Tras 62 días de caminata, marcha indígena llega a La Cumbre, el lugar más alto de su recorrido

Radio noticias. Gran acontecimiento, cocaleros de Yungas y representaciones indígenas suman apoyo. Preparan recibimiento.

20111017_152608_0

Más marchistas se suman a la caminata por el Tipnis



Pongo, La Paz: Suman los marchistas, esta mañana de martes 50 personas llegaron desde Rurrenabaque para sumarse a esta marcha.

Según datos de los marchistas ya se tiene más de 2.060 personas que están participando de la caminata.

Tenemos que llegar hasta la ciudad de La Paz para que seamos atendidos por el gobierno, lo que nosotros exigimos es que la carretera no pase por medio de nuestro territorio, el gobierno sí o sí tiene que entendernos, tiene que gobernar escuchando al pueblo y por eso exigimos que de una vez por todas se suspenda (la construcción) de esa carretera. Nosotros como pueblo indígena decimos que esa carretera no va más, y que el gobierno nos presente un documento donde no exista más el contrato con Brasil’, indicó una marchista. (Erbol)

La marcha por el Tipnis llega a La Cumbre, el lugar más alto de su recorrido

Este martes los marchistas indígenas de tierras bajas llegarán a La Cumbre, el lugar más alto desde que partieron de Trinidad hace más de dos meses. La columna llegará a los 4.600 metros sobre el nivel del mar y estará a menos de 100 kilómetros de la ciudad de La Paz, a donde piensan ingresar el miércoles.

Adolfo Moye, dirigente del TIPNIS en contacto telefónico con Fides desde el campamento indígena informó que alrededor de dos mil marchistas partirán de Pongo alrededor de las 08:00 a.m.

Estamos muy animados porque estamos más cerca y bueno estamos todos emocionados al llegar a La Paz y creo que  nuestro mayor esperanza es que no se prolongue mucho en que se atiendan nuestras demandas’”, dijo Moye.

Cocaleros del sector de Nor Yungas se sumarán a la marcha en las siguientes horas, además recibieron la llegada de más comunarios del TIPNIS por lo que se espera que sean unos tres mil indígenas los que finalmente lleguen a la ciudad de La Paz.

El último tramo de la marcha fue el más complicado, el cambio de clima y la poca costumbre a la altura provocaron desmayos y son varios los indígenas que están resfriados.

“El mayor impacto que sufrimos fue que muy poca costumbre al clima y a la altura, eso es un poco lo que está afectando, la presión (sanguínea) de los marchistas, pero si se está controlando”, contó Moye.

Los marchistas aún necesitan la colaboración de la gente para que puedan tener ropa abrigada sobre todo. (Fides)