Blooming derrotó en la agonía a Universitario

En el último suspiro del partido, Blooming derrotó ayer a Universitario en condición de local por la cuenta de dos goles contra uno. El elenco oriental no se dio por vencido, buscó afanosamente el gol del triunfo y lo consiguió. Ese resultado le permite sumar tres unidades y no distanciarse de los punteros del campeonato Clausura. En la primera etapa, a los dos equipos les faltó fuerza para generar opciones de gol: a su turno sólo dispusieron de una oportunidad para convertir, la cual desaprovecharon y eso hizo que el partido carezca de buen juego. Ambos equipos cometieron muchas imprecisiones en los pases, especialmente Blooming, el llamado a ser el principal protagonista del compromiso.



No hubo circuitos de juego, por lo que las tareas en las defensas se facilitaron y los arqueros fueron poco exigidos. La poca proyección de los laterales también fue otro elemento para que los equipos no tengan mucho juego ofensivo. En la segunda etapa, los técnicos no hicieron variantes al inicio para brindar confianza a los titulares, pero el panorama tampoco cambió y posteriormente tuvieron que realizar los cambios para alterar la fisonomía al partido. En Blooming ingresó el delantero Hernán Boyero en reemplazo de Luis Sillero. El cambio surtió efecto porque el cuadro celeste cambió de actitud y atacó en mayor medida.

A los 13 minutos, Universitario se quedó con un jugador menos porque el lateral derecho Oscar Añez fue expulsado por doble tarjeta amarilla. Para no descompensarse en la defensa, el técnico Javier Vega determinó el ingreso de Rafael Segovia y sacrificó la delantera porque salió Gustavo Paz, por lo que se quedó solo Roberto Galindo. El marcador se abrió a los 15 minutos con gol de Luis Carlos Vieira, quien convirtió de cabeza tras un centro de Gualberto Mojica y puso de esa manera en ventaja a Blooming.

Pero la alegría del local duró poco porque cinco minutos después empató Universitario de tiro penal. Fabricio Brandao cometió falta en el área por lo que el árbitro cobró la pena máxima, que fue ejecutada por Roberto Galindo, quien estuvo certero. Tras la igualdad, el técnico Carlos Aragonés le dio un tono más ofensivo al elenco cruceño al hacer debutar al volante brasileño Giovanni Monteiro, quien sustituyó al lateral izquierdo Lorgio Álvarez. A los 38 minutos, el cuadro capitalino se quedó con nueve jugadores por la expulsión de Roberto Galindo y eso hizo que mermara mucho su ofensiva. Y cuando todo hacía suponer que el gol de la ventaja no llegaría, apareció Boyero para anotar con golpe de cabeza en el primer minuto de adición (2-1). Un triunfo merecido de la Academia porque fue la que propuso juego ante un Universitario que fue mezquino.

Noticias de TV: Unitel.

 Ayuda Videos