación de dinero extranjero falsificado.

«Queremos estar seguros de que el dinero que está circulando en el país es legítimo, legal, es dinero no falsificado y que tiene la legalidad de circular», subrayó la autoridad, y recordó que el año pasado un banco —que no identificó— ingresó más de 44 millones de dólares físicamente, sin ningún control ni información.

IMPORTANTE

Sanción • En el artículo 6 del decreto se establece una multa del 30 por ciento sobre la diferencia entre lo declarado y lo evidenciado, si es que la declaración de la salida o entrada de dinero físico es falsa.

Cálculo • Por ejemplo, si se transportan $us 40.000 y se declara $us 15.000, la multa se aplica a los $us 25.000 dólares de diferencia.

EL EMPRESARIADO CRUCEÑO EXPRESA SU PREOCUPACIÓN

CONTROL • Exportadores advierten que el decreto aprobado por el Ejecutivo es peligroso.

El sector exportador y empresarial cruceño expresó ayer su preocupación al conocer el Decreto Supremo 29681 que controla las divisas, y anunció una reunión el próximo lunes para asumir una posición sobre esta medida y las repercusiones que puede tener en el sector económico.

El presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz, Ramiro Monje, señaló que el sector exportador ha tomado este decreto con preocupación, porque el momento en que «el Gobierno quiera controlar el movimiento económico del sector exportador en forma física y ahora financiera, el país se paralizará».

El presidente de la Cámara de Industria, Servicios, Comercio y Turismo, Eduardo Paz, dijo que este decreto era peligroso, porque no están escritos los causales de cuándo el Banco Central puede o no rechazar un permiso para una empresa, o una persona traiga o saque dinero del país.

«Esta medida afecta a la ciudadanía en general, porque no va a hacer el ciudadano a través de su decisión de compra quien va a elegir al importador que le dé el mejor servicio y más barato, sino el Gobierno a través de favores políticos», sostuvo Paz.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Pedro Yovhió, dijo que esta medida traerá retrasos y se pueden perder mercados, por falta de agilidad en los sistemas de funcionamiento. «Nosotros somos conscientes de que el ingreso de divisas debe estar controlado para saber los orígenes del dinero; pero tener que pedirle permiso al Gobierno para hacer una operación de este tipo, es una medida política».

El delegado de Asuntos Internacionales y Comercio Exterior de la Prefectura, Francisco Cirbián, indicó que al final lo único que pretendió siempre el Gobierno fue controlar a la gente y tener un control de las instituciones. Redacción Santa Cruz