Morales llama a un pacto nacional antiterrorista para precautelar unidad de Bolivia

Santa Cruz. El presidente convocó a todas las instituciones del Estado y los movimientos sociales, a un pacto de unidad contra el terrorismo.

image



El presidente Evo Morales en el ato policial de este martes (G.Jallasi, ABI)

    Santa Cruz, 28 abr (ABI).- El presidente Evo Morales llamó el martes a todos los sectores de Bolivia a trabajar en un gran pacto nacional antiterrorista para precautelar la integridad y unidad de su país amenazado en las últimas semanas con actividades de presuntas células irregulares que planeaban acciones secesionistas y hasta un magnicidio.

    En un discurso, después de entregar motocicletas a la policía de Santa Cruz destinadas a la seguridad ciudadana, el Jefe de Estado mostró su preocupación por las actividades descubiertas en Bolivia de los presuntos grupos terroristas y dijo que todo lo investigado hasta el momento «no es suficiente».

    «Y por eso decidí hacer un pacto antiterrorista todo por la seguridad y unidad del Estado boliviano. Hago una convocatoria a todas las instituciones del Estado boliviano, sea el poder legislativo, judicial las instituciones del Estado, los movimientos sociales, aportar mediante una reunión de alto nivel, debatir de manera conjunta para garantizar esa unidad, para detectar de donde vienen esos grupos que no solamente es para dividir ni para la inseguridad del Gobierno sino para atentar vidas», remarcó el Gobernante boliviano.

    Morales dijo que no es posible «que extranjeros vengan a querer dividir Bolivia» y llamó también a todos los bolivianos a ayudar en esta cruzada, «en la investigación de quienes contrataron o financian a esos grupos».

    «Un pacto antiterrorista para combatir el terrorismo que está ligado con los separatistas con la gente que quiere dividir Bolivia», remarcó.

    El Presidente boliviano abrió dudas de que «los mercenarios, sicarios internacionales vengan con su plata». «Será algunos bolivianos, serán extranjeros que financian y las investigaciones no solamente deben ser las instancias correspondientes como la justicia y la policía sino el pueblo responsable con el pueblo y la unidad de nuestra patria», pidió.

    Insistió en una «abierta convocatoria pública para hacer un pacto antiterrorista para combatir el terrorismo que está ligado a los separatistas, que está ligado a la gente que quiere dividir Bolivia» aunque aclaró que no se trata de toda una provincia, de todo un cantón o un departamento, sino de algunas familias, algunos grupos que no quieren perder sus privilegios.

    El pasado 16 de abril en la ciudad de Santa Cruz la policía boliviana desbarató un supuesto grupo terrorista y abatió a tres de sus integrantes que se hospedaban en un lujoso hotel de esa ciudad: Eduardo Rózsa Flores (boliviano-húngaro-croata), Árpad Magyarosi (rumano de origen húngaro) y Dwyer Michael Martin (irlandés).

    En el lugar del enfrentamiento se detuvo a Mario Francisco Tadic Astorga (boliviano con pasaporte croata) y Elöd Tóasó (húngaro), quienes fueron enviados con detención preventiva a la cárcel de San Pedro en la Paz, acusados por el delito de terrorismo.

    El Gobierno boliviano denunció que el grupo irregular desbaratado en Santa Cruz planificó atentados con explosivos a la vivienda del Cardenal, Julio Terrazas y, luego, otros más feroces contra personalidades; tales como el presidente, Evo Morales, el vicepresidente Alvaro García Linera, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

*ABI (agencia oficial, aclaración de editores del portal)