Bolivia y Estados Unidos acuerdan responsabilidad compartida en lucha antidroga

No es simplemente cooperación, sino ahora es responsabilidad compartida en la lucha contra el narcotráfico, según el Ministro de Gobierno.

image

El secretario Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Thomas Shannon, en reunión con el Ejecutivo boliviano durante su reciente visita a La Paz.

La Paz, ABI.- Bolivia y Estados Unidos acordaron encarar la lucha contra el narcotráfico como una responsabilidad compartida dejando de lado los términos de cooperación con los que hasta ahora se manejaba el tema, informó el ministro de Gobierno, Alfredo Rada.

    El funcionario reveló que la responsabilidad compartida en la lucha contra el narcotráfico se consolidó en la reunión que se realizó la pasada semana en La Paz, con la comisión de alto nivel del gobierno estadounidense encabezada por Tomás Shannon.

    «En reuniones de la semana pasada se consolidó un nuevo concepto, no es simplemente cooperación, sino ahora es responsabilidad compartida en la lucha contra el narcotráfico», argumento el Ministro de Gobierno.

    Rada, que participó en las reuniones con la delegación de alto nivel de Estados Unidos, aseveró que ese nuevo concepto guiará las relaciones bilaterales en el rubro del narcotráfico.

    El Ministro de Gobierno consideró que el término de responsabilidad compartida se aplica porque no habría oferta sino existiría demanda, tomando en cuenta que los principales mercados de consumo de drogas están en Estados Unidos y Europa.

    «No es simplemente que ellos no cooperen, tal vez, en un acto de buena voluntad, sino que es una responsabilidad compartida», insistió.

    Recordó que en varias ocasiones dejó en claro que Bolivia no rechaza el aporte que realiza Europa y Estados Unidos, sino que la exige en el marco de la responsabilidad compartida.

    A su juicio, este punto fue el principal avance de las reuniones de la semana pasada y que continuarán el próximo mes en Washington.

    Ratificó que la determinación soberana del Estado boliviano de nacionalizar la lucha antidroga es una medida que no tiene retorno, así como tampoco tiene retorno al país la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA por su sigla en inglés).

    En noviembre de 2008, el presidente Evo Morales decidió suspender las operaciones en su país de la  DEA, acusada de conspirar con los opositores.