Activistas de DDHH piden 30 años de cárcel para el asesino de la pequeña Ariana

La Paz. Las activistas por los derechos de las mujeres asociadas al Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (CIDEM) condenaron categóricamente el lunes el fallecimiento de Ariana Mamani Quispe, de dos años de edad, y pidieron 30 años de cárcel para su agresor.

image Nosocomio. La menor estaba internada en el Hospital del Niño. Fue abandonada allí por su madre. Foto La Razón

"Repudiamos, impugnamos y condenamos de manera absoluta la muerte de Ariana y de todas las niñas que han sido asesinadas", argumentó la directora Ejecutiva del CIDEM, Mary Marca Paco.



    A su juicio, lo que causa mayor indignación es la impunidad en la que quedan la mayor parte de los casos de feminicidio infantil y de mujeres golpeadas que sufren lesiones graves y gravísimas o discapacidad,  por la "violencia machista que aún continuamos viviendo las mujeres".

    Ariana Mamani Quispe fue víctima de violencia extrema perpetrada por su padrastro Felipe Pajsi Ramos, que la dejó en estado de coma el pasado 30 de agosto, y que falleció posteriormente a pesar de los esfuerzos de los galenos del Hospital del Niño, donde fue ingresada.

    La niña fue sepultada el sábado en el Cementerio General de La Paz en medio de llanto, dolor y repudio de activistas de los derechos de las mujeres, derechos humanos, familiares y los vecinos que exigieron un castigo, con el mayor rigor de la ley contra el agresor.

    Además, el CIDEM propuso una movilización permanente para evitar y denunciar el maltrato a mujeres y niños.

    "Por ello pedimos que el asesino sea sancionado con 30 años de cárcel sin derechos a indulto por el delito de femicidio o asesinato como establece el Código Penal", señaló la Directora del CIDEM.

    Además advirtió que el CIDEM estará vigilante para que este caso de "feminicidio infantil" no quede impune, "ni exista tráfico de influencias, ni retardación de justicia".

Fuente: ABI