Acuerdo. EEUU reactivaría el proceso para la extradición de Goni

El Gobierno de EEUU se comprometió a descongelar el trámite de extradición del expresidente Sánchez de Lozada, solicitado hace 3 años por el Gobierno boliviano, para ser sometido a proceso por acusación de genocidio y delitos económicos.

imageEl vicecanciller de Bolivia, Juan Carlos Alurralde. Ximena Paredes / Página Siete

Opinión / Cochabamba – 28/11/2011



EEUU reactivará el proceso para la extradición de Goni

El vicecanciller reveló que ése fue uno de los compromisos.

Acuerdo. Juan Carlos Alurralde señaló que el Gobierno estadounidense asumió ese compromiso después de la firma del acuerdo marco de relacionamiento bilateral.

El Gobierno de Estados Unidos se comprometió a descongelar el trámite de extradición de Gonzalo Sánchez de Lozada, solicitado hace más de tres años por el Gobierno boliviano, para ser sometido en la ciudad de Sucre a proceso judicial por acusación de genocidio y delitos económicos.

La demanda planteada por el país fue retenida, durante más de tres años, por el Departamento de Estado (Cancillería) de Estados Unidos. El compromiso inmediato es sacar el trámite del Departamento de Estado y remitirlo a las instancias judiciales.

Ese compromiso forma parte del proceso de normalización de relaciones entre ambos estados, proceso que empezó con la suscripción de un “Convenio Marco de Respeto Mutuo” suscrito hace un mes.

El vicecanciller Juan Carlos Alurralde, quien suscribió ese documento en Washington, en representación de Bolivia, dijo que es prioritario resolver la extradición de Sánchez de Lozada. “Hay dos momentos o marcos dentro del propio convenio. Una es la instancia política donde el diálogo entre los dos estados, en el actual marco vigente de extradición, permita que los exhortos suplicatorios que han sido enviados por el Tribunal Supremo de Justicia boliviano pasen de la fase del Departamento de Estado al Departamento de Justicia y sean analizados dentro de la propia justicia”.

Según los compromisos asumidos en el “Acuerdo Marco” se conformará un mecanismo de consultas políticas.

“Se va a hablar de temas sensibles que existen entre ambos países y hemos expresado que el de Gonzalo Sánchez de Lozada es uno de los primeros a tratar”, indicó Alurralde.

El vicecanciller explicó que Estados Unidos, después de la firma del Convenio Marco, “se ha comprometido a ver el caso y se ha comprometido informarnos. Lo que se había tenido hasta ahora fue un silencio. No teníamos ni respuesta positiva ni negativa, sólo silencio”.

Agregó que el Gobierno de Barack Obama se comprometió a dar una respuesta inicial. “Luego de la instalación de la comisión conjunta de alto nivel, nos permitirá ahondar en estas preocupaciones y plantearlas a Estados Unidos respecto de este requerimiento”.

La otra instancia definida en las negociaciones del Acuerdo Marco es trabajar la ampliación del convenio de extradición que se hace en estos meses.

Otros detalles del acuerdo marco

Naturaleza. El Convenio Marco de Relaciones Bilaterales describe varias áreas de importancia crítica para la colaboración futura entre ambos países.

Objetivos. Los objetivos del acuerdo incluyen: fortalecer y profundizar las relaciones con respeto a los estados soberanos y su integridad territorial, apoyar acciones eficaces de cooperación contra el tráfico de drogas, mejorar la cooperación judicial y fortalecer las relaciones comerciales bilaterales.

Trabajo. Una comisión mixta será la encargada de velar por el cumplimiento del acuerdo marco bilateral.

Alcances. El documento servirá para relanzar las relaciones diplomáticas, comerciales y de cooperación antidroga entre los dos países.

Acuerdo Marco debe ser ratificado en Asamblea

El Acuerdo Marco firmado por los gobiernos de Bolivia y Estados Unidos para normalizar las relaciones bilaterales aún precisa de ratificación legislativa, en el caso boliviano, y de un procedimiento aún más sencillo en el caso estadounidense, informó el vicecanciller Juan Carlos Alurralde.

“En el caso de Bolivia debe ser ratificado por la Asamblea Plurinacional. Hay un trámite que va por el Ministerio de la Presidencia y esperamos que no demore más que unas semanas. En el caso de Estados Unidos es más fácil, no tiene que pasar por el Congreso y es un trámite mucho más corto”, señaló.

Una vez concluidos ambos trámites, se intercambian notas verbales dando a conocer la información y el convenio marco entra en vigencia.

Concluidos esos trámites formales, se restituyen los embajadores. “Ya se están viendo los perfiles”, dijo el vicecanciller.

Se pudo conocer que en la Cancillería boliviana se barajan por lo menos tres nombres y en esta oportunidad una condición imprescindible será que el nuevo embajador boliviano domine el idioma inglés.

“Hay oportunidades inmensas de avanzar hacia un nuevo relacionamiento, hacia una nueva dimensión”, dijo Alurralde al recordar que la responsabilidad principal del nuevo embajador será poner en marcha todos los compromisos del Acuerdo Marco de Respeto Mutuo.

La ejecución de ese acuerdo determina, por ejemplo, la creación y funcionamiento de comisiones del más alto nivel, como una de carácter político que debe abordar la restitución o aumento de la cooperación económica estadounidense para la lucha contra el narcotráfico y los acuerdos de justicia.

Página Siete