“Guerra sucia” contra la prensa

LOGO SIP OK En su 66 Asamblea General, realizada este domingo en Mérida – México, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) emitió un informe donde advierte sobre los “impulsos claramente totalitarios” del gobierno de Evo Morales, alertando sobre las amenazas a la libertad de expresión en nuestro país. El pronunciamiento de la SIP es un paso importante hacia la internacionalización de la batalla boliviana por la libertad de prensa, teniendo en cuenta que la Asamblea General de ese organismo congrega a una gran cantidad de directores y editores de medios, contando además con la presencia de los presidentes Felipe Calderón (México), Juan Manuel Santos (Colombia) y Porfirio Lobo (Honduras). El documento agrega que la ley contra el racismo es usada “tramposamente” para tratar de acabar con los medios independientes y señala que “de los insultos y golpes se pasó a los decretazos y las leyes”, detallando que entre marzo y octubre de 2010 se contabilizaron 99 agresiones a periodistas y 62 contra medios de comunicación. Sobre los polémicos artículos mordaza de la norma, se indica que apuntan a sacar de circulación a los medios y sus propietarios “que no estén alineados con el oficialismo”. El informe afirma que en Bolivia hay una “guerra sucia contra la prensa” en la que editores y periodistas se ven obligados a la autocensura para no ser perseguidos judicialmente: “Los jefes de noticias aplican una oprobiosa censura previa para eliminar frases arbitrariamente consideradas racistas o discriminadoras”. Más claro, agua.

Alemania preocupa al ALBA

Un giro en la política alemana hacia América Latina parece tener muy preocupados a los gobiernos del ALBA. La administración de Ángela Merkel ha elegido priorizar la cooperación con Perú y Colombia, enfriando las relaciones con los países conducidos por neopopulistas autoritarios y con la dictadura cubana. La visita a Sudamérica del ministro federal de cooperación económica y desarrollo, el liberal Dirk Niebel, ha puesto de relevancia este hecho, con la consolidación de un amplio plan de cooperación con el gobierno colombiano en la región de Macarena y críticas a las estatizaciones de Bolivia. El tema trae de cabeza al régimen de La Habana, a juzgar por la importancia que le ha dado la agencia castrista Prensa Latina. Y es que, claro, la nueva política alemana también puede significar un endurecimiento de la Unión Europea hacia la tiranía caribeña.

Adiós a una Asamblea anodina

El vicepresidente de la Asamblea Departamental de Santa Cruz, Alcides Vargas, eligió el camino de la dignidad. Tras seis meses de funcionamiento de un órgano inoperante, que apenas si pudo aprobar tres leyes departamentales sobre feriados y estadísticas, Vargas abandonó la Asamblea señalando que será más útil a la provincia de Vallegrande trabajando allí mismo. La Asamblea podría haberse constituido en un relevante espacio propositivo, desde el cual mostrar un camino alternativo al del gobierno central. Sin embargo, la combinación entre subordinación al Ejecutivo departamental, prepotencia de la bancada “verde” y maniobras dilatorias del MAS ha neutralizado las posibilidades del Legislativo cruceño.



[email protected]