Gobierno culpa a los medios de alarmar a la población y COB anuncia movilizaciones ante posible “gasolinazo”

"El gobierno se está buscando gratis un conflicto bastante grande, el gasolinazo sería un delito porque afectará al estómago de los pobres, como nos hemos levantado en diciembre eso puede volver a suceder", dijo el dirigente Pedro Montes.

Gobierno responsabiliza a los medios de alarmar a la población con supuesto gasolinazo

La Paz, Nov. 3 (ANF).- El gobierno negó este jueves que el Gobierno tenga pensado, o, planificado modificar los precios de los carburantes en diciembre próximo, subvención que le cuesta al Estado 600 millones de dólares durante esta gestión. El ministro de Comunicación, Iván Canelas, lamentó que algunos medios de comunicación hayan “sobredimensionado” las declaraciones del Jefe de Estado respecto a la subvención de la gasolina y diésel, lo cual alarmó a la población y a los sectores sindicalizados.

En conferencia de prensa, Canelas dijo que “algunos medios han hablado, lamentablemente, interpretando antojadizamente un gasolinazo en diciembre. “Queremos rechazar esa interpretación que le han dado ATB y, con menos énfasis, la Red Erbol”, sostuvo.



El ministro dio lectura a las declaraciones que emitió el presidente Evo Morales el martes pasado: “Nuestra obligación es informar de manera muy sincera, transparente. No tengo nada que ocultar. Eso es lo que ha dicho el presidente sobre este tema y nosotros (el Órgano Ejecutivo) entendemos que el Presidente Evo Morales, en diciembre próximo, va a informar de lo que significa la subvención de los carburantes, del costo que significa esa subvención, de su aumento”.

La autoridad señaló que en el encuentro nacional que sostendrá el Jefe de Estado se debatirán también temas económicos, sociales, políticos y los relacionados a todas las organizaciones del país: “Porque esa es una de las obligaciones del presidente informar a la población y a la sociedad a través de sus instituciones”.

“Lo que no significa que el precio de los carburantes suba, enfáticamente queremos decir que no está en los planes, en las ideas y en la política del Gobierno que suba el precio de los carburantes. Enfáticamente, no está en la política del Gobierno, lo que sí el Presidente va hacer es informar, porque es obligación de él y de todo el Gobierno que la población sepa qué es lo que en el ámbito económico está pasando en el país”, manifestó.

Los precios de la gasolina y el diesel permanecen congelados desde 1997, lo que, según el Gobierno y entidades privadas y colegiadas, alienta el contrabando de carburantes a los países limítrofes, a pesar del control ejecutado por las Fuerzas Armadas bolivianas.

Sin embargo, el propio presidente Evo Morales el pasado martes anunció su determinación de someter a consideración de un “diálogo nacional”, a fines de este año a los movimientos sociales, la nivelación gradual de precios de los carburantes respecto a los vigentes en el mercado regional internacional, lo que supondría la suspensión de la subvención estatal.

“Este debate lo llevaremos al diálogo nacional, para que puedan decidir los distintos sectores sociales”, dijo Evo Morales durante una conferencia de prensa en Palacio Quemado, dejando de esta manera abierta la posibilidad de modificación de esos precios en el mercado interno.

El Mandatario convocó con anterioridad a las organizaciones sociales a construir una nueva Agenda Nacional, una vez que fue agotada la demandada en 2003. En ese sentido, el gobernante afirmó que pondrá en la “mesa del debate nacional” la suspensión de la subvención a los carburantes, después de once meses de intentar una nivelación de precios de combustibles, mediante un frustrado Decreto Supremo que determinaba el 73 por ciento de aumento de la gasolina y 80 por ciento en el diesel, lo que encendió protestas y descontento populares, así como una escalada de precios. Lo que obligó al gobierno a anular esa medida.

“Esa subvención hace mucho daño a la economía nacional. Este año en la subvención (a las gasolinas) se van más de 600 millones de dólares” del erario público, afirmó Morales al confirmar que en 2012 ese presupuesto escalará sobre, más menos, 4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), de casi 19.000 millones de dólares. “El próximo año (2012) van a ser más de 700 millones de dólares la subvención. Es la plata del pueblo boliviano y nuestra obligación es informar de manera muy sincera y transparente”, dijo el Mandatario el martes pasado.

DIALOGO NACIONAL: El ministro Canelas se preguntó “¿cómo va a saber la ciudadanía?, precisamente a través de esas instituciones y sectores sociales que van a ser convocadas para este gran diálogo que el presidente anunció hace algunas semanas y que se va a desarrollar en diciembre próximo”.

“No habrá, no se ha pensado en que suba el precio de los hidrocarburos en el país y cuando el presidente se refirió a este tema –como yo le he leído-, eso es lo que queríamos decir para que no haya ningún tipo de información en el futuro para que quede abierta la puerta o un espacio para asumir una decisión de esta naturaleza”, reiteró

COB declara emergencia y anuncia movilizaciones ante posible “gasolinazo”

image Las movilizaciones en rechazo al gasolinazo decretado en diciembre del año 2010/ Foto archivo.

    La Paz, 3 Nov. (ANF).- El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Pedro Montes, informó este lunes que los trabajadores se declararon en estado de emergencia en rechazo a un posible incremento en los precios de los combustible, tal como planteó el presidente Evo Morales el martes pasado en Palacio Quemado.

    El dirigente recordó al gobierno del MAS que la población podría salir a las calles de manera masiva en rechazo de la política neoliberal del presidente Morales. "Un gasolinazo afectaría al bolsillo de los más pobres, por eso pedimos la reactivación del aparato productivo nacional para fortalecer la economía y generar miles de fuentes de trabajo", sostuvo.

    “La Central Obrera Boliviana está en estado de emergencia y si es necesario vamos a ganar las calles, no es una cumbre que va a dar una solución a los problemas del país, nosotros no estamos de acuerdo con el gasolinazo, siempre habrá crisis mientras no haya una verdadera industrialización de los hidrocarburos, de los recursos naturales", advirtió Montes.

    El Jefe de Estado planteó la necesidad de acabar con la subvención a los carburantes porque esta medida afecta en gran manera a la economía nacional. Este año se destinó 600 millones de dólares y la gestión 2012 se incrementaría a 700 millones de dólares el subsidio, "dinero que puede ser invertido en otras cosas". manifestó Evo Morales. 

    El dirigente sindical considera que de incrementarse el precio de los hidrocarburos repercutirá en los precios de los artículos de primera necesidad como sucedió en diciembre del año pasado, pues afectó al bolsillo del ciudadano: "Un gasolinazo traería conflictos con los transportistas y gremialistas que se verán obligados a incrementar los productos de la canasta familiar".

    Asimismo descartó que el ente matriz de los trabajadores asista a la cumbre social convocada por el gobierno en el mes de diciembre, pues actualmente las relaciones de la COB y gobierno están dañadas, debido al incumplimiento al pliego de peticiones acordado en el pasado mes de abril.

    “Seguramente vamos hacer los últimos convocados, aunque no creo que nos convoquen porque con la Central Obrera Boliviana parece que ya no quieren reunirse y tampoco pedimos más reuniones yo ya no tengo confianza en los ministros, en sus reuniones de comisiones porque no hay soluciones, ya estamos cerca a nuestro Congreso Nacional y ahí definiremos y analizaremos la situación política del país”, manifestó.