Quintana descarta vínculos con el contrabando y Patana pide proceso

Asegura que las acusaciones tienen móviles políticos.

El máximo dirigente de la Central Obrera Regional (COR) de El Alto, Édgar Patana, pidió al Congreso su investigación.

La Prensa



Explicación: el ministro Quintana en una conferencia de prensa en La Paz

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, descartó vínculos con el contrabando, mientras que el máximo dirigente de la Central Obrera Regional (COR) de El Alto, Édgar Patana, pidió al Congreso su investigación.

Un grupo de presuntos contrabandistas vinculó a la autoridad en la internación de 33 camiones que trasladaban mercadería ilegal a Cobija hace un mes.

Según la demanda que el administrador de la Zona Franca de Cobija, Mario Vásquez Peñaranda, presentó ante el Ministerio Público, los propietarios de la mercadería no pagaron tributos aduaneros para introducirla y esgrimieron como único argumento una supuesta autorización verbal del ministro Quintana y la venia del contraalmirante Rafael Bandeira Arze, comandante del Comando Conjunto en la capital pandina.

Ayer, el Ministro de la Presidencia rechazó de manera enfática la acusación. «Se los ha convocado para desmentir categóricamente un conjunto de alusiones injustas, si no también desafortunadas, que involucrarían al Ministro de la Presidencia con un supuesto contrabando en el municipio de Santa Rosa, en Pando».

De acuerdo con la autoridad, las versiones que dan cuenta de su presunta autorización para la internación de la mercadería son difamaciones lanzadas por sobrevivientes de Podemos y de cómplices de la Prefectura de Pando con comerciantes inescrupulosos.

Agregó que las acusaciones son comprensibles si se toma en cuenta que provienen de autoridades que fueron cómplices del contrabando y que convirtieron a «Cobija en un santuario de la ilegalidad».

Citó al prefecto Leopoldo Fernández, quien, dijo, es procesado por el transporte ilegal de madera y desmonte por la Superintendencia Forestal. «Durante 20 años en los que el Prefecto tuvo control del departamento, las actividades vinculadas al contrabando se produjeron en sus narices».

Según Quintana, es incomprensible que se lo intente vincular a una actividad que el Gobierno combate y a la que asestó duros golpes. Por ejemplo, la incautación de 70.000 pies de madera en la ciudad de Cobija y más de 200.000 pies de madera en el municipio de Filadelfia y la lucha contra el contrabando de autos.

La autoridad anunció su predisposición de que se lo investigue y de acudir al Congreso para explicar en detalle la actividad ilegal que se ha montado en Pando.

Según ANF, la COR y el M-17 pidieron a los parlamentarios del oficialismo y la oposición la interpelación de Quintana y del presidente interino de la Aduana, César López Saavedra, para que expliquen la fuga de 33 camiones.