Así nos ven

“El País” (Madrid) comenta que, a pesar del riesgo de no contar con electricidad para utilizar los ordenadores y pese a la posibilidad de no tener señal de acceso a Internet, muchos profesores celebraron el tener en sus manos un ordenador portátil regalado por el gobierno, aunque deberán trabajar “bajo la atenta mirada del sello de seguridad: Juan Evo Morales Ayma”

imageEl Presidente Evo Morales entrega a una maestra rural de Tarija una computadora portátil, el 9 de octubre pasado. (Foto Abi)

Bolivia reparte miles de ordenadores a profesores con la imagen de Morales

Por Mabel Azcui, El País (Madrid)



El dicho popular “cada maestro con su librito” está cambiando sustancialmente en Bolivia. A partir de ahora, cerca de 129.000 profesores de escuela de zonas rurales y urbanas tendrán no un librito sino un ordenador portátil como “verdadero instrumento de liberación”. El Gobierno boliviano ha asumido la obligación, a raíz de un compromiso electoral en 2009, de dotar de “este instrumento de trabajo a todos los profesores y profesoras” del país sin costo alguno para el maestro y con una financiación de cincuenta millones de dólares del Tesoro General de la Nación. Todos llevarán como sello de seguridad la imagen del presidente, Evo Morales.

Cerca del 77% de la población tiene acceso a electricidad, pero la cobertura en el área rural no alcanza el 50%, según datos oficiales. Los ordenadores son de última generación, de acuerdo a la información oficial. Todos llevan impresa, como sello de seguridad, la imagen de Morales. El ministro de Educación, Roberto Aguilar, ha explicado que tanto por decisión política como por un factor técnico se dispuso identificar las computadoras portátiles con la imagen del presidente “para impedir que se venda en el mercado negro”.

El gobernante boliviano ha dicho, al hacer entrega de casi 30.000 computadoras, 6.000 de ellas en Tarija, que la “educación boliviana empieza con una revolución tecnológica”, y ha expresado su convicción de que “la educación es la vértebra de las transformaciones históricas”. El presidente está convencido de que “sin educación no se perfecciona; sin educación, se perjudica a la juventud y va a ser difícil avanzar y mejorar el desarrollo de Bolivia”.

Morales ha apremiado, además, a los gobernadores y alcaldes a poner en marcha los proyectos de tendido de redes de electricidad, principalmente en el área rural, para que los maestros utilicen los ordenadores. De otro modo “quedarán como elefantes blancos” y no cumplirán los objetivos que han impulsado este programa de dotación.

Los ordenadores llegan a Bolivia en partidas de 26.000 unidades, debido a la escasa capacidad de almacenamiento en aduanas. Y se calcula que hasta 2012 no se podrá completar la distribución de los aparatos a todos los maestros. Pese a las ventajas apuntadas por el ministro Aguilar de utilizar “una identificación fácilmente reconocible”, el sello de seguridad ha sido criticado e impugnado por la Federación de Trabajadores de Educación Urbana de La Paz. “Poner como marca de fábrica la imagen del presidente Morales es como si fuese dinero del señor Morales, como si él nos estuviera otorgando esas computadoras; son dinero del pueblo boliviano y son parte del presupuesto para la educación”, se ha quejado a la prensa local el secretario ejecutivo, José Luis Álvarez.

A pesar del riesgo de no contar con electricidad para utilizar los ordenadores; pese a la posibilidad de no tener señal de acceso a Internet, muchos profesores celebraron, en vísperas de las elecciones judiciales, el tener en sus manos un ordenador portátil: una pequeña ventana a otra dimensión; ventana abierta desde una choza en el páramo altiplánico o desde un pahuichi de troncos y ramas en el trópico boliviano, bajo la atenta mirada del sello de seguridad, Juan Evo Morales Ayma.

Tomado de ANF.