Importaciones de Bolivia baten cifra récord; combustibles y alimentos encabezan lista

Las compras en el exterior en los primeros 9 meses de 2011 baten récord (5.416 millones de dólares). Los expertos lanzan una voz de alerta.

Importaciones están al borde de cifra récord

IBCE prevé récord en importaciones. Análisis. En el caso de los carburantes y los alimentos, las cifras registradas son elevadas.

La Razón – Iván Condori – Santa Cruz



Bolivia está a punto de vencer el récord histórico de importación de alimentos e hidrocarburos (5.416 millones de dólares) advirtió ayer en conferencia de prensa el presidente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Wilfredo Rojo Parada.

image ARCHIVO. El presidente del IBCE durante una visita que hizo a La Razón.

Dijo que en el caso de los alimentos y bebidas, a septiembre el país importó 463  millones de dólares, $us 63 millones más que en todo 2010. Lamentó "que se gaste tanto dinero en este rubro, siendo que con buenas políticas públicas, bien podríamos haber producido estos alimentos por nosotros mismos".

"Si bien la importación de bienes de capital e insumos es necesaria para el desarrollo de nuestro país, una de las tareas del Gobierno debería ser el diseñar políticas para la sustitución de importaciones, al igual que para los artículos de consumo cuyas compras llegan ya a 567 millones, faltando sólo 44 millones para superar todo lo de 2010", reflexionó.

A la vez señaló que las exportaciones bolivianas alcanzaron a 6.713 millones de dólares, lo que representa un incremento de 25% con relación al mismo periodo de 2010, que fue de 5.080 millones de dólares.

En el caso de los carburantes, Rojo señaló que "la importación de ‘combustibles y lubricantes’ a septiembre significó un récord histórico: 786 millones de dólares, frente a 615 millones en toda la gestión 2010. Hasta septiembre, la compra de diésel llegó a 540 millones, frente a 415 de todo 2010. La importación de gasolina suma ya 172 millones de dólares a septiembre, frente a 140 millones de todo 2010. Pero, ahora también importamos Gas Licuado de Petróleo (GLP) por 37 millones de dólares, cuando antes no lo hacíamos".

Los datos fueron proporcionados con base en información oficial del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Sobre las exportaciones, afirmó que su crecimiento es derivado de los altos precios de las materias primas, factor que acrecienta la dependencia de Bolivia de la venta de recursos extractivos y no renovables. Rojo indicó que las exportaciones de los productos tradicionales marcaron récord en los primeros nueve meses del año y, en contraposición, las ventas de los no tradicionales cayeron en alrededor de 6% en valor.

Proyección para la exportación

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior avizora además que las exportaciones totales puedan superar los 8 millones de dólares hasta fin de año, mientras que las importaciones superarán los 7.000 millones de dólares. “Lo peor es que ha crecido la internación de alimentos al país que bordean los 500 millones de dólares en nueve meses y no se descarta que se sobrepasará los 600 millones hasta diciembre”, manifestó el titular del IBCE, Wilfredo Rojo.

Gobierno garantiza producción

El viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Víctor Hugo Vásquez, reiteró ayer que está garantizada la producción y abastecimiento de alimentos a precios racionales en el país.

"Reiteramos que la alimentación está garantizada, por tanto no habrá ningún incremento de precios, y queremos que los medios de comunicación nos apoyen para difundir y decirle a la población que no va a faltar alimentos", dijo la autoridad.

Explicó que la banda de precios de la soya está controlada, así como la producción de maíz, y el arancel cero para la importación de productos veterinarios está garantizado hasta fin de año. Además, indicó que en coordinación con los movimientos sociales, se buscan alternativas para incentivar la producción de pollo criollo para la ciudadanía.

Combustibles y alimentos encabezan importaciones

Comercio. Las exportaciones a punto de batir récord y las compras en el exterior en los primeros nueve meses de 2011 ya lo hicieron. Los expertos lanzan una voz de alerta.

image Henrry Ugarte A.  El Deber

Las exportaciones bolivianas están a punto de marcar un nuevo récord, mientras que las importaciones realizadas hasta el 30 de septiembre de 2011 ya superan todo lo importado el 2010. Los combustibles y alimentos destacan entre los productos de mayor internación.

Un informe del tercer trimestre del año presentado ayer por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) detalla que la importación de diésel, gasolina y Gas Licuado de Petróleo (GLP), así como los alimentos y bebidas, incluido el maíz, superaron el récord histórico al registrar $us 5.416 millones, el mayor pico importador registrado en todo el 2010, cuando sumaron $us 5.387 millones.

Según el presidente del IBCE, Wilfredo Rojo, la importación de combustibles y lubricantes significó un récord histórico: $us 786 millones, frente a $us 615 millones en toda la gestión 2010. Hasta septiembre la compra de diésel llegó a $us 540 millones, frente a $us 415 millones de todo el 2010. La importación de gasolina suma ya $us 172 millones, frente a $us 140 millones de todo el 2010. La importación de GLP registró $us 37 millones.

En cuanto a las exportaciones, el IBCE reporta que entre enero y septiembre llegaron a $us 6.713 millones, restando solo $us 239 millones para superar lo exportado en 2010.

El presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), Ramiro Monje, considera relativas las cifras de las exportaciones porque si bien se ha crecido en montos económicos no se puede decir lo mismo de los volúmenes, que más bien han disminuido.

Respecto a las importaciones, Monje las considera contraproducentes, sobre todo para el sector productivo, que tuvo que aceptar la internación de 80.000 toneladas de maíz y las restricciones a la exportación de azúcar. En ambos casos, se ha puesto en peligro la producción del año que viene. 

Para el Gobierno, el crecimiento en la importación de alimentos se debe a la crisis de producción que hubo entre los años 2007 y 2010, debido a los fenómenos climáticos y el contrabando.

Sin embargo, según el viceministro de Desarrollo Productivo, Víctor Hugo Vásquez, el país avanza hacia la recuperación y en breve se verán nuevas cifras sobre producción y exportación de maíz y azúcar.

El experto en comercio exterior, Julio Alvarado, considera que el hecho de que las importaciones se hayan disparado es el reflejo de la política económica errada del Gobierno, porque fomenta las adquisiciones externas en desmedro de la producción nacional. 

“Solo por citar un ejemplo, la medida de nacionalizar los vehículos que ingresaron de contrabando, es fomentar lo ilegal e incrementar la subvención de combustibles y lubricantes”, reflexionó.

El economista Hernán Zeballos cree que la lógica de incrementar la exportación de combustible se da porque el país no ha invertido en exploración y producción de líquidos, y encima tiene que aumentar la subvención de un gran número de vehículos que entraron ilegalmente al país.

La tendencia importadora es peligrosa

Armando Méndez / Ex Pdte. del BCB

La presentación de este tipo de datos nos debe llevar a la preocupación, porque están indicando que las fuentes de importación se están acelerando demasiado y en economía hay un razonamiento básico que dice que es muy fácil subir la importación, pero difícil bajar.

Es posible que las importaciones se hayan incrementado por el boom de las exportaciones, sobre todo por el gas y los minerales, pero hay que tomar en cuenta que este tipo de exportaciones en cualquier momento pueden mermar porque los precios internacionales se pueden caer.

La tendencia de las importaciones no es la misma que las exportaciones, por lo tanto, en cualquier momento podría darse un déficit externo, es decir que la balanza comercial reporte cifras negativas.

Pero en el fondo lo que se ve es un problema muy serio. Esto tiene que ver con la subida de las importaciones de alimentos, de forma intensa y preocupante. Solo por citar un dato alarmante al mes de agosto de 2011 subieron hasta un 60%; frente a ello, la exportación de alimentos es menor.

No puede ser que Bolivia esté importando alimentos que fácilmente puede producir.

Ahora, hay que destacar que se haya importado insumos industriales y bienes de capital, eso es bienvenido porque  dinamiza la economía del país.