ONU niega genocidio y Perú exige disculpas a Bolivia

Perú espera que Evo Morales se retracte de su acusación. El viceministro Llorenti dijo que el Mandatario boliviano no se retractará.

image

El canciller peruano José Antonio García Belaúnde. – Ap | Agencia

Los Tiempos

EVO MORALES DIJO QUE LA MUERTE DE INDÍGENAS EN LOS ÚLTIMOS ENFRENTAMIENTOS EN PERÚ FUE “GENOCIDIO”

Por Agencias | – Agencia – 21/06/2009

El relator especial de la ONU para los Derechos de los Pueblos Indígenas, James Anaya, afirmó  que «no existen los elementos» para hablar de un genocidio de los indígenas de la Amazonia peruana y el canciller de esta nación, José García Belaúnde, aprovechó esas declaraciones para exigir al presidente de Bolivia, Evo Morales, una disculpa por las declaraciones públicas que hizo, en las que aseguró que durante los enfrentamientos en ese país que dejaron más de 30 muertos hubo “genocidio del TLC”.

Esas declaraciones del presidente Morales agravaron más aún las ya tensas relaciones entre ambos países, que días antes habían tenido una serie de altercados.

Anaya presentó, en rueda de prensa, las conclusiones del viaje de tres días que hizo a Perú para investigar los pormenores de los enfrentamientos que el 5 y 6 de junio pasado dejaron a 24 policías y 10 civiles muertos.  «Como jurista yo no encuentro pruebas de los elementos de genocidio, del intento de exterminar a un pueblo como tal. Hay revelaciones de violaciones de derechos humanos, pero de los hechos comprobados, de los hechos que se ven, incluso de los hechos que se alegan, no existen los elementos de genocidio», enfatizó.

El 14 de junio el Presidente de Bolivia aseguró que “lo que pasó en Perú, yo estoy convencido, es el genocidio del TLC, la privatización, la entrega de las selvas amazónicas de Sudamérica a las transnacionales». Estas declaraciones fueron formuladas en la clausura de un acto que reunió a los indígenas del país en Trinidad, Beni y provocaron que un día después el Gobierno de Lima llamara a consulta a su embajador en La Paz, Fernando Rojas.

Tras la explicación del representante de Naciones Unidas, García Belaunde sostuvo que el gobierno de Morales debe disculparse por las declaraciones efectuadas hace una semana.

El relator de la ONU hizo un llamamiento «a todos a que sean responsables» al calificar los sucesos y aclaró que no pretende decir «que todo está bien» en Perú y sugirió la necesidad de hacer «una evaluación, una investigación exhaustiva por parte de una comisión especial e independiente».

Al emitir su informe final, Anaya aclaró que «persisten desafíos a enfrentar» para establecer las circunstancias en las que se produjeron los violentos enfrentamientos. Expresó, asimismo, sus condolencias a los familiares de las víctimas de la violencia y exhortó a las autoridades para que «se protejan los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas afectadas, así como que cualquier otra demostración o manifestación se efectúe de forma pacífica». Informó que durante sus reuniones con autoridades gubernamentales, judiciales, civiles y de los indígenas recibió «versiones divergentes y hasta antagónicas en cuanto a los sucesos».y consideró «necesario realizar un esclarecimiento.

Reacciones en Bolivia

Tras conocer el informe de la ONU, el canciller peruano, Jose García Belaúnde, pidió al gobierno del presidente Evo Morales que se disculpe formalmente por sostener que el Gobierno del Perú cometió el delito de genocidio y el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, respondió que no se presentará ninguna disculpa formal ante la administración del mandatario peruano Alán García a menos que Lima entregue a los tres ex ministros bolivianos procesados en el caso «Octubre Negro» y que se beneficiaron del refugio político en el vecino país.

Llorenti dijo que si Perú espera mantener buenas relaciones con Bolivia debería entregar a estas ex autoridades y permitir que la justicia boliviana actúe en el marco del proceso legal instaurado por los hechos de octubre de 2003.

Luego que el Gobierno peruano diera asilo político a los ex ministros Mirtha Quevedo, Javier Tórrez Goitia y Jorge Torres Obleas; procesados junto al ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, por el delito de genocidio por los enfrentamientos de octubre de 2003. Varios ministros de Morales y dirigentes sindicales criticaron al Gobierno peruano por los hechos.

Perú espera que Morales se retracte de su acusación

Respuesta • El viceministro Llorenti dijo que el Mandatario boliviano no se retractará.

La Razón

Perú evalúa sus relaciones con Bolivia y espera que el presidente Evo Morales se retracte luego de que el relator especial de la ONU de pueblos indígenas negó que hubiera habido un genocidio contra los nativos en la selva peruana, informó ayer el canciller José García Belaúnde.

Según AFP, el Canciller confirmó que Lima evalúa las relaciones bilaterales con La Paz como consecuencia de “los agravios” del Presidente boliviano, y aseguró que la aclaración del funcionario de la ONU merecería una disculpa de Morales.

“No ha habido ninguna disculpa personal”, indicó el Canciller. García Belaúnde respondió afirmativamente cuando se le preguntó si una excusa de Morales podría contribuir a mejorar la relación en revisión desde que Lima llamó a consultas a su embajador en La Paz el 15 de junio.

En La Paz, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, descartó que Morales se retracte o pida disculpas de lo que dijo.

“No vamos a callar las denuncias de las políticas genocidas de los Tratados de Libre Comercio y del neoliberalismo”, respondió la autoridad boliviana.