Liga propone crear su propia “B”

El proyecto, aprobado por unanimidad por los 12 clubes ligueros, fue enviado a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) para su consideración y apunta al “crecimiento del fútbol tanto profesional como amateur en el país, llevando a cabo importantes modificaciones”. Según la Liga —que con esta idea apunta a controlar las dos divisiones más importantes del fútbol nacional— en la Primera A, que sería la máxima división, jugarían 10 equipos, dos menos que en la actualidad; y en la Primera B serían ocho. Sugiere, asimismo, que la Simón Bolívar tenga 10 equipos, pero con el manejo de la ANF. De acuerdo con el proyecto, los 10 equipos de la Primera A jugarían en cada temporada dos torneos “todos contra todos”, premiando con tres plazas a la Copa Libertadores y tres a la Sudamericana.

La Primera B entre ocho equipos tendría como principal premio el ascenso a la Primera A, para el campeón, y un ascenso indirecto. Para la Simón Bolívar, la propuesta es que sea un torneo de clubes campeones de las asociaciones departamentales (nueve) más el campeón provincial, y sean 10 en total. El campeón ascendería a la Primera B y el subcampeón iría a un indirecto. No es todo. La Liga del Fútbol Profesional Boliviano también propone, en el marco de esta estructura deportiva, la disputa de la Copa Bolivia con los 18 equipos juntando las categorías Primera A y Primera B, bajo la modalidad de Play off (eliminación en cotejos de ida y vuelta jugando a mitad de semana), y que el campeón se clasifique a la Copa Sudamericana (Bolivia 4) de manera directa. El proyecto establece que dentro los 18 planteles profesionales “mínimamente” deban participar: a tres de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz; a dos equipos de Potosí, Sucre y Oruro; y a uno de Tarija y Beni.

Aunque no menciona a Pando, hay la intención de incorporar a ese departamento al ámbito profesional. “Como restricción es que ninguna ciudad puede tener más de cuatro representantes en las dos categorías”, agrega. Según los ligueros, en la actualidad se comercializan los derechos de televisación de dos campeonatos (Apertura y Clausura) por un monto de 1.200.000 dólares. A partir de este proyecto se venderían dos certámenes de Primera A, dos de Primera B, la Copa Bolivia y la Copa AeroSur. “Por ello es factible pedir por nuestros derechos la suma de $us 2.000.000. De esa manera, entre 10 se distribuirían $us 1.600.000, y entre ocho los restantes 400.000 dólares”.



Méndez sostuvo que el fútbol boliviano debe evolucionar, y que para ello, la Liga ya hizo una serie de cambios, como la creación del control antidopaje, el contrato único del jugador, el funcionamiento del TRD (Tribunal de Resolución de Disputas). “No es para vanagloriar, pero en todo este tiempo el gran volumen de cambios en el fútbol boliviano casi siempre partió del interior de la Liga. Ojalá seamos escuchados, entendidos y no recibamos respuestas duras como cuando algún miembro de la Liga hizo observaciones”, afirmó Méndez.

Recordó que todos los países sudamericanos cuentan con dos niveles de fútbol profesional, que en el caso de Argentina aún es impresionante, porque tiene cuatro, desde la Primera A hasta el ascenso, cada una de ellas con 20 equipos, de los cuales el universo para sacar jugadores de gran nivel competitivo es elevado, sin contar con los 5.000 futbolistas argentinos que juegan en el extranjero.

Fuente: ATB.

[vid url=http://cd1.eju.tv/videos4/E1111080704.mp4]