Atpdea: el Gobierno alista «cifras»

Para intentar convencer a EEUU de no levantar el beneficio mostrando los logros del país en su lucha contra el narcotráfico.

Bolivia afirma que no rogará por el Atpdea.
El ministro de Hacienda, Luis Arce, está en EEUU.

image



Los Tiempos

Washington | Efe. Bolivia intentará convencer la próxima semana a Estados Unidos de que la lucha contra el narcotráfico es una responsabilidad compartida, y demostrará con "cifras y números" los avances registrados en esta materia.

El Gobierno del presidente Evo Morales "no viene a rogar" a EEUU que amplíe los beneficios arancelarios andinos o Atpdea, sino "a presentar su punto de vista técnico sobre la decisión de (Washington) de no darnos la extensión", dijo ayer en una conferencia el ministro de Hacienda, Luis Arce.

Estados Unidos inició a finales de septiembre el proceso para suspender los beneficios arancelarios al país por su presunta falta de cooperación contra el narcotráfico.

"Vamos a venir con números y cifras porque nos parece injusta la decisión (de EEUU) y vamos a demostrar que no sólo tenemos respuestas políticas, sino también técnicas que están avaladas por organismos internacionales", explicó Arce.

El Gobierno de Bolivia, presidido por el Ministro de Hacienda, intentará así el próximo 23 de octubre, en una audiencia en el Departamento de Comercio Exterior de EEUU, revertir la decisión de la administración de George W. Bush de eliminar el beneficio para el país.

Narcotráfico

Otro argumento que esgrimirá Bolivia en esa reunión será el de que la lucha contra el narcotráfico es una responsabilidad compartida y que, si los países productores tienen que hacer sus deberes, también las naciones consumidoras deben dar una respuesta adecuada a este problema.

Arce subrayó que hay una "expansión" del consumo de drogas en los países receptores y denunció que "no ha habido respuestas adecuadas", en clara alusión a EEUU.

El titular de Hacienda, que calificó la decisión de Washington de "injusta", explicó que, en base al argumento estadounidense de que Bolivia no hace lo suficiente en la lucha contra el narcotráfico, también deberían sufrir reducciones y suspensiones otros países que se benefician actualmente de la Atpdea.

Además de Bolivia, Estados Unidos concede los beneficios arancelarios a Perú, Colombia y Ecuador.

RELACIONES SE DEFINIRAN CON EL GANADOR DE COMICIOS EN EEUU

Anticipo. El Canciller admitió que pueden salir otras agencias estadounidenses

El Deber

image

Problemas. El ex embajador Goldberg fue expulsado por Evo Morales

ANF/EFE. La Paz

El Gobierno de Bolivia consideró que las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, sumidas en los últimos meses en su peor crisis, se definirán con el nuevo gobierno estadounidense. El canciller boliviano, David Choquehuanca, afirmó que todos los aspectos de la relación bilateral con Washington "van a ser considerados después de las elecciones" en Estados Unidos.

“El pueblo norteamericano definirá quién es el futuro presidente y, una vez conocido eso, vamos a ver cuál va a ser el mecanismo y quién puede ser nuestro embajador”, afirmó el canciller boliviano.

Además informó de que el Gobierno se encuentra revisando la relación que tiene el país con diversos organismos de cooperación del Gobierno de los Estados Unidos, como Usaid y la DEA, para determinar su salida del territorio nacional. “Estamos revisando toda la relación con Estados Unidos, hay que revisar todo el trabajo de las diferentes instituciones en el país, para evaluar si hubo avances y determinar su expulsión del país", dijo.

Las relaciones entre Bolivia y el país del norte se enfriaron luego de que el embajador norteamericano en Bolivia, Philip Goldberg, fue declarado persona no grata por el presidente, Evo Morales. Similar situación asumió el gobierno de Estados Unidos, que en reciprocidad expulsó al embajador boliviano, Gustavo Guzmán.

Posteriormente el Gobierno de George W. Bush puso a Bolivia en su ‘lista negra’ de países que incumplieron los acuerdos establecidos de lucha contra el narcotráfico y, finalmente, el mandatario norteamericano solicitó que se considere la suspensión de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas (Atpdea) para Bolivia, medida que aún está siendo considerada por las autoridades del ejecutivo y legislativo estadounidense.

Bolivia afirma que no rogará por el Atpdea

Bolivia espera convencer, la semana próxima, a Estados Unidos de que no ponga fin a una serie de beneficios comerciales mostrando los logros del país en su lucha contra el narcotráfico, dijo el ministro de Hacienda, Luis Alberto Arce.

"Vamos a presentar números, cifras que muestran por qué a nosotros esto nos parece una decisión injusta. "Bolivia no irá a rogar", añadió.

Arce explicó que Morales le había encargado liderar los esfuerzos para conservar los beneficios y, la próxima semana, testificaría en una audiencia convocada por la Casa Blanca para discutir el tema. Bolivia mostrará cómo sus esfuerzos para combatir el narcotráfico se comparan favorablemente con los de otros países andinos y argumentará, además, que Estados Unidos debería hacer un mejor trabajo para detener su fuerte consumo de drogas. "Consideramos que la lucha contra las drogas es una responsabilidad compartida", concluyó.