Alonso se fue insultando a la prensa libre de Bolivia

El español Julio César Alonso y algunas perlitas que se mandó. Insultos por doquier en los medios gubernamentales.

A los periodistas bolivianos de medios independientes, especialmente de televisión los llamó chillones; a las reporteras, que le preguntaban en el Parlamento y en la Fiscalía, histéricas. A los abogados de Tadic y de otros acusados por terrorismo los llamó "picapleitos baratos". Al diputado Ernesto Justiniano lo llamó "enano mental" por haber develado su pasado de narcotraficante y a los periódicos que mencionaron la página y/o reprodujeron la noticia de su pasado de narco los llamó "periodicuchos".



Alonso finalizó amenazando que los "enanos mentales", que gritan por internet, se tendrán que callar para siempre porque en las cárceles de Europa no hay internet.

Noticias de TV: Canal 7.

 Ayuda Videos

Relacionado: El truco del español salió de palacio