Existe una conspiración contra Bolivia

Vicealmirante Ismael Schabib

schabib Quisiera compartir esta preocupación con otros bolivianos, especialmente con la gente joven del occidente, que vive bajo el influjo de la propaganda millonaria del gobierno pro-cubano-venezolano que tenemos.

Como lo escribí anteriormente, tengo en mis manos un documento con clasificación de Seguridad: Confidencial, con logotipo del MAS, lugar y fecha: Orinoca, agosto del 2006 intitulado: “Guía de acción política de Orinoca para los compañeros revolucionarios del MAS y sus aliados”.

Hace unos años no le di importancia, como muchos otros bolivianos, pero en vista de los acontecimientos he cambiado totalmente de idea y me causa honda preocupación. Transcribiré textualmente algunos párrafos:

“1. Como objetivo: la creación de un Estado Plurinacional campesino-indígena y con un gobierno centralista y estructurado sobre la figura de nuestro líder, Evo Morales Ayma.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

-Se trata de conformar una democracia formal socialista con poder total y absoluto (el socialismo es pragmático y debe orientarse por los planteamientos del socialismo del siglo XXI promovido por el camarada, hermano y Comandante Hugo Chávez).

-Viabilidad del nuevo Estado: conformar una patria Grande Sudamericana y bolivariana. Para ello es deseable la conformación de fuerzas estatales-represivas conjuntas, entre países de la región con orientación socialista y financiada por los propios Estados y el presupuesto facilitado por el gobierno bolivariano de Venezuela.

-Se plantea un neo-foquismo, donde Bolivia sea el centro de irradiación de este socialismo del siglo XXI a nivel latinoamericano y promovido principalmente por el gobierno hermano de Venezuela.

-Es también deseable la conformación y el financiamiento de grupos de fuerzas irregulares, para reprimir a la sociedad civil rebelde si esto fuera necesario. Estos cuadros se deberían orientar y generar violencia a nivel de la sociedad boliviana, y así confrontar exitosamente a los oligarcas y antirrevolucionarios.

No se descarta que estos grupos sean multinacionales: peruanos, bolivianos, colombianos, etc., pues la lucha ahora es universal y latinoamericana.

-Es positiva y funcional la cooptación de organizaciones sociales del país a manera de grupos de presión para reprimir instituciones políticas o sociales de oposición, así como a medios de comunicación burgueses y opuestos al cambio”.

En recuadro está escrito:

“Creencia y fundamento del Gobierno del Cambio: La Nación, el Estado Nación, el Estado de Derecho y la Democracia (actuales) son inviables, y son expresiones del colonialismo, neoliberalismo y de la burguesía capitalista que se debe desmontar (desestructurar). La República boliviana fundada en 1825 -y que lamentablemente aún persiste hasta nuestros días- debe desaparecer”.

“II .Como justificación: si no se pudiere por medios democráticos, la violencia (partera de la historia) es necesaria para imponer el nuevo Estado Plurinacional.

El socialismo expresa el nuevo amanecer de lo que hasta hoy se conocía como Bolivia”.

-Tenemos que reconocer que lo propuesto en el documento en cuestión lo han cumplido casi en su totalidad; el Estado plurinacional ya es un hecho, en teoría no existe más la República de Bolivia, no así en el corazón de muchos bolivianos.

-El poder absoluto ya lo tienen, incluido el poder militar.

-Si la democracia formal es amedrentar a la oposición, adueñarse de los poderes del Estado incluida la Corte Nacional Electoral y coartar la libertad de expresión, ya la impusieron.

-Parecería, que la escuela militar del ALBA que se ha construido en Warnes es la confirmación de las fuerzas estatales-represivas conjuntas…

-Un neo-foquismo, pensado como lo concibió el “Che Guevara”, llamado socialismo del siglo XXI, para irradiarlo desde Bolivia a Latinoamérica, no parece factible.

-La conformación de grupos o fuerzas irregulares se comenta que están en pleno trabajo de concreción a cargo de venezolanos, en algún lugar de los Yungas y tal vez en otros como el Chapare.

-La conformación de grupos sociales para emplearlos como grupos de presión para reprimir a la oposición ya lo han practicado, especialmente contra el Parlamento.

Querido amigo, especialmente si Ud. es del occidente de nuestra patria, ¿por qué muchos pensaron y tal vez piensan todavía, que el modelo de autonomía que propusieron los cruceños es conspirativo? Y ¿por qué las acciones del gobierno, que aparentemente son conspirativas contra Bolivia, no causan reacción en el occidente?

Nuestro problema no es cambiarnos de nombre, sino cambiar de actitud, nos falta mucha solidaridad. Con solidaridad el centralismo no fuera tan perverso, no se hubiera olvidado al oriente ni a los indígenas.

Lo cierto, apreciados amigos, es que nosotros los orientales no somos plurinacionales, somos como un claro-oscuro en diferentes matices de la mezcla entre la nación guaraní y las personas provenientes de algunas partes del mundo que llegaron a esta región y fueron bienvenidos, hubieran sido europeos y asiáticos o del Medio Oriente, que hacen al “camba”, y fueron bienvenidos porque en la época en que llegaron en el oriente de Bolivia había casi nada de salud y educación, debido a la insolidaridad del centralismo. Sin embargo, se quedaron a pesar de que se vivía muy mal, vivíamos como confinados, castigados. Nuestros bisabuelos, abuelos y padres vivieron pésimo, como todavía se vive en Beni y Pando, a pesar de la tecnología en medios de comunicación utilizable.

Nosotros no renegamos de Bolivia, como alguna gente de occidente afiliada al MAS, y si pedimos autonomía es para ser mejores bolivianos, no renegamos de Bolivia, no le estamos cobrando “más de un siglo de soledad”, el mal trato que otros bolivianos nos dieron con su olvido. No somos enemigos del occidente, somos muy diferentes pero no enemigos, y no vemos por qué haya que destruir a ningún departamento y menos a Santa Cruz, que luce como lo más moderno de Bolivia y como el lugar a donde bolivianos de todas latitudes son atraídos, especialmente los más pobres y humildes. Si no fuera por Santa Cruz, más bolivianos se hubieran ido al exterior. Un circunstancial gobierno no vale la pena que nos causa a Bolivia.

¿Acaso no es racismo llevado al extremo hacer de nuestra patria un Estado Plurinacional campesino-indígena, dejando de lado al mestizo que es la mayoría? Porque los mestizos somos la mayoría.

La gente culta de Charcas ideó Bolivia y fue consecuencia de la plata de Potosí. Si no, no existiríamos. Un poco de Bolivia sería del Perú y otro tanto de la Argentina.