Anuncios

El Tribunal Constitucional despidió a su última juez

Silvia Salame declaró la “muerte definitiva” de ese organismo judicial, que ahora pasará a control administrativo del Consejo de la Judicatura.

image

LA MAGISTRADA • Silvia Salame durante uno de sus últimos encuentros con la prensa en Sucre. Ayer dejó su cargo.

La Razón

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

La magistrada Silvia Salame aplicó ayer su renuncia al Tribunal Constitucional y dejó a este organismo completamente paralizado. Sus grandes puertas se cerraron cerca del mediodía guardando en su interior miles de causas irresueltas, aunque serán reabiertas por el Consejo de la Judicatura para fines de inventario.

Al dejar el cargo, Salame denunció que “esto fue la muerte definitiva del Tribunal Constitucional y no se hizo nada para evitarla”. Dijo que si bien en los dos últimos años no se resolvió ninguna causa debido a las acefalías, su presencia mantuvo el cumplimiento de la Constitución, que define la existencia de este organismo de control constitucional.

En su última aparición pública como vocal del TC, retrocedió en el tiempo y dijo que los conflictos para este organismo se originaron a partir de la admisión del caso del Lloyd Aéreo Boliviano.

“Sólo lo admitimos y bastó para que el Presidente (Evo Morales) dijera que nos habían pagado para que adoptemos esa decisión, por ello empezaron a insultarnos, a pintar las paredes de este Tribunal y otras formas de agresión”, aseveró. Dijo que posteriormente se sucedió una cadena de acciones políticas que terminaron “defenestrando al guardián de la legalidad”.

Asimismo calificó de “ilegal” la posición asumida por el actual Consejo de la Judicatura, de asumir el control administrativo del TC. Señaló que “no es más que un simple depositario en su calidad de órgano administrativo, financiero y disciplinario”.

Salame recordó que hizo una denuncia internacional sobre este hecho y aseguró que el caso provocó preocupación en varias partes del mundo. “Me llamaron de Alemania, Colombia, Inglaterra, España, Argentina, Paraguay, Brasil y muchos otros países para conocer mejor la situación del TC y todos manifestaron estar muy consternados”.

Luego presentó un informe de actividades en el que destacó la resolución de 4.400 sentencias y avances logrados en materia de pedagogía constitucional.

Respecto a los funcionarios del TC, dijo que algunos decidieron alejarse junto a ella, y otros de niveles de confianza fueron despedidos. “El resto, que suman alrededor de 70 funcionarios, será el interventor Rodolfo Mérida quien decida qué hará con ellos”.

La recomposición del TC queda postergada al menos un año, ya que el nombramiento de sus autoridades dependerá de la Asamblea Legislativa que será elegida en diciembre. Redacción Sucre

Anuncios