Hallan cocaína de alta pureza en tubos de metal; droga debía ser exportada de Bolivia

Santa Cruz. En el mismo depósito, donde se encontró droga en cilindros revestidos de alquitrán, se descubrió clorhidrato de cocaína en medio de tubos de acero. Se recuperó más de 100 kilos del alcaloide.

Camuflan droga hasta en tubos de acero

Ingenio. El sorprendente hallazgo de la Felcn ocurrió ayer. La cocaína de alta pureza debía ser exportada.

imageInédito. Es la primera vez que la Policía antidroga halla cocaína de alta pureza en tubos de acero. Toda una ‘industria’



G. Arancibia / C. Peña y Lillo, El Deber

La segunda fase de la investigación del operativo Marfil blanco en un depósito de la calle 14 del barrio La Colorada fue sorprendente para los agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), porque descubrieron cocaína de exportación camuflada en medio de tubos de acero difíciles de penetrar.

Hace una semana en el mismo lugar -donde funciona un gigante galpón como depósito de madera, fierros y tubos- la Felcn incautó 130 kilos de cocaína de alta pureza en medio de un cilindro revestido con alquitrán. Ese descubrimiento se realizó después de que en Yacuiba la Felcn interceptara un camión con un cargamento de 350 kilos de cocaína en medio de tablones de manera.

“La investigación siguió en su segunda fase y ahora decidimos empezar a cortar los tubos y grande fue nuestra sorpresa al hallar cocaína preparada para su exportación”, dijo el fiscal antinarcóticos José Parra.

Los agentes iniciaron ayer una dura y riesgosa tarea con amoladora, combos, cepillos de fierro y otras herramientas para cortar los tubos casi impenetrables. En el depósito existen 46 tubos de casi 2 metros de largo y un diámetro de 40 centímetros. Una vez que se lograba perforar un tubo, los agentes se encontraban con otro cilindro y para llegar a la droga había que perforar dos contexturas más reforzadas. Esto significa que la cocaína estaba cubierta por cuatro seguros, al margen del principal tubo de acero. 

Una vez encontrado el alcaloide, los agentes se daban el trabajo de levantar y parar el pesado tubo, introducir un fierro y golpear con combo, para finalmente rescatar la sustancia que era recibida en recipientes y después guardada en bolsas de plástico. De cada tubo se rescataba entre 5 y 7 kilos.

El fiscal Parra informó de que en un trabajo dificultoso, realizado por policías varones y mujeres, se logró perforar con amoladoras más de 20 tubos. Un oficial que dirigía las acciones, afirmó que el depósito era el recinto donde se preparaba el acabado de los materiales pesados para su exportación.

“Estamos trabajando en Inteligencia hace meses para descubrir esta banda. Con controles rutinarios en los puestos en carreteras era casi imposible detectar la cocaína. Ni los canes ni con aparatos de detección habría sido posible descubrirla, porque el acero neutraliza cualquier olor de la sustancia”, dijo un investigador, al afirmar que es la primera vez que se encuentra un cargamento de clorhidrato de cocaína de esas características.

Hasta ayer se halló más de 100 kilos, pero la tarea sigue bajo estrictas medidas de seguridad, puesto que aún no se ha dado con los cabecillas y financiadores de esta organización criminal. Según las pesquisas de la Felcn, en el lugar también había embalajes de madera listos para su exportación. Se cree que la organización operaba desde hace casi dos años. Los traficantes usaban material industrial para el transporte de la droga hasta Europa, vía Argentina y Costa de Marfil.

La organización atrapada con varios cargamentos

– En Yacuiba. La punta del ovillo fue la retención de un camión procedente de Santa Cruz con tablones de madera, en los que se transportaba 350 kilos de droga. Allí se detuvo a tres personas y según la Felcn uno de los principales de la banda era Willam Céspedes Palacios, ahora preso en la cárcel de Yacuiba.

– En Santa Cruz. Ese mismo día en horas de la tarde la Felcn interviene un depósito en la calle 14 de la zona de La Colorada. Allí descubrió 130 kilos de cocaína disimulada en un cilindro de fierro revestido con alquitrán y se logra detener a un hombre. En este mismo lugar ayer la Felcn siguió buscando y encontró más droga en tubos de acero.

– Salsa de tomate. La semana pasada tras hallarse la droga en el depósito de La Colorada, los agentes descubren en un galpón en el Parque Industrial 16 toneladas de salsa de tomate con partículas de cocaína.

Faltan grupos especiales

Wilfreo Torrico / Excomandante de la Policía

Con el tiempo, los narcotraficantes seguirán inventando cuantas formas existan para poder camuflar la droga. Hay que evitar que esto suceda y debe imponerse una lucha frontal contra el narcotráfico pero con fuerzas de élite especializadas. Faltan grupos de élite  que sepan detectar esos mecanismos de camuflaje de droga y cuanto mejor adelantarse a estos hechos. Hay que prevenir que se lleve a cabo el delito, identificando a los actores, pero es con unidades con suficiente especialidad. Las organizaciones de traficantes siempre han buscado nuevas formas para operar y siguen. 

Recuperar la droga es riesgoso

Narcotráfico. Los tubos tenían cuatro cubiertas de metal. Los efectivos de la Felcn hoy seguirán abriendo los cilindros

image

Los agentes antidroga que están trabajando en la recuperación del clorhidrato de cocaína que los narcotraficantes escondieron en los cilindros metálicos, trabajan bajo riesgo de terminar intoxicados por las sustancias químicas y los olores que desprenden el metal y el alcaloide. 

La labor ha sido iniciada por unos 15 policías, entre hombres y mujeres, que estiman terminar con la apertura de los tubos en un par de días más. Hasta el cierre de esta edición se había logrado sacar la cocaína de más de 20 cilindros.

El fiscal encargado de la operación, José Parra, dijo que

se están tomando todas las previsiones necesarias en la tarea, ya que más allá de la dificultad de realizar un trabajo poco habitual para los investigadores, se corre el riesgo de inhalar gases tóxicos que se producen por la fricción de la amoladora con los tubos metálicos y, ocasionalmente, con el alcaloide.

Los policías utilizan barbijos y deben ser relevados de manera continua, para descansar y tomar abundantes líquidos y así evitar cualquier tipo de complicaciones con su salud. Hoy se espera que las tareas se reinicien a partir de las 9:00.

Nuevas formas de transportar cocaína   

Utilizaron barro terapéutico

En agosto de 2003 la Felcn secuestró dos toneladas de droga, camuflada en 78 baldes de barro terapéutico. El alcaloide debía salir vía aérea hacia el Viejo Continente. Producto de esta acción se detuvo a 18 personas, entre ellas varios colombianos.

La camuflaron en soya

Los investigadores dieron con un galpón, detrás del Parque Industrial, donde se encontró más de 24 toneladas de soya mezcladas con cocaína. El cargamento debía llegar a un puerto en Chile, un par de días después de la confiscación realizada el 5 de octubre de 2010.

La mezclaron con salsa de tomate

A la misma banda que ahora se le halló la droga escondida en los narcocilindros, se le detuvo 16 toneladas de salsa de tomate, que estaba mezclada con sustancias controladas. Aún no se sabe el peso del alcaloide, que ya fue destruido.

En medio de madera

A mediados de marzo se descubrió en Alemania más de 300 kilos de droga, que habían sido camuflados en tablones de madera. El cargamento con el alcaloide salió del país un mes antes, pero hasta la fecha no se pudo determinar la ruta y los controles que fueron burlados.