Anuncios

Caso Rózsa: Abogados observan vicios de nulidad en las pruebas de cargo

Audiencia conclusiva. Los defensores reclaman por la destrucción de las pruebas, la ausencia de las víctimas y la falta de códigos, entre otros. Tórrez sufrió un preinfarto, Paz y Melgar se desmayaron.

image

Melissa Revollo, OPINIÓN

Abogados observan vicios de nulidad en las pruebas de cargo

“Sin pruebas no hay delitos”, “no firma ningún testigo de actuación en las actas”, “las pruebas no están codificadas, ni foliadas”, fueron algunas de las observaciones de los defensores en el caso de terrorismo cuya audiencia conclusiva se desarrolla en Cochabamba desde el lunes. La Fiscalía y el Gobierno acusan de terrorismo a 23 personas, presuntamente vinculadas a Eduardo Rózsa acribillado junto a otros en Santa Cruz el 16 de abril de 2009.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

Los abogados advierten vicios de nulidad en las pruebas. Reclaman por la destrucción de materiales como los explosivos y también por la ausencia de las víctimas.

Ayer el juez 9 de instrucción en lo penal de La Paz, Rolando Sarmiento, declaró horas extraordinarias al medio día y luego de las 18:00 horas. La audiencia avanzó sin recesos hasta casi las 19:00 horas para continuar hoy.

Los abogados defensores presentaron incidentes por actividad procesal defectuosa y exclusión de las pruebas. Incluso plantearon impugnaciones a las acusaciones.

VÍCTIMAS. Entre otros, el abogado de Alcides Mendoza, Otto Ritter, reclamó por la ausencia de las víctimas como el cardenal Julio Terrazas, el ex viceministro de Autonomías Saúl Ávalos y su esposa que no fueron notificados.

“Si las víctimas estuvieran presentes probablemente los hoy acusadores se convertirían en acusados”, manifestó Ritter, asegurando que se les vulnera “el derecho a ser oídos”.

Nuevamente surgieron los i ncidentes entre Otto Ritter y el juez Rolando Sarmiento que le advirtió con desalojarle de la sala de audiencias como lo hizo el pasado lunes.

ARMAS. El fiscal Marcelo Sosa argumentó anteriormente que había instruido la destrucción de los explosivos “por seguridad”. Las armas y municiones, además de computadoras, celulares y otros elementos de prueba fueron trasladados desde La Paz por tierra en vehículos del Ministerio de Gobierno y con resguardo policial. El material estuvo expuesto durante la audiencia en cajones y maletas.

El abogado de Juan Carlos Guedes solicitó la presencia física de un vehículo como parte de las pruebas.

Los defensores se refirieron a la ausencia de firmas de testigos de actuación, pues según las pruebas documentales no existían en las actas de secuestro. Observaron falta de constancia de órdenes de allanamiento, de correos electrónicos y otros documentos sin folios.

Durante la jornada de ayer se atendieron los casos de Juan Carlos Guedes, Alcides Mendoza, Hugo Paz, Svonko Matkovic, Hugo Vásquez, Juan Carlos Velarde, Zoilo Salces, Carlos Edyardo Pereira, Juan Kudelka y Alberto Melgar. Junto a los anteriores ya suman más de la mitad de los 23 acusados.

Caso Rózsa: piden anular las pruebas

AUDIENCIA CONCLUSIVA

image

Algunos de los imputados en la Corte Superior de Cochabamba, ayer. – Agencias Agencia

Los Tiempos – 15/04/2011

<ahref ="HTTP: caso-rozsa-la-sala-quedo-chica_121388_242379.html? 20110413 nacional actualidad diario www.lostiempos.com>

La desprolijidad con la que las pruebas físicas, como armamento, computadoras, discos compactos y documentación fueron manejadas por el Ministerio Público, fue puesta en evidencia ayer en la cuarta jornada de la audiencia conclusiva que se lleva a cabo en Cochabamba sobre el caso denominado por el Gobierno “terrorismo separatista”.

La falta de codificación y coincidencia entre las pruebas ofrecidas para la acusación de más de una treintena de imputados y las pruebas presentadas por éstos fueron, en su mayoría, excluidas por los acusados.

Casi todos los abogados que intervinieron ayer en la sesión, destinada a evaluar las pruebas físicas que sirvieron de base para la acusación, pidieron la exclusión probatoria porque no se hallan numeradas ni cumplen con un principio de correlación, relacionado a la cadena de custodia, desde su secuestro y exposición al momento del peritaje.

En una maratónica sesión que se inició a las 10:00 y concluyó cerca a las 19:00, el juez noveno de instrucción en lo penal de La Paz, Rolando Sarmiento, dio paso a cada uno de los acusados presentes a valorar las pruebas físicas que el Ministerio Público mandó a traer recién ayer.

Los cuestionamientos alcanzaron también a oficiales del Estado, que supuestamente actuaron como agentes encubiertos, en abril de 2009, cuando intervinieron el hotel Las Américas en Santa Cruz, pero, sin la tuición de ninguna autoridad.

“Estos hechos llegan a confirmar que la investigación ha llegado a una imputación y a una acusación y ha nacido de una actuación ilícita que viola el debido proceso”, argumentó el abogado de Carlos Baldivieso. Añadió que las actuaciones en la colección de pruebas en el lugar de los hechos, secuestros, peritajes, obtenciones y demás caen en un acto completamente nulo.

Otto Ritter, abogado de Alcides Mendoza, hizo notar que la acusación no individualiza a los acusados ni hace referencia al tipo de participación o autoría de cada uno en la supuesta comisión de los hechos delictivos.

“A todos los califica como autores o cooperadores del grupo, pero no dice cuál grupo”, dijo.

Una vez escuchados los fundamentos de los abogados de los imputados, respecto a las pruebas, el juez dictaminó un nuevo cuarto intermedio hasta hoy, para oír los alegatos del Ministerio Público y del Ministerio de Gobierno respecto a las mismas, tras lo cual el juez deberá emitir una resolución para definir las pruebas que pasarán a la siguiente fase del juicio.

Incomodidad

Los detenidos en el Comando Departamental de la Policía y sus custodios traídos en aviones particulares desde La Paz tuvieron que hacer varias inversiones para quedarse por estos días con un mínimo de comodidad, relataron algunos imputados.

Uno de ellos desmintió a Régimen Penitenciario de que los detenidos se hallaban en ambientes del Comando Policial en camas y colchones. En realidad, duermen sobre esponjas en el piso, con sus custodios policiales a lado, sobre el mismo piso.

Además relataron que tuvieron que pagar para que se les diera acceso a dos baños, y comprar duchas nuevas para bañarse con agua caliente. Tampoco les dan alimentación, los gastos son cubiertos por sus familiares que se trasladaron a esta ciudad.

Solicitarán las fotografías

La comisión de fiscales que investiga el caso denominado "video-soborno" solicitará a la red televisa Cadena A la remisión de las fotografías del exfuncionario del Ministerio de Gobierno, Carlos Núñez del Prado, con Juan Alberto Kudelka, uno de los acusados de terrorismo, mostradas la noche del miércoles en el programa A Todo Pulmón, para su análisis, dijo Aldo Ortiz, uno de los miembros de la comisión de fiscales.

En las fotografías aparecen Núñez del Prado y Kudelka, quien horas antes, en la audiencia conclusiva del caso Rózsa, denunció que el exfuncionario del Ministerio de Gobierno le trajo desde Argentina vía terrestre por Bermejo.

Otro de los imputados, Mario Tadic, acusó a Núñez del Prado de haberlo "torturado" y aseguró que la voz que aparece en el video en el que se le entrega 31.500 dólares a Ignacio Villa Vargas ,El Viejo, para que deje el país, es del exfuncionario gubernamental. Ortiz no descartó convocar a Tadic y Kudelka a declarar.

ASEGURA QUE AUDIENCIA ES NULA

Abogado: Pruebas de Prado “tumban” el caso

El general del Ejército retirado Gary Prado Salmón se encuentra en su domicilio en Santa Cruz, no está oculto ni ha huido, aseguró ayer el abogado Otto Ritter a propósito del mandamiento de aprehensión que el juez Rolando Sarmiento emitió el pasado lunes en contra del militar, luego de declarar su rebeldía, por no haberse presentado a la audiencia conclusiva del caso Rózsa que se desarrolla en esta ciudad.

Según el abogado, ambas acciones, la declaratoria de rebeldía y la orden de detención, son  ilegales y buscan dejar en indefensión a Gary Prado y evitar su participación en el juicio, porque “él ofreció pruebas de descargo que tumban todo el caso, y eso lo sabe el Ministerio de Gobierno y el Ministerio Público”, por ejemplo ofrece como testigos a los efectivos de la disuelta Unidad Táctica de Resolución de Crisis (Utarc), que participaron en el operativo en el hotel Las Américas donde fueron abatidos a tiros tres integrantes del grupo de Eduardo Rózsa el 16 de abril de 2009.

Asimismo, dijo que tenía previsto presentar peritos para demostrar el tipo de armas que se decomisaron, las cuales supuestamente eran para hacer terrorismo.

Prado juntamente con otras 38 personas ha sido acusado por la Fiscalía por su presunta vinculación con el supuesto grupo terrorista liderado por Rózsa, que buscaba dividir el país y asesinar al presidente Evo Morales; no obstante, en sus declaraciones aseguro que Rózsa le buscó una vez para una investigación periodística acerca de la campaña antiguerrillera de 1967, de la que participó cuando era capitán, y en la que se capturó a Ernesto Che Guevara.

Prado lleva los últimos 30 años inmovilizado en una silla de ruedas tras ser herido accidentalmente por un colega.

Ritter manifestó que la audiencia conclusiva se desarrolla desde el lunes pasado con normalidad para el Ministerio de Gobierno, tal cual lo han previsto. Es decir, se está rechazando todo lo que plantea la defensa de los acusados y llevando adelante, pese a los vicios procedimentales y a la nulidad de la audiencia.

El abogado citó como ejemplo lo sucedido con el general Prado, quien fue notificado en Santa Cruz el 7 de abril para la audiencia del lunes 11, cuando la ley dice que la citación debe hacerse con 6 días de anticipación. Por otra parte, el general hizo llegar al juez certificaciones médicas de que él no puede dejar Santa Cruz por la altura, por problemas cardiacos y su impedimento físico.

Pero pese a ello, dijo, el juez decide declararlo rebelde y emite orden de detención, que desconocen si ya fue emitida o no.

Tórrez sufrió un preinfarto, Paz y Melgar se desmayaron

Incidentes. En el desarrollo de la audiencia conclusiva algunos acusados que sufrieron descompensaciones solicitaron atención médica.

Edmundo Anaya, abogado del ex comandante de la Policía de Santa Cruz, Adalberto Tórrez, informó que su defendido sufrió un preinfarto.

Según los representantes del Ministerio de Gobierno, Tórrez tenía hipertensión y fue trasladado a la Caja de Salud. Los gastos serán cubiertos por esta instancia.

El abogado de Hugo Paz Lavadenz solicitó atención médica para su defendido y luego de la revisión fue trasladado a la clínica.

Alberto Melgar (foto) sufrió una descompensación y fue atendido por el médico a cargo de los detenidos.

Su abogada, Verónica Suárez, informó que tenía hipertensión arterial y que a eso se sumaba la tensión, los nervios y el estrés. Le recetaron inyectables. Se quejó de la manera inhumana que tratan a su cliente./Opinión. El Día

Anuncios