Quintana, Bravo y Pinto se tildan de corruptos

El ministro y los senadores de la oposición intercambiaron denuncias sobre presuntos hechos delictivos que habrían cometido en Pando.

image

LA SINDICACIÓN • El ministro Quintana explica en el Palacio Quemado las denuncias contra parlamentarios opositores.

La Razón

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y los senadores pandinos de Podemos, Róger Pinto y Paolo Bravo, intercambiaron ayer acusaciones de corrupción que supuestamente cometieron en Cobija entre el 2002 y 2009. Los tres se desafiaron a renunciar a sus cargos para afrontar juicios sin privilegios.

Quintana acusó a Pinto de vender el año 2002, cuando asumía las funciones de Prefecto, 22 hectáreas de tierras fiscales a cinco empresas por la “irrisoria” suma de 17.515 dólares, por lo que anunció que entregará las pruebas de este presunto delito al Ministerio de Transparencia y luego al Ministerio Público, para la correspondiente investigación.

´Se supone que cada una de las empresas debió realizar emprendimientos industriales en la zona franca comercial e industrial, pero ninguna puso ni un solo ladrillo. Simple y llanamente se trató de un tráfico ilegal de tierras en favor de compadres, amigos y de súbditos extranjeros´, denunció el ministro Quintana.

´Ojalá que Pinto deje de escudarse en la infamia y en la difamación, y responda a cada una de estas irregularidades e ilegalidades (…) Si todavía le queda un gramo de decoro al senador Pinto, lo primero que tendría que hacer es renunciar o pedir permiso al Parlamento para defenderse´.

Dijo además que se realizará una auditoría sobre la presunta transferencia de recursos que recaudaba la zona franca a terceras personas y sobre obras inconclusas de la Prefectura pandina por más de 100 millones de bolivianos. Aseguró que en este caso estarían implicados los parlamentarios José Villavicencio, Paulo Bravo y Ronald Camargo, todos miembros de la oposición.

Quintana organizó una conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno para hacer conocer sus denuncias y los parlamentarios Pinto y Bravo le respondieron de inmediato desde el Senado.

Ambos rechazaron sus denuncias y le desafiaron a también renunciar a su cargo para enfrentar las que pesan sobre él en casos de contrabando y malos manejos económicos.

Pinto dijo que la ampliación de la zona franca fue dispuesta por la Alcaldía de Cobija, que estaba presidida por Miguel Becerra y no por la Prefectura de Pando, y explicó que las empresas recibieron terrenos en calidad de comodato y no de propiedad.

“Las tierras son de zona franca, nadie se las llevó, perdieron los que depositaron. Habían pagado y no construyeron en seis meses. Las tierras están ahí; es más, el directorio de zona franca está haciendo una política para asentar nuevamente a las empresas, lo está haciendo”, señaló.

Bravo, con documentos en mano, denunció que el ministro Quintana avaló obras con evidente sobreprecio y demandó una investigación imparcial.

“Les voy a dar algunos ejemplos: terminal de buses en Cobija, 563 mil dólares; la terminal ya estaba construida, ya está más de cinco años en Cobija, la empezó el ex alcalde Miguel Becerra y encima le han metido $us 560 mil”.

Desafió a Quintana a visitar el mercado Madre Nasaria para ver “ese tinglado que ha construido” con un presupuesto de $us 318 mil. “Lo desafío al ministro Quintana a que vaya y junto con ustedes revisemos el mercado 11 de Octubre: $us 144 mil”.

Pinto calificó a Quintana como “un bellaco e irresponsable, de comportamiento sexual dudoso, que sólo genera odio, rencor y violencia”. Pinto y Bravo reiteraron que están dispuestos a renunciar si el ministro lo hace.

Las acusaciones

Venta • Quintana acusó a Pinto de vender tierras fiscales (40% de la superficie de la zona franca) a cinco empresas, una extranjera (Sumy International), por la suma de 17.515 dólares.

Delitos • El Ministro de la Presidencia dijo que Róger Pinto, en calidad de ex prefecto, incurrió en el delito de enajenación de propiedades del Estado, violando los artículos 59 y 25 de la Constitución Política del Estado.

Estadio • El senador Paulo Bravo dijo que Quintana invirtió un millón de dólares en un estadio en Cobija que “es un pajonal”. Invitó a realizar una verificación de la situación de ese campo.

Terminal • Bravo dijo que Quintana invirtió 530 mil dólares en una terminal ubicada en Cobija que ya estaba construida en la gestión de Miguel Becerra y que tiene una data de cinco años. La misma costó $us 563 mil.