Se suicidó el fiscal del caso Porvenir por supuesta presión del gobierno

Tragedia. El pandino Mario Mariscal debía asistir a una audiencia. Dejó una carta póstuma en la que aduce presiones del Gobierno que lo llevaron a tomar la extrema decisión del suicidio.

image Los días de violencia en Pando, septiembre de 2008.

El Deber

Pablo Ortiz/Agencias

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

El fiscal que debía investigar la matanza de campesinos en Porvenir, el pasado 11 de septiembre, se suicidó ayer en su despacho. Mario Mariscal Miranda se disparó en la sien cuando faltaban tres horas para la audiencia de acción de libertad que había presentado ante la Corte de Distrito de Cobija, junto a María Eugenia Romero, en contra de la fiscal Sandra Kuncar, que los había citado a declarar en La Paz por los hechos posteriores al 11 de septiembre de 2008.

La muerte causó zozobra en Cobija, ya que Mariscal debía investigar los sucesos de Porvenir y mantenía una disputa jurisdiccional con sus colegas paceños, que insisten en juzgar en ese distrito al prefecto detenido de Pando, Leopoldo Fernández, y a una veintena de dirigentes pandinos imputados por el caso Porvenir, donde murieron 11 personas.

Según Carmen González, asesora legal del Comité Cívico de Pando, Mariscal dejó una carta póstuma en la que aduce presiones del Gobierno para tomar la extrema decisión de dispararse en la cabeza con un revólver calibre 22.

Anunció que hoy presentará un memorial ante la Fiscalía de Distrito de la capital amazónica para obtener una copia de la carta. Aseveró que las personas que trabajaban con Mariscal contaron que venía advirtiendo de que lo estaban presionando demasiado y que dejó información sobre sus cuentas bancarias ‘por si algo le pasaba’.

Por su parte, Fador Dorado, fiscal de Distrito de Pando, explicó que el hecho se encuentra en investigación y que Mariscal atendía casos vinculados con narcotráfico. Sin embargo, el abogado que defiende a Fernández, Karlo Brito, aseguró que el fiscal se suicidó luego de conocer que había una orden de detención en su contra, tramitada por Mary Carrasco, que es abogada de las familias de tres normalistas caídos en Porvernir.

En declaraciones a la ANF, Carrasco negó el hecho. La jurista promueve además un juicio contra varias autoridades judiciales de La Paz que ordenaron el traslado de los documentos del caso Porvenir a Pando. Ahora, la Corte de Distrito de Cobija reclama la jurisdicción del mismo y el envío de los detenidos al penal de Villa Busch.

Con ello, Fernández y otros dirigentes podrían volver a su región de origen, lo que complicaría el panorama político de la región, que tiene por prefecto interino al almirante Rafael Bandeira, designado por el Gobierno en septiembre del año pasado.

Recusan al juez Melgarejo en La Paz

La abogada Mary Carrasco, que representa a las familias de tres estudiantes normalistas asesinados el 11 de septiembre de 2008 en Porvenir, recusó al juez sexto de Instrucción en lo Penal de La Paz, Álvaro Melgarejo, que debía resolver una petición de traslado de los detenidos a la cárcel de Villa Busch. Según declaró Carrasco a ABI, el 22 de septiembre Melgarejo autorizó el traslado de Fernández a Sucre, luego de recibir una orden de la Corte Suprema de Justicia, que considera que Fernández goza de caso de corte, al ser autoridad elegida.

Esto provocó que 11 personas se declararan en huelga de hambre en la localidad de Porvenir, ya que consideran que sus familiares están injustamente detenidos en La Paz, cuando la Corte Superior de Distrito de Cobija ya ha ordenado que sean trasladados a la capital amazónica. Carrasco presentó un recurso ante la Corte de La Paz para impedir que los apresados en la cárcel de San Pedro abandonen la sede de Gobierno

El Fiscal del caso Porvenir se suicidó

Hecho • Un disparo de arma de fuego acabó con su vida. Se investiga.

La Razón

El fiscal de materia que investigaba el caso de Porvenir, Mario Mariscal, se suicidó ayer en la tarde con un disparo de arma de fuego en la cabeza. Su cuerpo fue encontrado en su oficina de la Fiscalía, informó el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Pando, coronel Arturo Catacora.

Mariscal dejó una carta póstuma que se encuentra lacrada y que, según Catacora, es parte de la evidencia recolectada en el escenario del homicidio. “Nosotros trasladaremos esta evidencia ante los peritos de La Paz”, informó.

El hecho habría ocurrido cerca de las 13.00 de ayer. El guardia de seguridad de las instalaciones de la Fiscalía informó que Mariscal entró solo a su oficina y, momentos después, se dirigió a otros ambientes.

“El policía escuchó el disparo”, relató Catacora a la red Uno.

Para Carlo Brito, abogado de Leopoldo Fernández, uno de los acusados por los hechos de violencia del 11 de septiembre del 2008, existía presiones sobre Mariscal porque las víctimas de Porvenir tramitaban su detención.

Este caso es parte de un conflicto de competencias. Justamente ayer, once acusados en este caso iniciaron una huelga exigiendo se respete la jurisdicción de Cobija.