Estados Unidos informa a sus aliados sobre próxima filtración de Wikileaks

wikileaks0122 Estados Unidos ha informado a sus aliados Gran Bretaña, Australia, Canadá, Dinamarca y Noruega antes de la esperada nueva divulgación de documentos estadounidenses secretos, dijo el jueves Wikileaks, citando informaciones de la prensa local.

El sitio que publica documentos clasificados en Internet dijo a través de la red de micromensajería Twitter que diplomáticos estadounidenses informaron a funcionarios de los gobiernos de los cinco países por anticipado sobre la esperada divulgación de los próximos días.

La nueva revelación de documentos secretos incluye miles de despachos diplomáticos que informan de acusaciones de corrupción contra políticos en Rusia, Afganistán y otros países de Asia Central, dijeron el miércoles a Reuters fuentes con conocimiento de los despachos del departamento de Estado que posee Wikileaks.



Las acusaciones son lo suficientemente graves como para avergonzar a los gobiernos extranjeros, dijeron las fuentes.

Algunos gobiernos parecen estar preparándose para el impacto de las revelaciones.

Según el periódico londinense al-Hayat, las revelaciones de Wikileaks incluyen documentos que muestran que Turquía ha ayudado a Al Qaeda en Irak.

Y de acuerdo al Washington Post, que Estados Unidos ha apoyado al PKK, una organización rebelde kurda que libra una guerra separatista en Turquía desde 1984.

Wikileaks anunció esta semana en su cuenta de Twitter que su nueva revelación sería siete veces mayor a los casi 400.000 documentos del Pentágono relacionados a la guerra en Irak que hizo públicos en octubre.

Anteriores revelaciones de Wikileaks -organización fundada por Julian Assange, un pirata informático nacido en Australia- contenían información delicada sobre las guerras en Irak y Afganistán, que el Gobierno de Estados Unidos ha dicho comprometen la seguridad nacional y ponen a algunas personas en peligro.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo el miércoles que Washington estaba notificando a gobierno extranjeros sobre la posible revelación de los documentos.

Reuters