Soldados vivirán en carpas hasta que se construya el cuartel

En Puerto Rico (Pando) los militares viven en carpas. El senador Róger Pinto denunció que las condiciones no son las mejores. Las FFAA lo desmienten.

image

DESPLAZAMIENTO • El Gobierno, tras los hechos del 11 de septiembre del 2008, reforzó la presencia militar en Pando.



La Razón

El comandante del Ejército, general Ramiro de La Fuente, informó ayer que los soldados destinados al Puesto Comando de Puerto Rico vivirán en carpas hasta tanto se termine de construir la infraestructura militar en la zona, que será parte del Comando Amazónico en el que se invertirá 10 millones de dólares.

Para el jefe militar no es novedosa esta situación. “La mayoría de los cuarteles del país fue construido de esa forma, vale decir, que primeramente han ido los soldados a vivir en carpas junto con sus instructores y jefes”, explicó y añadió que los soldados tienen las condiciones necesarias para vivir adecuadamente.

El senador de Podemos Róger Pinto denunció que el contingente militar en Puerto Rico vive en condiciones precarias, pues no tienen los servicios básicos y duermen bajo carpas.

No obstante, el general De La Fuente desmintió las denuncias. “Estos hombres tienen agua potable, alimentación, aunque viven en carpas mientras se concluya la edificación militar”, dijo.

El Puesto Comando es parte del Comando Conjunto Amazónico que se empezó a construir en Pando. Para el jefe militar, este Puesto tiene importancia estratégica, pues está situado en el centro del departamento.

El Comando Conjunto del Amazonas actualmente está integrado por 1.500 efectivos

“Este Comando tiene un área de responsabilidad de 293.992 kilómetros cuadrados y si tenemos en cuenta que tenemos 1.500 soldados en esta área, vamos a ver que se hace una relación de un soldado por cada 166 kilómetros cuadrados”, afirmó De la Fuente.

Además de sentar presencia en esta región del país, el contingente militar coadyuvará en la lucha contra el crimen organizado, el tráfico de armas y el contrabando en esta región.

Desde los sucesos del 11 de septiembre del 2008 en Porvenir, Pando, donde murieron al menos 13 personas, el Gobierno impulsó el desplazamiento de policías y militares a Pando.

El Comando Amazónico operará de manera permanente en el norte de La Paz, Beni y Pando, colindante con la frontera con Brasil y Perú. Estará formado por efectivos de la Fuerza Aérea, el Ejército y la Naval.