Límites: Oruro amenaza con paro indefinido

Tras bloqueo sin resultados.

Tras tres días de paro y bloqueo de vías sin que estas medidas de presión hayan logrado solucionar el conflicto de límites entre Oruro y Potosí, las entidades y organizaciones orureñas no descartaron un paro cívico indefinido a partir del próximo lunes para que el Gobierno impulse una negociación.

image Una de las calles de la ciudad de Oruro bloqueada, ayer. Foto Apg.



Anoche, tras una marcha de cierre de los tres días de paro que recorrió el centro de la ciudad de Oruro, las actividades se normalizaron en ese departamento, así como el tránsito vehicular por las carreteras de conexión interdepartamental.

Mientras tanto, en Potosí los dirigentes cívicos confirmaron para mañana la reunión del Consejo Consultivo donde determinarán las medidas de presión para exigir al Gobierno el cumplimiento del pliego regional de seis puntos, uno de los cuales está referido al conflicto de límites con Oruro.

Los potosinos tampoco descartaron un paro cívico a partir de la próxima semana. En respuesta a las presiones de los dos departamentos, las autoridades del Gobierno anticiparon que el presidente Evo Morales no irá ni a Oruro ni a Potosí para hablar sobe el tema de límites y que no era competencia del Ejecutivo resolver el conflicto, pues la solución pasaba por la negociación y el consenso entre los dos departamentos.

Al margen de estas medidas de presión, las representaciones de las entidades cívicas de Potosí y Oruro acordaron reunirse, aunque no se tiene la fecha, para hablar sobre el diferendo limítrofe que los tiene enfrentados y buscar soluciones. El encuentro será en Potosí y sugieren que el presidente Evo Morales, participe del mismo, como mediador.

El presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Celestino Condori, confirmó la realización del encuentro. “Vamos a esperarles, que ellos nos digan cuándo vienen, nosotros como anfitriones aguardaremos aquí”, dijo el dirigente con relación a la carta de invitación que recibieron del Comité Cívico de Oruro para sostener una reunión entre ambos departamentos.

En la reunión, cuya fecha tentativa sería la siguiente semana, junto a los dirigentes cívicos participarán también autoridades originarias de Coroma del departamento de Potosí y Quillacas, Salinas de Garci Mendoza, Pampa Aullagas del departamento de Oruro.

El Presidente de Comcipo subrayó que la solución definitiva emanará del Gobierno con la promulgación de una ley especial.

“Debemos estar conscientes de que entre ambos departamentos no vamos a llegar a una solución, no está en nuestras manos emitir una normativa legal ni promulgar una ley”, dijo.

Por su parte, Saavedra expresó su confianza en lo que puedan avanzar las representaciones cívicas, al lamentar la "indiferencia" del Gobierno que debiera ser el principal actor en la búsqueda de una solución a estos conflictos limítrofes.

“Si hoy no hay ningún acercamiento veremos con qué medidas más radicalizamos, hasta ser escuchados por el Gobierno. Oruro un año y medio ha peregrinado, pero el Gobierno no ha hecho nada”, dijo la dirigente.

Instan a sentarse a dialogar

El diputado Ángel Cortés (AS) considera que en el conflicto limítrofe que se generó entre los departamentos de Oruro y Potosí debe primar el diálogo para hallar soluciones coherentes a un tema delicado que afecta a la integridad del país.

“El problema entre Coroma y Quillacas nos tiene muy preocupados porque se deben encontrar acuerdos en los que no existan ganadores o perdedores, sino que se debe beneficiar al propio Estado a partir de los acuerdos que podamos tener los dos departamentos. Por sobre todo deben primar los intereses del Estado boliviano, y los intereses económicos, sociales y culturales, por encima de cualquier interés personal”, señaló.

Cortés dijo que lo más adecuado, por los conflictos actuales, es que los representantes del Estado y de las comunidades en disputa se sienten a la mesa del diálogo y de esa manera generar posibilidades de un reencuentro entre los dos departamentos y esperar a la conclusión de la Ley de Unidades Territoriales, que se prevé permitirá esclarecer de mejor manera este tema.

ALGUNOS DATOS

• El conflicto de límites entre Coroma, en Potosí, y Quillacas, en Oruro, tiene que ver con el dominio del cerro Pahua, yacimiento de piedra caliza, que se encuentra en la zona en litigio, que sería aprovechada para la producción de cemento por factorías financiadas y anunciadas por el Gobierno.

• En diferentes reuniones, las comisiones interinstitucionales de los dos departamentos, con la mediación del ahora ministro de la Presidencia, Carlos Romero, se reunieron y acordaron un procedimiento para encontrar una solución a este conflicto.

• En diferentes fechas, en dos reuniones en Cochabamba, se firmaron actas de pacificación por las cuales se comprometían ambas partes a no realizar ninguna innovación ni movimiento en la zona en conflicto, sin embargo en los últimos meses se acusaron mutuamente de avasallamientos.

Los Tiempos – 17/11/2011