Reglamento. Acuerdo final entre indígenas y gobierno se firmaría el miércoles

Acuerdo final entre indígenas del TIPNIS y gobierno de Evo se hace esperar, en tanto Ejecutivo prepara retorno por tierra y aire de los casi 2 mil indígenas que se encuentran en La Paz.

Gobierno trabaja en logística para retorno por tierra y aire de los indígenas

El Ejecutivo solicitó apoyo de las Fuerzas Armadas, mediante el Transporte Aéreo Militar (TAM).

image Indígenas levantan una de las carpas instaladas en la plaza Murillo durante la vigilia.ABI



ANF ( La Razón digital).- El Gobierno trabaja en la logística para que los marchistas indígenas retornen, por tierra y aire, a sus lugares de origen. Por esto pidió colaboración de las Fuerzas Armadas, mediante el Transporte Aéreo Militar (TAM), informó el ministro de la Presidencia, Carlos Romero.

En conferencia de prensa, la autoridad explicó que el embarque de los marchistas en vehículos y aviones dependerá de las nóminas de casos que se reciban para organizar el traslado. "Es un pedido expreso que han hecho al Gobierno nacional", sostuvo.

"Hay casos en los que seguramente la relativa cercanía de los sitios nos va a permitir un desplazamiento por vía terrestre y en otros casos forzosamente por vía aérea ahí estamos acudiendo a la colaboración del Fuerzas Armadas, con la Fuerza Aérea Boliviana que tiene vuelos solidarios con el Transporte Aéreo Militar, entonces nos van a apoyar en ese sentido", dijo.

Minutos antes de las declaraciones del ministro Romero, el presidente del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), Rafael Quispe, informó desde la plaza Murillo que el Gobierno no estaría ayudando en el transporte de los "hermanos indígenas" y que eran los propios marchistas que se organizan para volver a sus lugares de origen. "Incluso lo harán en canoas", sostuvo.

"Son entre 1.700 a 2.000 marchistas que deben volver a sus lugares de origen, estamos viendo de contratar buses", informó el dirigente Quispe a la ANF.

Acuerdo final entre indígenas del TIPNIS y gobierno se hace esperar

En cuanto a la reglamentación de la Ley Corta, el gobierno espera la propuesta de la dirigencia indígena para establecer una agenda de trabajo y comenzar con redacción del documento que podría ser concluido hasta este miércoles.

La Paz, 25 Oct. (ANF).- Hasta las 13.00 de este martes gobierno y los representantes indígenas del TIPNIS aún no firmaron el acuerdo final, pues todavía no se terminó de definir la reglamentación de La Ley Corta referente a la aplicación del término de intangibilidad en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure. El Ejecutivo espera se logren los consensos adecuados para que en las siguientes horas se ponga punto final al conflicto que se extendió por más de dos meses y permita a los marchistas retornar a sus lugares de origen.

En conferencia de prensa, el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, reapareció este martes en Palacio Quemado, luego de haber sido cuestionado por la marcha indígena, acusado de obstaculizar las negociaciones, incluso los dirigentes Adolfo Chávez y Rafael Quispe pidieron su alejamiento del gabinete ministerial.

“Estamos registrando una serie de temáticas especificas referidas a tierras, planes de manejo, tramites de licencias de radios comunitarias, hemos culminado ese trabajo también algunos compañeros tramitan mediante el Servicio General de Identificación Personal (SEGIP) sus carnés de identidad en caso de los hayan extraviado, caducado, o, no los tenían”, dijo Romero, quien lució ante los medios de prensa agotado y con barba.

En cuanto a la reglamentación de la Ley Corta, el gobierno espera la propuesta de la dirigencia indígena para establecer una agenda de trabajo y comenzar con redacción del documento que podría ser concluido hasta este miércoles. “La reglamentación está comprometida no hay plazos, vamos a esperar que nos propongan a los miembros integrantes de los representantes indígenas una metodología de trabajo, para que en base a eso tomar decisiones y dinamizar esa comisión”, dijo el ministro.

En cuanto a la salud de los marchistas se registraron a 75 personas inscritas con dolencias de diferente índole, sin embargo sólo 16 asistieron a las consultas médicas que coordina la ministra de transparencia Nardy Suxo. Los males de los indígenas van desde un resfriado, infecciones gastrointestinales, mal de altura, dolor de pies y lesiones producto de la violenta intervención policial el 25 de septiembre en Yucumo.