Cuatro conflictos activan bloqueos y afectan a 5 departamentos de Bolivia

Las demandas regionales y las exigencias al Gobierno central afectan mayormente a los pasajeros que utilizan las carreteras que están cerradas.

La Razón – Miguel A. Melendres – La Paz

Cuatro conflictos derivan en bloqueos que afectan a cinco departamentos

Al menos cinco departamentos se vieron afectados ayer por bloqueos motivados por tres conflictos, a los que hoy se suma el del transporte pesado con el anuncio de cortes de ruta que afectarían a estas mismas regiones.



image

Oruro y Potosí fueron afectados por el noveno día de bloqueo de las instituciones potosinas en demanda de respeto a sus límites territoriales y Cochabamba y Santa Cruz por el también noveno día de bloqueo de los pobladores de Yapacaní que demandan la renuncia del Alcalde de esa localidad.

La circulación en la carretera entre La Paz, Oruro y Cochabamba también fue neutralizada por bloqueos de los regantes. Para evitar mayores problemas en las carreteras interdepartamentales, la Dirección de Tránsito determinó suspender la salida de buses hacia el interior del país desde varias terminales de buses.

La población de Coroma (Potosí) declaró una huelga indefinida con bloqueo de caminos el lunes 21 de noviembre, exigiendo la aprobación de la Ley Especial de Límites comprometida por el presidente Evo Morales a autoridades originarias de esta comunidad para poner fin al diferendo entre Coroma y Quillacas (Oruro).

Aunque el sector comprometió para mañana su asistencia a una reunión para reencaminar el diálogo con Oruro, las medidas de presión persisten en las carreteras.

Por otra parte, los regantes que exigen a las autoridades la aprobación de la Ley de Riego y Agua y la rebaja de tarifas de luz, cerraron el paso de vehículos en tres puntos de la ruta La Paz-Oruro. Los del Valle Alto bloquearon tres pasos que conectan Cochabamba con Santa Cruz y Chuquisaca.

En La Paz, los comunarios de Viscachani que cortaron el paso en la vía a Oruro, no descartaron volver a hacerlo, exigiendo la presencia de la ministra de Medio Ambiente y Agua, Mabel Monje, a quien le exigen infraestructura para los reservorios de agua.

En el caso de Yapacaní, pese a que el ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, exhortó a un diálogo para buscar una salida al conflicto, las organizaciones  sociales mantienen sus medidas de presión para exigir que el alcalde David Carvajal (MAS) abandone el cargo, debido a la baja ejecución de obras en el municipio. Incluso amenazaron con cerrar las válvulas del pozo petrolero Campo Víbora, a unos 60 kilómetros de ese municipio.

Además del perjuicio a los   pasajeros, la producción pierde como $us 1,3 millones por día debido al bloqueo y se empieza a sentir el desabastecimiento de la canasta familiar y la falta de combustible de aviación en los aeropuertos de Viru Viru y El Trompillo (Santa Cruz). No obstante, el panorama de bloqueos tiende a agudizarse.

Desde las cero horas de este martes, la Cámara Boliviana de Transporte determinó cerrar las fronteras y bloquear las carreteras troncales en todo el territorio nacional. “En Oruro nos apostaremos en la tranca de Caihuasi y Caracollo, en La Paz estarán en La Apacheta, que es el sector más importante de salida hacia los otros departamentos”, anunció Francisco Quispe, presidente de la Cámara de Transportes de Oruro.

Dijo que en cada uno de los departamentos habrá una movilización para cerrar las salidas y entradas de las carreteras hasta paralizar el tráfico vehicular. El sector rechaza la tabla que dispuso el Gobierno para la nacionalización de remolques y exige la renuncia de la viceministra de Política Tributaria, Susana Ríos.

La presidenta de la Coordinadora Boliviana del Transporte Pesado Internacional, Layda Núñez, dijo que su sector no descartaba el cierre de fronteras. A 175 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz, por la carretera hacia Cochabamba, cientos de vehículos están varados a la salida y entrada del municipio de Yapacaní.

Pierden $us 11,7 millones

Según la Cámara Departamental de Exportadores (Cadex-Santa Cruz), el bloqueo de Yapacaní de manera indefinida, que protagonizan organizaciones sociales que exigen la renuncia de su alcalde David Carvajal, causa una pérdida diaria de $us 1,3 millones, más el pago de multas por incumplimiento de contratos. Los nueve días de cierre de esa vía hasta ahora habrían ocasionado $us 11,7  millones.

Transporte radicaliza medidas

El transporte pesado anunció que entre las medidas de presión que se pueden tomar desde este martes, se incluyen bloqueos de vías principales, caminos de ciudades intermedias, hasta el inicio de huelgas de hambre  del sector y sus familias, que la asumirán en la medida en que no exista una respuesta por parte del Gobierno.

Cumbre sugiere a Coroma agotar vía de negociación

La cumbre regional de dirigentes cívicos de las 16 provincias de Potosí, representantes de organizaciones sociales y autoridades indígenas recomendaron ayer al distrito de Coroma agotar la instancia del diálogo para resolver el conflicto de límites con Quillacas (Oruro).

Mientras tanto, el paro indefinido con bloqueo de caminos que hoy ingresa al noveno día, continúa invariable, dijo anoche el presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) Celestino Condori.

También se acordó asistir a la convocatoria de Naciones Unidas, el Defensor del Pueblo, Derechos Humanos y la fundación Unir, veedores del diálogo tripartito propiciado por el Ministerio de la Presidencia, a una reunión el miércoles por la tarde en Coroma. El propósito de los veedores es convencer a las autoridades indígenas de retornar a la mesa de diálogo.

Los insultos y amenazas de los representantes de Oruro contra potosinos y coromeños puso esta iniciativa gubernamental al borde del fracaso, ya que la delegación indígena de Coroma abandonó la cita y amenazó con radicalizar sus medidas de presión el miércoles 23 de noviembre.

“Se ha recomendado al distrito indígena que agote la instancia diplomática, pero también, por un alto sentido de unidad, se ha definido que los 16 comités cívicos provinciales inicien movilizaciones conjuntamente con Coroma, si el  diálogo no avanza”, informó el presidente de Comcipo.

Coroma comenzó el bloqueo de caminos el lunes 21 de noviembre y los indígenas han cortado el paso a Yura,  Huancarani y Uyuni, motor turístico de Potosí, que ya empieza a sentir los perjuicios ocasionados por la medida.

Condori también confirmó la visita de un técnico del Ministerio de la Presidencia, que “de manera verbal ha informado que supuestamente Oruro estaría aceptando tratar la Ley Especial para resolver el conflicto Coroma-Quillacas. Sin embargo, de manera pública el Comité Cívico de Oruro ha hecho conocer su oposición. Por eso hemos pedido que nos hagan llegar una comunicación escrita”, apuntó.

Transporte reinicia bloqueo de caminos

Los afiliados a la Cámara Boliviana de Transporte Pesado Nacional e Internacional reanudarán hoy un bloqueo indefinido de caminos y zonas fronterizas en rechazo al pago de aranceles y multas por la legalización de remolques (chatas).

El presidente de la Cámara, Fidel Baptista, adelantó que cerrarán las zonas fronterizas de Desaguadero (frontera con Perú), Yacuiba (frontera con Argentina) y Tambo Quemado y Pisiga (frontera con Chile), además de carreteras interdepartamentales.

Baptista aseguró que no fueron convocados por el Gobierno. El 23, el sector rompió el diálogo tras suspenderse una reunión con la viceministra de Política Tributaria, Susana Ríos. Por ello, Baptista dijo que sólo negociarán con el ministro de Economía, Luis Arce.

Asimismo, la Federación del Autotransporte de Cochabamba declaró un paro general indefinido, suspendiendo el servicio del transporte interdepartamental.