El extracto de llamadas de asesinadas es clave

Avance. Empresas entregan hoy al fiscal el flujo de contactos telefónicos de las tres jovencitas. Llama la atención la inacción procesal de los familiares de las víctimas.

image Presentación. El colombiano Morales (izq.) acudió ayer con su abogado Andrés Ritter a la cita con el fiscal. Declarará hoy.



Para hoy se prevé que las empresas telefónicas requeridas por el fiscal Raúl Vaca entreguen los extractos de llamadas de los celulares de Neisa Sandóval Magariños (17), Laura Evelín Martínez Zapata (19) y Hermosinda Alub Banegas (21), asesinadas a tiros en octubre.

El representante del Ministerio Público espera con ansias el flujo de contactos telefónicos, pues cree que puede revelar con quiénes se relacionaron las chicas antes de su muerte.

Por el momento, los sospechosos de estar implicados en el triple crimen son Christian Choque Contreras (20), que, según dijo, era novia de Neisa, y Nataly Guzmán Jiménez, amiga de Laura Evelín que, a decir del fiscal, ocultó información sobre las actividades de las asesinadas y de las personas que las frecuentaban. Ambos están detenidos en la carceleta de Warnes por orden judicial.

Otro sospechoso está siendo buscado. Se trata de un colombiano del cual se elaboró un identikit con datos que una de las madres de las fallecidas proporcionó a la Policía. El indagado tiene entre 40 y 45 años, alrededor de 1,60 metros de estatura, cabello negro; tez blanca, nariz y boca medianas, según la mujer que afirma haberlo visto solo una vez de noche.

El fiscal Vaca criticó el llamativo desinterés de los familiares de las chicas muertas por esclarecer el caso. Reveló que no han aportado información, excepto la mujer que describió a un súbdito colombiano que frecuentaba a su hija. “No se han constituido en parte civil y ni siquiera han asistido a las audiencias cautelares. El Ministerio Público y la Policía estamos trabajando de oficio”, lamentó el fiscal.

Asimismo, ayer debía declarar el colombiano Jul Morales, exdueño de la propiedad en la que la semana pasada se hallaron los cuerpos de las chicas.

El acto se aplazó para hoy. Empero, Morales anticipó que hace seis meses vendió su propiedad y que no conocía a las víctimas. Sostuvo que está dispuesto a comparecer cuantas veces sea citado.

Lo de Kofler no avanza

El 2 de noviembre, en Cotoca, dos sicarios mataron a tiros al ciudadano alemán Reinhard Kofler (56). Desde esa fecha la investigación está en cero.

El fiscal Mario Gutiérrez admitió que está costando hallar pistas sobre el violento suceso y lamentó que los familiares no se hayan presentado a dar datos que aporten a la pesquisa

“La viuda (de nacionalidad peruana) vino el día del hecho por la noche y desde entonces no regresó. Estoy tramitando una orden de allanamiento para buscar evidencias”, dijo el fiscal.

Berthy Vaca Justiniano, El Deber