Evo quiere a Schmidt en Chonchocoro; dice que es un criminal

Respuesta. Familia del alemán rechaza acusaciones del Presidente y le piden pruebas. Evo admite que traslado de Dirk fue decisión del gobierno.

image

El Día,  20 de Agosto, 2010



Evo admite que traslado de Dirk fue decisión de Estado

El Primer Mandatario calificó al extranjero Dirk Schmidt, imputado por alzamiento armado como un delincuente internacional que debe ser trasladado de la cárcel de Palmasola a Chonchocoro.

El presidente, Evo Morales Ayma, reconoció ayer que el traslado del alemán Dirk Schmidt a la ciudad de La Paz fue una decisión del Gobierno más que del Poder Judicial.

“No es una decisión del ministro (Sacha Llorentty), es una preocupación del Gobierno nacional que un delincuente nacional e internacional  sea trasladado de Santa Cruz a La Paz. Por cuestión de seguridad para el pueblo, para el Estado”, dijo Morales, quien dio a entender que el Gobierno decidió el traslado del alemán de Palmasola a la cárcel de Chonchocoro.

Con esas declaraciones, Morales confirmó las presiones que existen del Órgano Ejecutivo que obligaron no hace poco a renunciar al director nacional de Régimen Penitenciario Wilson Soria ante la negativa del trasladar al alemán al penal de máxima de seguridad de Conchocoro.

Karina Flores Villa al escuchar las expresiones con que se dirigió el presidente hacia su esposo, Dirk Schmidt, se mostró decepcionada y advirtió que si algo le pasaba era responsabilidad de su autoridad.

“Voy seguir demostrando que mi esposo es inocente y de lo que usted ahora.. señor Presidente.. lo acusa, es mentira.. quiero que por favor.. el gran delincuente internacional que llaman a mi esposo, muestren las pruebas, las sentencias, quiero todos los documentos que tiene en mano para vertir semejante acusación”, lamentó.  

Mientras tanto la Fiscalía abrió un nuevo contra el alemán por el caso de la supuesta extorsión a menonitas por las que fueron imputados el ex viceministro de Régimen Interior, Gustavo Torrico, el teniente Cristian Sánchez y Luis Fernando Prado.

El Jefe de Estado advirtió ayer, que “no perdonará” los presuntos hechos de corrupción de los que fue acusado el ex viceministro de Régimen Interior Gustavo Torrico. “Eso es un problema y aquí no se perdona a nadie, masistas, o, no masistas si están prestando un servicio, una función, si hace mal tiene que ser juzgado”, dijo

El abogado coordinador de la defensa del alemán, Adhemar Suárez, anunció ayer que se harán las representaciones del caso ante organismos internacionales para hacer conocer de las violaciones./LES.

41 días Permanece detenido en  la cárcel de Palmasola Dirk Schmidt .

‘Temo por la vida de Dirk’

Quiero que sepan que hasta ahora tenía la esperanza de que el señor Presidente desconozca este tema y que por ese motivo no hubiese tomado cartas en el asunto, pero en las declaraciones que hoy (ayer) acaba de verter en contra de mi esposo, sé que lo han mal informado porque la realidad es otra.

Y si él ahora aparte de ser Presidente es juez y parte yo me pregunto  ¿En manos de quién estamos? ¿Cuál es la justicia de la cual él ha pregonado tanto?, ¿Cuál es la libertad de la cual él ha pregonado tanto? Yo me siento perseguida, siento que la vida de mi esposo llevándolo a Chonchocoro corre peligro.

Si mi esposo es llevado a Chonchocoro y si él muere usted será el directo responsable de su muerte y si mis hijos también les pasa algo usted señor Presidente será el responsable. No voy a descansar hasta que la verdad salga. No force la justicia y deje que se ventile donde tenga que ventilarse .. no nos haga esto .. no haga creer a las personas que han confiado en usted que esta lucha fue en vano… no lo haga. (textual)

El Gobierno quiere a Schmidt en Chonchocoro

Respuesta. Familia del alemán rechaza acusaciones del Presidente

Miguel A. Melendres – La Paz, La Razón

El presidente Evo Morales reveló ayer que fue una decisión de su gobierno, y no del ministro Sacha Llorenti, que el alemán Dirk Schmidt, acusado de tráfico de  armas, sea trasladado a la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro en La Paz.

Tras brindar su respaldo a Llorenti (titular de Gobierno) en el impasse con el renunciante director de Régimen Penitenciario, Wilson Soria, dijo que es su obligación, como autoridad, tomar acciones si detecta gente implicada en conspiración o delincuencia internacional.

El miércoles, Soria denunció que fue presionado por Llorenti para trasladar, sin ningún argumento legal, al alemán hasta el penal de Chonchocoro. “No es una posición de Sacha Llorenti que ese señor deba trasladarse de Santa Cruz (donde guarda detención en el penal de Palmasola) a Chonchocoro (La Paz). Es decisión del Gobierno”, manifestó el Jefe de Estado.

Reveló además que se realizó una investigación  profunda y de alcance internacional, en la que se estableció que Schmidt resultó ser “un delincuente internacional y prófugo de la justicia alemana que se infiltró al MAS (Movimiento Al Socialismo)”.

Entretanto, desde Santa Cruz, Adhemar Suárez, abogado defensor de Karina Flores, la esposa del alemán, rechazó las aseveraciones del Mandatario y lamentó que éste se haya convertido en juez y parte del caso. “Él es un Presidente constitucional y con esas declaraciones somete a la justicia al Poder Ejecutivo. ¿Dónde están sus pruebas?”, cuestionó el abogado, para después anunciar que utilizará todos los recursos legales para demostrar que Schmidt no es nada de lo que dice Morales.

Flores expresó su “extremo dolor” por las declaraciones de Morales en contra de Schmidt y lamentó haber trabajado “incansablemente” para que este proceso de cambio se haga realidad.

“Lo único que puedo decirle es que todo lo que se ha dicho, incluso de la boca del Presidente, es una mentira”, dijo. A su vez, le imploró que no se convierta en juez y parte, pidió que deje de perseguir y dañar a su familia, y que los deje defenderse ante la ley.

No hubo reunión con Soria en el Palacio

La anunciada reunión entre el presidente Evo Morales y el ex director general de Régimen Penitenciario, Wilson Soria, finalmente no se realizó ayer. El miércoles, Soria indicó que, antes de renunciar a su cargo, envió una carta al Mandatario, tras lo cual se le habría comunicado que lo recibirían en el Ministerio de la Presidencia.

Al terminar la tarde de ayer, ese despacho no tenía información sobre la presunta reunión. La Razón no logró contactarse con Soria para obtener su versión.

El miércoles, Soria, ex sacerdote de la Iglesia Católica, dimitió a su cargo tras denunciar que fue presionado por el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, por haberse negado a un traslado irregular del alemán Dirk Schmidt de la cárcel de Palmasola a la de Chonchocoro.

Ayer, en una conferencia, el presidente Morales se refirió al tema y apuntó contra el renunciante. Lamentó que no haya respondido a dar seguridad al país y lo calificó de “vivo” y “experto” en usar un tema como el caso del alemán Schmidt para salvarse de otros procesos en su contra.

Para el Presidente Schmidt es un criminal; le piden pruebas

Versiones. Por primera vez, Evo Morales se refirió al alemán imputado por cuatro delitos y lo acusó de ser un delincuente. La esposa advierte que si lo llevan a Chonchocoro el mandatario será culpable

image DEFENSA. Karina Flores, que prestó sus declaraciones ante el fiscal, en La Paz, respondió ayer al presidente Morales

Guider Arancibia Guillén, El Deber

Por primera vez, el presidente Evo Morales habló ayer del alemán Dirk Schmidt y fue para calificarlo de delincuente internacional buscado por la justicia germana. El extranjero está recluido en Palmasola por supuesto alzamiento armado desde el 8 de julio; días después de su encierro se declaró un soldado fiel del mandatario y dijo haberle cuidado las espaldas.

Sobre la renuncia del director de Régimen Penitenciario, Wilson Soria, que denunció presiones del ministro de Gobierno, Sacha Llorenti trasladar a Chonchocoro a Schmidt, Morales afirmó que fue un error haberlo designado en ese cargo y señaló que el traslado del alemán a La Paz  no fue un pedido del ministro Llorenti sino una acción del Gobierno por considerar al extranjero un delincuente internacional, prófugo de la justicia alemana y que se infiltró en el MAS.

Asimismo, Morales advirtió  que ‘no perdonará’ los presuntos hechos de corrupción de los que se acusa al ex viceministro de Régimen Interior Gustavo Torrico. Morales reveló que Torrico tuvo que dejar el cargo tras conocerse documentación de las denuncias en su contra. “Aquí no se perdona a nadie, masistas o no masistas. Al que está prestando un servicio u una función, si lo hace mal tiene que ser juzgado”, dijo.

Recordó que Torrico fue invitado como representante de un sector social y que por esa razón tiene la obligación de defenderse ante la justicia. “Sus colaboradores que denuncien sobre un tema de atención a los menonitas es gravísimo”, sostuvo Morales.

Torrico renunció  por denuncias en su contra formuladas por Sacha Llorenti, en el caso  menonitas. La Fiscalía lo imputó junto a Luis Fernando Prado y el teniente de Policía Christian Sánchez, por delitos de legitimación de ganancias ilícitas, usurpación de funciones y conformación de una supuesta red de extorsión.

Karina Flores, esposa de Schmidt, señaló que si su marido es llevado a Chonchocoro y si lo matan, el responsable del hecho será el presidente Morales. “Le pido que cese la persecución contra mi esposo, mi persona y mi familia. Mi marido no es ningún delincuente internacional; presente pruebas señor Morales”, sugirió.

Por su parte, el abogado del alemán, Adhemar Suárez, lamentó que el presidente del Estado se convierta en juez y parte en lo que llamó una intromisión directa al Poder Judicial.

Para Suárez, Evo debe respetar los poderes públicos que son independientes. Señaló que ‘hasta el cansancio’ se ha demostrado que Schmidt es inocente de todas las imputaciones y que se lo hizo con pruebas. “Se tiene que imponer la fuerza de la razón y no la razón de la fuerza. Parecería que estamos en un gobierno dictatorial que no respeta nada, ni la vida de las personas, pero pese a todo pedimos al Presidente que sea ecuánime”, dijo. 

Tras la imputación del fiscal paceño Franz Contreras por los delitos de legitimación, extorsión y otros contra el alemán, Torrico, Prado y Suárez, un juez de la sede de Gobierno ya fijó la audiencia cautelar para el lunes. 

Los abogados Otto Ritter y Adhemar Suárez y la esposa de Schmidt expresaron ayer su temor de que el Gobierno trasladen La Paz a Schmidt violando sus derechos constitucionales.

Piden grabaciones a esposa de Dirk

El fiscal de La Paz Franz Contreras requirió a Karina Flores, esposa del alemán Dirk Schmidt, que proceda a la entrega de amplia documentación consistente en grabaciones de cámaras de seguridad domiciliarias y otras sobre las acciones de la familia luego de la detención del extranjero.

En su último requerimiento, el representante del Ministerio Público asegura que Karina Flores debe presentar el material que tendrían en su casa de la zona de Tarumatú, según algunas declaraciones hechas a diversos medios de comunicación. La respuesta no se hizo esperar. Karina Flores, a través de sus abogados, Otto Ritter y Adhemar Suárez, aclaró que con relación a los documentos y grabaciones de cámaras de seguridad que tenía en su poder, dicho material fue secuestrado por el fiscal José Tarqui, que comandó el operativo de allanamiento a su casa en Tarumatú, el 8 de julio.

Señala que, según el inventario firmado por Tarqui, por el jefe de Inteligencia de la Policía de Santa Cruz coronel Guido Plata, por el sargento investigador Sixto Herrera y el fiscal José Luis Bravo, se detalla el secuestro del material. Se hace notar que en los puntos 22 y 23 del cuadernillo de investigación se informa de que “en el interior de un maletín plateado se hallan varios documentos y cintas de grabación”. 

Consultado el fiscal Tarqui acerca del tema y si es que él secuestró el material de grabación de la casa del alemán dijo: “No tengo nada que hablar con la prensa sobre el caso”, y cortó el contacto con su celular.

«Sufro una guerra total»

Wilson Soria | Ex jefe penitenciario

– ¿Después de su renuncia el Gobierno anuncia procesos en su contra por irregularidades?

– Todo lo que hay es una guerra psicológica, no tengo nada oficial.

– ¿Cuál es la verdad de su actuación en el caso del alemán Schmidt?

-El 30 de julio fui a Santa Cruz para ir a Buenavista, Yapacaní y la  granja de Espejos para solucionar problemas. Ese día recibí órdenes del Ministerio de Gobierno para ir a Palmasola a ver a Dirk. Recibí informes de la Penitenciaría y el gobernador que estaba bien y no había problemas con él.

– ¿Qué pasó con el traslado a La Paz del alemán?

– Del Ministerio me pidieron que traslade al alemán a Chonchocoro por su peligrosidad internacional. En estos casos sólo un juez puede ordenar traslados. El director de régimen Penitenciario puede hacerlo en casos excepcionales, de acuerdo con los reglamentos. Por eso pedí documentación que respalde la peligrosidad de Schmidt pero el ministro de Gobierno Sacha Llorenti no me envió nada.

– ¿Qué pasó después?

Empezaron las presiones insoportables y tuve que renunciar. Ahora sufro una guerra total tras seis meses en el cargo. Yo entré como jefe invitado por Llorenti, soy profesional en educación superior, tengo méritos y una hoja de vida limpia. Me defenderé de todas las acusaciones exageradas que se están inventando incluso por lo de García Meza.