Narco-autoridades en el Palacio

evo_morales_coca_vienne432 Cuando aún no se han disipado los ecos del caso del general René Sanabria, que puso en serios aprietos al Ministerio de Gobierno al evidenciar la penetración del narcotráfico en altas esferas del Estado, un nuevo escándalo viene a recordarnos la presencia de esa actividad ilícita en las estructuras gubernamentales. Yesid Mamani, alcalde de Calamarca por el Movimiento Al Socialismo, quien fue aprehendido con dos kilogramos de cocaína en el mes de enero, no sólo está libre gracias a unas generosas medidas sustitutivas y continúa al frente del gobierno municipal, haciéndole fintas a la “Ley Corta” que sólo parece aplicarse a las autoridades de oposición, sino que hoy se reunió con el presidente Evo Morales en el Palacio Quemado, en el marco de un encuentro entre el primer mandatario y los burgomaestres del departamento de La Paz. La inverosímil excusa planteada por el ministro de comunicación, Iván Canelas, para atajar el escándalo es que “el presidente no mandó invitaciones personales a los alcaldes”, lo que de ninguna manera justifica que el gobierno desconociera la presencia de Mamani o directamente la aceptara sin reparos. Lo cierto es que, mientras Brasil intenta llenar el vacío dejado por la expulsión de la DEA y Evo aprovecha esa cooperación como show mediático para hacer control de daños en el caso Sanabria, se siguen dando estas muestras de que el combate al narcotráfico no es parte de las prioridades del régimen cocalero. De muy poco servirán los aviones no tripulados en la frontera, si no existe al mismo tiempo una clara voluntad política de limpiar la casa por parte del partido de gobierno.

notishots@gmail.com