4 veedores asisten a reunión entre Oruro y Potosí

Será el martes en La Paz. El Gobierno volvió a convocar ayer a los representantes de Oruro y Potosí a sentarse en una mesa de diálogo el miércoles 23 de noviembre en La Paz con cuatro veedores consensuados por ambas partes: Naciones Unidas (ONU), el Defensor del Pueblo, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos y la Fundación Unir con el objetivo de intentar lograr un procedimiento común que permita resolver el conflicto de límites.

imageReunión en la que el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) convocó al paro de 24 horas, el viernes. Foto El Po­to­sí

La invitación fue hecha por el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, luego de que la reunión prevista para el sábado pasado fuera suspendida debido al poco tiempo con la que fue convocada.



En el encuentro de la comisión interinstitucional formada por 48 delegados de Oruro y similar número de representantes potosinos deberían participar los gobernadores, brigadas parlamentarias, asambleístas departamentales, alcaldes, autoridades originarias y representantes de las comunidades de la zona del conflicto. También plantearon la presencia de las universidades.

La convocatoria, sin embargo, no paraliza las movilizaciones anunciadas por ambos departamentos. Potosí ratificó ayer que este martes cumplirá un paro de 24 horas determinado el viernes por el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) por el diferendo limítrofe entre Coroma y Quillacas, y otras demandas planteadas el año pasado.

En tanto, el periódico La Patria informó ayer que Oruro ya decidió ir al paro indefinido si hasta hoy el presidente Evo Morales no visita la capital del departamento.

Romero, sobre esa exigencia, reiteró ayer durante una entrevista con los medios estatales que “no es el Gobierno nacional ni el presidente Evo Morales quien resolvera el conflicto tomando posicionamiento a favor de Oruro o de Potosí y eso lo saben perfectamente los dirigentes cívicos”.

Agregó que la manera de resolver el problema es lograr un “gran acuerdo”.

“No es el Gobierno el que unilateralmente puede definir, sino que son los dos los que tienen que llegar a un acuerdo. El Gobierno no deslinda responsabilidad, sino la asume, coadyuva en el acercamiento de las partes”, agregó.

Criticó también los anuncios de paros y bloqueos de carreteras, al indicar que esas medidas no resolverán nada porque la presión no tendrá ningún efecto sobre el Ejecutivo, que no tiene el deber de dar solución al conflicto. 

Agenda

Romero indicó que el debate no sólo se restrinja al diferendo limítrofe sino que se discuta de manera integral la situación de la zona.

“Quisiéramos dialogar acerca de las posibilidades de aplicación de un plan de desarrollo integral en la zona que sea consensuado entre ambos departamentos. Creemos que más allá del tema de los límites lo fundamental es promover las mejores condiciones sustantivas de vida de la población involucrada en el conflicto”, explicó.

Sobre el incumplimiento de las actas de pacificación, Romero dijo que el Gobierno puede tomar medidas.

“No estamos en posibilidad de resolver este conflicto (el Gobierno). Ellos saben perfectamente esto (…) Quienes piden movilizaciones y generan en la opinión pública la idea de que el Presidente debe tomar una decisión están equivocados”.

Carlos Romero  | Ministerio de la Presidencia

PARTICIPACIÓN

El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, anunció ayer que el Instituto Geográfico Militar será invitado a la reunión convocada para este miércoles por el Gobierno, con el objetivo de que dote de elementos técnicos y necesarios para el debate sobre la situación en la zona de conflicto.

La autoridad también dijo que sería importante la presencia de delegados de las universidades de ambos departamentos al ser entidades que guardan la memoria histórica y son interlocutores válidos que pueden aportar a la resolución del conflicto entre Potosí y Oruro.

Los Tiempos – 21/11/2011