El engaño de la política “cero cocaína”

Para colmo, y a diferencia de lo que ocurre con el mercado automotriz, el gobierno acaba de autorizar libre mercado para la coca…así no va a ser difícil adivinar de quien es este gobierno.

Ernesto Justiniano Urenda. Diputado Nacional.

Introducción

El gobierno boliviano insiste en mantener una política antidroga que ha fracasado porque se ha centrado en pelear contra los efectos del narcotráfico en Bolivia (cero cocaína) y ha fomentado la causa del problema (más coca).

En cuestión de estupefacientes, a nivel internacional, está demostrado históricamente que los máximos logros de secuestros de droga alcanzan alrededor del 10 al 15% del tráfico total. En otras palabras, de cada 100 toneladas traficadas de cualquier narcótico, 85 llegan seguro al consumidor final.

Causa principal del problema

Producción de cocaína

En tres años de administración del Presidente Evo Morales se tiene un aumento del 60 por ciento de la producción de cocaína boliviana: hoy se producen 125 toneladas de cocaína al año; al 2005 eran 80, al siguiente año 94 y al 2007, se fabricaban 104 toneladas.

Gráfico 1

image

Mientras no cambie la triple moral del gobierno respecto a los cultivos de coca en zonas no legales, sin duda el problema se agravará más. El gobierno permite un cato por afiliado en el Chapare (Cochabamba), no se sabe que negocia en las zonas no tradicionales de La Paz y se aplica “cero coca” todavía en Yapacaní (Santa Cruz). Estos tres territorios mencionados tienen en común el ser zonas no legales. No son los únicos, cabe mencionar también a los parques nacionales.

Situación jurídica

Según los artículos 8, 9, 10, 11, 29 y 31 de la ley 1008 vigente está prohibido incrementar los cultivos de coca en zonas no legales. Y se permite en la zona legal sólo 12.000 hectáreas de cultivo y no las 20.000 ha inconstitucionalmente avaladas a través de una resolución multiministerial 001/2007 que contraviene la ley 1008. Recordemos que el gobierno prometió cambiar la norma, empero, hasta la fecha no se conoce ningún proyecto oficial en este sentido.

Desarrollo alternativo

El pronóstico para estas zonas es sombrío porque, además de la pobreza actual y venidera por la coyuntura internacional, el gobierno cierra puertas al desarrollo alternativo de cultivos de coca echando a USAID (Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) y con ello la mejor cooperación económica extranjera.

Además, la tierra y el agua se degradan con la utilización de químicos para la elaboración de la droga.

Dicho sea de paso, quedaron en el olvido las pomposas inauguraciones de fabricas industrializadoras de coca (Lauca Ñ).

Estudio de mercado

Un tema que permitiría acotar la causa del problema y que se postula desde el 2002 es el estudio del mercado de la hoja de coca destinada a usos legales, asunto que adoptaron hasta con promesas electorales Evo Morales y los cocaleros y que, sin embargo, a pesar de disponer de los recursos económicos, no han llevado a cabo.

Destino de la coca

Es seguro que también manejan las siguientes cifras: 1 de cada 4 hojas de coca son destinadas a los mercados legales de Villa Fátima y Sacaba. El resto al narcotráfico. O, dicho de otra forma, que solo 10.300 hectáreas de cultivos de coca, un tercio de las totales, son destinadas a los mercados legales. Peor aún, de la producción del Chapare solo una de cada cien hojas de coca se destina al mercado legal. (249 t de coca ingresaron al mercado legal de una producción de 22.941 t en el 2006 según el Ministerio de Desarrollo Rural y la ONUDD: Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito)

Cultivos de coca

Debido a la permisividad gubernamental al cultivo de coca se tiene a la fecha una superficie cultivada de aproximadamente 31.000 ha en el territorio nacional (el dato preciso a septiembre de 2008 será presentado por la ONUDD en junio del 2009). El 2005 se tuvo 25.400 hectáreas de coca; el 2006, éstas subieron a 27.500 y el 2007, a 28.900 hectáreas.

Gráfico 2.

image

Erradicación

Este aumento neto demuestra que los nuevos cultivos le ganan a la erradicación. Sobre esta última debemos mencionar que el cocalero de la zona no legal decide cuándo y qué parte se le erradica. El promedio de tres años de erradicación de la gestión Morales ha sido el más bajo desde 1995. Este año hay, al 3 de diciembre, erradicadas 5.437 hectáreas; el 2006, hubo 5.070 hectáreas y el 2007, se tuvo 6.268 hectáreas erradicadas.

Gráfico 3.

image

Llama la atención el valor de erradicación de Yapacaní: 630 hectáreas en 2008, y 488 hectáreas en 2007. Salvo en 1989 nunca se había erradicado más de 70 hectáreas en esta zona ilegal. Está claro que allí ha subido vertiginosamente el cultivo de coca debido a la promesa electoral del cato y porque se emula lo realizado en el Chapare.

Efectos del problema del narcotráfico

Algunos de los síntomas del incremento de la producción de cocaína en Bolivia son: récords históricos de incautaciones en Bolivia y sus naciones vecinas, reclamos nacionales e internacionales (Iglesia y otras instituciones bolivianas, EEUU), el gobierno trata de curarse en sano con la expulsión de la DEA, muertes y otros delitos por narcos, lujos desmedidos, se corrompen etnias (qaqachacas, ayoreos), se descubren nuevas redes de mafias internacionales conectadas con bolivianos (colombianas, peruanas y ahora las sicilianas y mexicanas vía Argentina) y centenares de miles de familias bolivianas afectadas con el consumo de drogas.

Interdicción

No es que la policía antinarcóticos boliviana con 29 toneladas (Gráfico 1) de cocaína incautadas en el 2008 haya mejorado su desempeño de la noche a la mañana, como trata de realzar mediáticamente el Gobierno, sino que se instalan fábricas como hongos en todo el territorio boliviano debido a la abundante cantidad de materia prima.

Argentina sufre también. Ha tenido un record histórico de 12 t incautadas en este periodo. Mafias colombianas, sicilianas y mexicanas operan en su territorio. La causa es que el 45 por ciento de la cocaína proviene de Bolivia. Brasil es otro ejemplo, recibe el 80 por ciento de la cocaína boliviana, 100 toneladas al año.

Donde estamos mal es en la interdicción de la hoja de coca ilegal. Solo un 1 por ciento de la misma se incauta debido a los cambios introducidos por Poder Ejecutivo, que hacen imposible su control.

Economía

El movimiento económico generado por la dupla coca – cocaína en Bolivia durante el 2008 está entre 400 y 900 millones de dólares dependiendo si la cocaína es vendida en fábrica o es puesta en frontera, donde triplica su precio y si es vendida como base o clorhidrato. El pobre es el que soporta la inflación producto de esta economía.

Empezando por casa, el gobierno debiera transparentar los manejos financieros de las Federaciones del Trópico de Cochabamba y sus afiliados considerando que solo por la venta de la coca producida por una hectárea durante un año se pueden obtener aproximadamente 10.000 dólares americanos.

Control Social y Corrupción

Lamentablemente la cooperación europea ha destinado 10 millones de euros, un tercio del total, para el control social. Definitivamente, si en vez de que la policía reciba denuncias de cocaleros de otros cocaleros metidos en la producción o el tráfico de droga, solo salen a la luz pública los casos como el de la familia Terán, además de narcotráfico, existe corrupción en las filas cocaleras.

En Bienes Incautados se mantiene la corrupción con un añadido: la noticia: otro alto dirigente del partido gubernamental fue sorprendido con cocaína. Se trata del inspector de Bienes Incautados de San Matías.

Así hay otros casos, como el de Freddy Terceros Cortez que fue detenido con cocaína que llevaba a España. Era asesor del entonces Presidente del Senado: Santos Ramírez y era un recomendado del senador Antonio Peredo.

Conclusiones

La peor consecuencia está por llegar: que las mafias locales y extranjeras operen como por ejemplo en México donde sangran familias enteras que no son parte del negocio. Donde se corrompe hasta al mismísimo Zar antidrogas con 450.000 dólares americanos.

Los seres humanos llegan hasta donde los controles se lo permiten. En Bolivia han quedado los cocaleros como los únicos dueños del control de toda la cadena del negocio coca – cocaína.

Como vemos, el narcotráfico también forma parte de la degradación del denominado proceso de cambio: muertos antes que vida, corrupción, contrabando, es la justicia y la ley del poder, se destruye el aparato productivo, se abandona la economía saneada optando por la sucia y aumenta la pobreza y el desempleo.

Para colmo, y a diferencia de lo que ocurre con el mercado automotriz, el gobierno acaba de autorizar libre mercado para la coca…así no va a ser difícil adivinar de quien es este gobierno.

Publicado en la revista Domingo – La Prensa

Ver también Material de Ernesto