Visión indígena: Evo “es amargado”, vive en el pasado y ve enemigos en todas partes

El presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia, Adolfo Chávez, dijo que le preocupa Evo porque “se para quejando de 500 años (de opresión)” y le aconsejó no vivir del pasado para construir  juntos el presente.

image

El líder de la CIDOB, Adolfo Chavez, con el brazo fracturado marchó al frente de los indígenas del Tipnis. En la foto a su llegada a Caranavi el pasado 7 de octubre. EFE.

Chávez llama "amargado" a Evo Morales porque ve enemigos en todas partes

ERBOL.- El presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), Adolfo Chávez, calificó este miércoles al presidente Evo Morales de un “amargado” que vive en el pasado y por eso ve enemigos en todos lados.



Chávez realizó las declaraciones ante una multitud de personas que se congregaron en la plaza San Francisco luego del arribo de la marcha indígena a la ciudad de La Paz.

“Nos hace preocupar a nosotros porque (el presidente Morales) se para quejando de 500 años (de opresión), cuando se vive de la amargura y del mal pasado uno no puede convivir bien, así que le solicitamos no vivir del pasado; hermanos bolivianos, construyamos juntos el presente, sin mezquindad, sin diferencias, sin rencor porque este Estado plurinacional necesita de cada uno de ustedes y de nosotros para llevarlo adelante”, sostuvo.

En ese sentido señaló que la amargura de Morales le hace ver enemigos en todas partes; “todo aquel que piense diferente al gobierno es su enemigo”, señaló.

“Estamos preocupados por la democracia (en el país), porque cuando un hermano indígena o un hermano de la ciudad piensa distinto ya tiene la placa de USAID (…) así lo interpreta este gobierno, cuando uno quiere ayudar a reconducir (el gobierno) nos dicen que somos enemigos de la patria”.

Enfatizó que no se puede seguir aceptando que “cuando los dirigentes o cualquier sector reclame se lo tilde que es de la derecha”.

Asimismo llamó al Gobierno nacional a hacer partícipe a las organizaciones indígenas de tierras bajas en la elaboración de leyes que se ajusten a sus necesidades.

“Le recomendamos señor presidente a Ud. y a su partido, piense en dejar algo a los humildes y a los pobres para que nosotros recordemos que en su gestión combinó las leyes con nosotros, no nos lo piensen, no nos lo adivinen las leyes, para eso estamos acá, para trabajar juntos las leyes, pero si quieren seguir adivinando y pensando por nosotros, adelante; sigan rumbo a su fracaso, a su destrucción final porque no oyen (a la población)”, puntualizó.Los diputados indígenas crearán su bancada y se alejan del MAS

Indígenas no buscan “tumbar” al Gobierno de Evo Morales

Memoria. Los indígenas no olvidan la violenta represión de la Policía en Yucumo.

Página Siete / La Paz

La marcha de los pueblos indígenas de tierras bajas, el Chaco y la Amazonia no tiene como objetivo “tumbar” al Gobierno del presidente Evo Morales, sólo le exige “reconducir” el denominado “proceso de cambio”.

Los indígenas que marcharon 65 días y recorrieron 547 kilómetros desde la ciudad de Trinidad hasta La Paz quieren lograr la atención del Gobierno a su plataforma de demandas y volver a sus tierras con la misión cumplida de que se respetarán sus territorios.

“No venimos a tumbarlo a Evo Morales, venimos a decirle que cumpla su palabra de defender la Madre Tierra”, dijo el diputado disidente del MAS Pedro Nuni, que exigió al Mandatario que no hable a nombre de los indígenas si continúa “masacrándolos”.

La alusión la realizó durante la ronda de discursos en la plaza San Francisco tras la llegada de la marcha. Antes se había realizado una misa y la Alcaldía entregó a los dirigentes las llaves de la ciudad.

Durante los 65 días de marcha, las autoridades del Gobierno descalificaron a su dirigencia. La acusaron de intentar desestabilizar al Gobierno, de ser manipulada por USAID, las ONG y la derecha política.

Tras más de 20 días de la represión policial ocurrida el 25 de septiembre en Yucumo, los indígenas no han olvidado los golpes y la humillación de la que fueron objeto.

El diputado Nuni, uno de los detenidos, exigió que no se vuelvan a cometer “semejantes atropellos”.

Anunció que la bancada indígena de la Cámara de Diputados se “independizará” del MAS. “Nosotros nos vamos a independizar como diputados indígenas con voz propia para hacer respetar la Constitución, no queremos pertenecer a la bancada del MAS”, dijo en su discurso.

Denunció que para ellos fue difícil dentro de la Asamblea Legislativa exigir respeto a los derechos de los pueblos indígenas debido a la imposición de la numerosa bancada oficialista.

ANF recordó que los diputados indígenas del MAS que están a favor de la marcha del TIPNIS son, a parte de Nuni, Bienvenido Zacu, Blanca Cartagena, Cristina Valeroso y Justino Leaño.