Blooming le inicia juicio al autor del escándalo

El hombre del incidente es un albañil de 19 años. El Tahuichi corre el riesgo de ser suspendido y recibir una sanción económica. Los cruceños piden completar el encuentro.

image

Barra • El perjuicio ocasionado por este hincha le traerá a Blooming sanciones que analiza la Conmebol

Peso para Blooming

• Sanción • La Fiscalía solicitará medidas sustitutivas a la detención para el hincha que agredió a un jugador uruguayo. La academia espera el castigo

El Deber

M. Cambará | Jorge Arancibia

Es sólo Blooming el que tiene que pagar los ‘platos rotos’ luego de que el martes pasado se suspendiera el partido frente a River Plate de Uruguay por la agresión de un hincha celeste, en contra del delantero visitante Henry Giménez. El club está expuesto a una multa que puede llegar a los $us 50.000, a una sanción a jugar fuera del Tahuichi dos a tres ediciones de torneos internacionales y a perder por 3-0 (River ganaba por 1-0), resultado que lo complicaría aún más de cara a la revancha de este 27.

El estadio Tahuichi no puede ser cerrado, según Alberto Lozada, gerente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), y allegados a la Conmebol, porque el escenario no es propiedad de Blooming. Es necesario esperar hasta la próxima semana, cuando se reúna el comité ejecutivo de la Conmebol para conocer la sanción oficial. Este comité, del que forma parte el boliviano Rómer Osuna, tomará su decisión tras analizar el informe del veedor del encuentro, el paraguayo Fernando Barriocanal, y del árbitro peruano Víctor Hugo Carrillo.

Ayer fue un día amargo para la dirigencia de Blooming, que preside Carlos Bendeck, porque en lo legal se pudo hacer poco, ya que no hubo una demanda del futbolista agredido. Además, la misma noche del partido no dejaron ingresar al hotel al forense ni a gente de la Fiscalía para registrar los daños del jugador. Juanito Rivero Gálvez (18), el ‘barra’ que agredió al charrúa es una persona de escasos recursos, que no puede responder a los daños económicos causados luego de su ingreso.

La Policía, sindicada por muchos como la principal responsable (los efectivos de la curva celeste estaban mirando el partido), también respondió a las acusaciones a través del comandante departamental Johnny Vargas, diciendo que la mayoría de los uniformados estaban cubriendo el sector donde lanzaban petardos y por ello Rivero se ‘escurrió’ hasta la cancha. Lo concreto es que la academia parece resignada a lo que se le venga, aunque ayer, tras la reunión con Carlos Chávez, titular de la FBF, y con Erick Fernández, director del SDD, se decidió enviar una disculpa a la Conmebol, además de solicitar jugar los 24 minutos que restan.

Mientras tanto, el Ministerio Público presentará hoy ante un juez cautelar a Juanito Rivero Gálvez. El fiscal Joadel Bravo, imputará en contra del joven los delitos de agresión y lesiones leves, y pedirá medidas sustitutivas a su detención. Además solicitará que no se permita al muchacho asistir al estadio por varios años. Mientras tanto, la academia se lamenta.

   Dato  

Gripe A

Flavio Córdoba, defensor de River, está con la gripe A, por lo que se quedó internado en la clínica Foianini, de Santa Cruz

   Último bochorno  

Un línea boliviano fue agredido en Paraguay

El 17 de septiembre de 2008, en el partido entre Olimpia de Paraguay y Universidad Católica de Chile, el árbitro Marcelo Ortubé suspendió el partido a los 87 minutos, luego de que un proyectil cayera sobre la cabeza de su asistente, Jorge Calderón. El equipo guaraní fue multado con $us 50.000 y su estadio cerrado por dos años

El SDD se pronunció

El director del Servicio Departamental de Deportes (SDD), Erick Fernández, rechazó las versiones  de que el estadio Tahuichi no es seguro y atribuyó el incidente en el partido del martes a un descuido de los efectivos policiales y guardias de seguridad que estaban en el escenario. Además, luego de una reunión con la FBF y dirigencia de Blooming, Fernández advirtió que las personas que sean encontrada vendiendo gaseosas en botellas dentro del estadio serán expulsadas y sus locales clausurados.

“La malla alrededor del la cancha tiene la altura que establece la norma FIFA”, señaló el director del SDD, que apuntó que está enviando una carta a Blooming y Oriente para que aumenten la seguridad antes, durante y después de sus respectivos encuentros. “La droga, el alcohol y los petardos pasan entre las rejas”, afirmó Fernández. Sobre el mal estado de la cancha, anunció que se cambiará el césped en su totalidad, pero por fases. El lunes comienzan los trabajos.

  Falencias  

1. No hubo requisa

Previo al partido, faltó una requisa de parte de la Policía y la Fiscalía al escenario. Esto para evitar que ingresen petardos, droga o alcohol.

2 Como en su casa

No se revisó a las personas que ingresaron por los diferentes sectores del Tahuichi. 

3 Sin cordones

Como en los últimos clásicos, el martes no se hicieron cordones de seguridad alrededor del estadio.

4 Faltaron las mangas

No se usaron las mangas que protegen a los jugadores y árbitros cuando ingresan o salen de camerino.

    Reglamento  

Artículo 15.1

Si un partido fuese suspendido por el árbitro en razón de la intervención de los espectadores o por agresiones cometidas contra los jueces o jugadores del equipo visitante, el club local será castigado con la pérdida del partido, de comprobarse la culpabilidad a juicio del Comité Ejecutivo de la Conmebol.

Artículo 19

Para los casos previstos en el art. 15 de este reglamento, se tomará como resultado final 3-0 a favor del equipo declarado ganador, siempre que este resultado sea superior al real en el momento de la suspensión del partido, en cuyo caso al equipo ganador se le adjudicarán los goles conquistados. Si el resultado favorece al equipo sancionado, se aplicará un castigo mayor.

Se lavan las manos

La Policía Departamental, por medio de su comandante, Johnny Vargas, deslindó toda responsabilidad por la agresión que sufrió un jugador de River Plate durante el partido que su equipo disputó frente a Blooming, por la Copa Sudamericana, el martes.

El jefe policial dijo que ellos actuaron bien al haber detenido al sujeto y ponerlo a disposición del Ministerio Público, aunque no supo justificar cómo fue que el agresor saltó la malla, burló el control policial y llegó hasta la cancha a golpear al futbolista.

Vargas no quiso referirse a si se modificará el sistema operativo dentro del campo de juego a raíz de esta agresión, sólo atinó a decir que ellos habían cumplido al enviar la misma cantidad de personal que para los clásicos.

Blooming le inicia juicio al autor del escándalo

La Razón

El hombre del incidente es un albañil de 19 años. El Tahuichi corre el riesgo de ser suspendido y recibir una sanción económica. Los cruceños piden completar el encuentro.

image

• Rivero es trasladado por la Policía después de agredir al jugador de River Plate, González, en el Tahuichi.

Mi hijo es ayudante de albañil, es carpintero, trabaja de todo” contó María Eugenia Gálvez, madre de Juanito Rivero, de 19 años, quien será demandado por causar daños deportivos y económicos a Blooming, cuando golpeó a un jugador y provocó la suspensión del partido ante River, de Uruguay, por la Sudamericana.

“Le vamos a meter un juicio a esa persona”, dijo el presidente celeste, Carlos Bendeck, tras el hecho, y ayer se ratificó la demanda.

“Tenemos un equipo de abogados que ya impusieron el proceso, se nos perjudicó económica y deportivamente”, afirmó Federico Sánchez, directivo bloominista.

En tanto, el fiscal a cargo del caso, Mario Mercado, aseguró que “estamos en plena etapa de investigación, la etapa preliminar dura seis meses”. El representante del Ministerio Público informó que hoy se realizará una audiencia de medidas cautelares para ver si Rivero es detenido o no.

El titular bloominista anunció que pedirá a la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) completar el encuentro ante los uruguayos, debido a que el martes habían condiciones para que el juego continúe ya que considera que el árbitro y el veedor exageraron con la suspensión.

Según relató acongojada la señora Gálvez, en puertas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, Rivero es epiléptico y “no sabe lo que pasó, unos amigos que se encontró en el estadio le dieron bebidas y no recuerda por qué golpeó al jugador”.

El joven de 19 años provocó la suspensión del encuentro del martes a los 23 minutos del segundo tiempo, cuando derribó al uruguayo Henry Giménez.

La situación provocó críticas en contra de la Policía Nacional. “No puede ser que una persona se entre y la Policía bien gracias, mirando el fútbol. (Rivero) ha tenido que correr unos 35 metros para hacer eso”, afirmó un molesto Bendeck.

Lo mismo opinó el veedor del choque, el paraguayo Fernando Barriocanal. “Las personas destinadas a proteger están mirando el partido y no están atendiendo lo que pasa en las gradas”.

El informe del guaraní y del árbitro peruano Víctor Carrillo servirá para que la CSF analice e identifique las sanciones que dictaminará a Blooming y al estadio Tahuichi. Ante la situación, según el capítulo 10 del reglamento de la Sudamericana, en su artículo 15, se puede sancionar con la suspensión del escenario o una multa económica. En el artículo 19 se dice que el partido será de 3-0 a favor del equipo ganador.

Antecedentes

GRANDES: Ni los clubes grandes de Sudamérica como Boca Juniors de Argentina y Olimpia del Paraguay se salvaron de ser sancionados en hechos similares.

BOCA: El 2008, la CSF suspendió provisionalmente a La Bombonera y además aplicó una multa de 30 mil dólares a Boca, porque se agredió a un juez de línea.

OLIMPIA: La Conmebol suspendió por dos años el estadio del Olimpia, donde un juez de línea boliviano fue agredido durante el partido de Copa Sudamericana.

COLO COLO: El 2002 se suspendió por un año el estadio de Cobreloa por los incidentes, ya que el árbitro argentino Ángel Sánchez fue agredido.

La Frase

Por un imbécil inadaptado, el fútbol del país se puede ver perjudicado.

Carlos Chávez, presidente de la Federación de Fútbol.