Caso Rózsa. Uno de los 39 acusados padece la gripe A

El juez Ricardo Maldonado ordenó ayer aprehensión de cuatro de los implicados que no comparecieron por problemas de salud.

image COCHABAMBA. Uno de los detenidos aprovecha para protestar contra la carretera por el TIPNIS, ayer

Se instaló la audiencia del caso Rózsa.



Después de tres suspensiones, por fin, la audiencia conclusiva del caso de separatismo atribuido a la célula liderada por Eduardo Rózsa Flores fue instalada ayer por el juez Ricardo Maldonado en la ciudad de Cochabamba. Cuatro no comparecieron y uno de los 39 acusados dentro de este proceso no asistió al acto porque justificó que tiene la gripe A.

Los hechos. El 16 de abril de 2009, un grupo de elite de la Policía desarticuló la banda del croata-húngaro-boliviano Rózsa, Árpád Magyarosi y Michael Dwyer, en el hotel Las Américas de la ciudad de Santa Cruz, y arrestó a Elöd Tóásó y Mario Tádic. El Gobierno los acusó de querer dividir Bolivia y de intentar asesinar al presidente Evo Morales y a sus ministros.

Por este caso, el Ministerio Público acusó a 39 personas, la mayoría cívicos y empresarios cruceños, de quienes 17 fueron declarados en rebeldía, 18 asistieron a la audiencia conclusiva y cuatro no lo hicieron bajo el argumento de que presentan diferentes problemas de salud.

El cruceño Jorge Santiesteban, sindicado de presuntos vínculos con el grupo irregular, justificó que su ausencia en la audiencia conclusiva porque se encuentra internado en un hospital en razón de que padece la gripe A.

El general retirado Gary Prado Salmón no asistió por sus problemas físicos; Lucio Áñez y Ronald Castedo tampoco llegaron a la audiencia porque manifestaron que presentan diferentes afecciones cardiacas.

Mandamientos de APREHENSIÓN. María del Carmen Morales, esposa de Prado, denunció ayer que a pesar de que su cónyuge y otras tres personas presentaron sus descargos por su delicado estado de salud ante el juez Maldonado, éste liberó órdenes de aprehensión para los cuatro con el propósito de que sean trasladados por la fuerza a la audiencia conclusiva.

El acto fue instalado a las 10.00 de ayer en la Corte de Justicia cochabambina. Hasta el mediodía de ayer, cinco de los acusados presentaron recursos de cesación  de detención, entre ellos el expresidente del Comité Cívico del Beni, Alberto Melgar. La audiencia continuó por la tarde.

Maldonado dio continuidad a la audiencia que fue suspendida por su antecesor Rolando Sarmiento, porque el fiscal del caso Marcelo Sosa no había individualizado las 39 acusaciones.

Durante el acto judicial, el acusado Ignacio Villa Vargas denunció que recibe amenazas de muerte lanzadas en contra de su hijo.

Villa Vargas y el fiscal Marcelo Sosa mantuvieron un fuerte altercado en determinado momento del acto procesal.

4 días tiene previsto el juez Ricardo Maldonado para que se realice la audiencia conclusiva.

El director jurídico del ministerio de gobierno dijo ayer que esa cartera está interesada en que concluya la audiencia. El acto fue suspendido tres veces desde agosto. La última vez fue a pedido de ese Ministerio, porque el personal que debía participar en la audiencia no encontró espacios en los vuelos para trasladarse a Cochabamba. Sin embargo, en esta oportunidad, los querellantes, que son el Ministerio de Gobierno y la Fiscalía, tomaron todas las previsiones para lograr el traslado de los detenidos desde las cárceles de La Paz, Santa Cruz y Beni.

Con fuerte custodia policial, los acusados llegaron el domingo a la capital cochabambina.

Malú Callejas, La Prensa