Chávez, en campaña por su cuarto mandato

. Este domingo comenzaron los actos proselitistas con una multitud de chavistas en las calles de Caracas

«Este es el primer acto abierto de masas al que yo asisto después de estos meses, después del encuevamiento (aislamiento), no ha sido fácil ¡Y podemos decir que arranca Chávez en la calle rumbo a la victoria del 7 de octubre de 2012!», aseguró el venezolano frente a la multitud que lo vitoreaba. Es que el 30 de junio pasado, desde Cuba, el líder bolivariano informó de su enfermedad y la intervención quirúrgica a la que había sido sometido diez días antes para extirparle un tumor canceroso. Aún con el cáncer detectado y en pleno tratamiento de quimioterapia, el mandatario siempre sostuvo que pelearía por un nuevo mandato, el cuarto desde las presidenciales de 1998.

De todas formas, esta campaña no es como las anteriores. La enfermedad del presidente sobrevuela cada acto o presentación -propia o de la oposición- ya que el verdadero estado de salud de Chávez es un secreto. Él es el único miembro del Gobierno que habla sobre su enfermedad. De hecho, es el único que comunica su estado, ya que no hay partes médicos oficiales. Esta situación inédita entre los mandatarios mundiales hace que, a cinco meses de su operación, aún no se sepa qué tipo de cáncer tiene ni en qué estado se encuentra.

«Aún no estoy totalmente listo. Pero sigo recuperando fuerzas», admitió el bolivariano ante simpatizantes de los 3.080 movimientos que se han inscrito en la plataforma del Polo Patriótico para acompañarlo en las elecciones del próximo 7 de octubre. Según Chávez, esta «nueva plataforma trascenderá a los partidos políticos» y garantizarán una victoria con «cerca del 70% de los votos».



El mandatario deslizó hace meses ya que, de ganar en 2012, también se presentaría en el 2019. «Estoy resuelto a llegar hasta 2031″, afirmaba en julio durante los festejos de su cumpleaños.»Comenzando la primera década del siglo, hablé de la década del bronce, que sería la que terminó cuando culminó la primera década del Siglo XXI. Estaríamos comenzando la década de plata: 2011-2020. Y la de oro sería entre 2021 y 2030», detalló.

«Desde ya los invito a que celebremos mis 77 (años), el número de la suerte, el 28 de julio del 2031… yo había dicho que me iba en el 2021, pues no me voy el 2021 ni nada. A lo mejor, en el 2031, a lo mejor, que sé yo, a los 77 años», decía desde un balcón del palacio presidencial ante cientos de seguidores que festejaron sus 57 años.

El mandatario aprovechó el acto para respaldar a su amigo, el presidente sirio Bashar Al Assad. Afirmó que lo quieren derrocar.

Fuente: www.infobae.com